Ampliar capacidad de red de salud para enfrentar el coronavirus, el reto de Cali y el Valle

Escuchar este artículo

Ampliar capacidad de red de salud para enfrentar el coronavirus, el reto de Cali y el Valle

Marzo 26, 2020 - 12:21 a. m. Por:
Redacción de El País

En la Clínica de Occidente habilitaron cuatro carpas para examinar los pacientes que tengan síntomas de afecciones respiratorias, teniendo en cuenta que en las últimas semanas se incrementó en más del 50 % las personas que llegan a esta casa de salud con algún problema respiratorio.

José Luis Guzmán/ El País

Ante el aumento en el número de casos confirmados de Covid-19 a nivel departamental, las autoridades de salud de Cali y el Valle del Cauca, al igual que varios hospitales y clínicas, activaron un plan de expansión de los servicios médicos para hacerle frente a la emergencia y procurar la atención de los pacientes.

En ese sentido, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, indicó que ya solicitó formalmente a las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud “que amplíen su portafolio de servicios, que tengan contención frente a lo que se avecina”.

Asimismo, el Mandatario señaló que la Alcaldía, a través de la Secretaría de Salud, tomará control de la clínica de la antigua EPS Saludcoop ubicada en el barrio Champagnat, en el sur de Cali, para ampliar la oferta de servicios de salud de la ciudad, que en condiciones normales ya tenía un déficit de camas.

Lea además: Gobernación comprará 400 respiradores artificiales para atender pacientes con coronavirus

Así las cosas, Miyerlandi Torres, titular de la cartera de Salud Municipal, indicó que ya se adelantó una visita a dicha clínica para hacer un inventario de la capacidad de la institución, así como de los implementos médicos que se requieren para dotar la clínica.

“Vamos a tener capacidad de alrededor de 30 camas de cuidados intensivos y 45 camas de hospitalización en el Sur. En la IPS de Saludcoop del Norte, que sería asumida por la Gobernación, tendríamos 100 camas de hospitalización y 50 de UCI en la IPS del Norte”, dijo Torres, quien señaló que en una semana será habilitado el servicio en la IPS Champagnat, que sería operada por la ESE Oriente.

De acuerdo con la funcionaria, hoy Cali cuenta con una capacidad instalada de 2600 camas de hospitalización, más 570 camas en las Unidades de Cuidados Intensivos; de estas últimas, 55 se encuentran en Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud del sector público.
Sin embargo, la Secretaria de Salud Municipal señala que del total de las camas que hay en la ciudad solo el 10 % se encuentran disponibles actualmente.


“Por eso necesitamos ampliar la capacidad. Ese es un trabajo que vamos a hacer con las Empresas Sociales del Estado, cada una va a tener una IPS exclusiva para la atención de estos casos y creo que con ese movimiento vamos a tener 300 camas para hospitalización de baja y mediana complejidad”, afirmó Torres.

Asimismo, ante la escasez de camas que hay en Cali, otra directriz que se dio a las clínicas y hospitales fue liberar algunas que estaban ocupadas por pacientes de baja complejidad, con el ánimo de que continúen sus tratamientos en casa y se libere espacio en los centros de salud para los eventuales casos de Covid-19 que se llegaren a reportar en las próximas semanas.

Panorama hospitalario 

Atendiendo el llamado del Ministerio de Salud para evacuar de las clínicas aquellos pacientes que sean de baja complejidad y que las casas de salud tengan capacidad de maniobra, la Fundación Clínica Valle del Lili actualmente cuenta con el 77 % de sus 523 camas con pacientes, cuando usualmente la ocupación oscila entre el 110% y 120 % de la capacidad.

De igual forma, esa casa de salud implementará a partir del próximo lunes, 30 de marzo, la atención a través de teleconsulta ambulatoria en los servicios de consulta externa para aquellos pacientes que lo requieran.

“A través de esta plataforma, el paciente puede agendar su cita con el especialista tratante y conectarse para la consulta a través de una videollamada, contando con el respaldo de la historia clínica de la atención recibida y las órdenes médicas y fórmulas derivadas, con todas las garantías de la seguridad clínica. 66 especialidades de consulta externa estarán habilitadas para atender a nuestros pacientes”, refirió la Clínica Valle del Lili, donde hay 523 camas, de las cuales 205 se encuentran en cuidados Intensivos e intermedios y 318 de hospitalización. También se están evaluando otros sitios de capacidad de expansión de servicios hospitalarios.

Entre tanto, en el Hospital Universitario del Valle, HUV, se habilitó un espacio exclusivo de aislamiento y atención para aquellas personas que sean diagnosticadas con Covid-19, de forma que se limite el contagio para demás usuarios de esta casa de salud.

“Estamos prestos desde el punto de vista de Cuidados Intensivos a atender los pacientes que puedan llegar. Ojalá sean muy pocos, porque el déficit de camas es a nivel nacional, pero estamos preparados para afrontar los pacientes que se puedan presentar”, dijo el director del Hospital Universitario del Valle, Irne Torres, quien aclaró que a dichas instalaciones aún no han arribado pacientes con esta enfermedad.
Asimismo, en la Clínica de Occidente se habilitaron cuatro carpas de gran tamaño para examinar los pacientes que tengan síntomas de afecciones respiratorias, teniendo en cuenta que en las últimas dos semanas se ha incrementado en más del 50 % las personas que llegan a esta casa de salud con algún problema de ese tipo.

“Decidimos sacar los pacientes sintomáticos de la clínica para atender, en la primera carpa, con el triage para clasificar los pacientes y determinar si sus síntomas respiratorios sí pueden tener un nexo epidemiológico para catalogarlos como Covid-19. Luego del triage pasarían a consulta general en la segunda carpa, donde se decide si el paciente se queda o se va para su casa bajo aislamiento preventivo. En la tercera carpa, que es de transición, tomamos las muestras de los pacientes mientras se define su ingreso u hospitalización; mientras que en la cuarta carpa se deja al paciente en observación mientras se determina si va a hospitalización o a la Unidad de Cuidados Intensivos”, dijo la directora Médica de la Clínica de Occidente, Piedad González, quien señaló que solo en la tercera y cuarta carpa hay capacidad para 16 pacientes (8 en cada una), quienes serían atendidos de manera transitoria.

De otra parte, la secretaria de Salud del Valle del Cauca, María Cristina Lesmes, indicó que con la habilitación de clínicas que estaban cerradas y que “están regularmente dotadas las vamos a poder poner en funcionamiento, lo que nos daría aproximadamente 500 camas nuevas”.
De acuerdo con el viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Alexánder Moscoso, en Colombia hay más de 10.000 camas entre cuidados intensivos e intermedios, las cuales serían destinadas para los adultos mayores, que son la población más vulnerable al contagio del coronavirus. No obstante, hay más de 60.000 camas para los demás grupos sociales del país.

“Nuestro propósito principal es convertir hoy las unidades de cuidado intermedio en unidades de cuidado intensivo, estamos evaluando qué parte de la infraestructura hospitalaria de camas se puede realizar ese ajuste. Además, queremos que el 30 % de los casos hospitalarios se maneje en casa”, dijo Moscoso.

Habilitarían camas en hoteles y centros de eventos

Previendo que el número de casos confirmados de Covid-19 que se puedan presentar en Cali excedan la capacidad hospitalaria, las autoridades de salud indicaron que se podrían habilitar sitios adicionales para atender pacientes.

Hasta el momento, comentó la Secretaria de Salud Municipal, se han visitado cinco hoteles que podrían disponerse para la atención de pacientes. En total, estos hoteles podrían aportar 300 camas.

“Las habitaciones de los hoteles servirían como hogar de paso para aquellas personas que son sintomáticas respiratorias pero no se pueden quedar en sus viviendas o lugares de residencia, por condiciones de hacinamiento. Un ejemplo de este caso son los adultos mayores que estén en un ancianato, que tengan sospecha de Covid-19 y no requieran hospitalización; entonces ellos se podrían llevar a un hotel para evitar que contagien a los demás abuelitos. Esto sería costosísimo, pero lo más importante es tener las camas”, afirmó Miyerlandi Torres.

De acuerdo con la funcionaria, el uso de las camas de los hoteles también podría emplearse, eventualmente, para quienes se encuentren en las estaciones de Policía bajo hacinamiento.

Torres agregó que también se están evaluando algunos escenarios deportivos donde se podrían ubicar camas para pacientes.
Por otro lado, Lesmes indicó que el Centro de Eventos Valle del Pacífico ofreció la estructura para ubicar una extensión de camas, en caso de ser requerido.

Piden más ayuda

La Secretaría de Salud de Cali hizo un llamado a las seis escuelas de salud de la ciudad para que sumen voluntarios a las labores de atención de pacientes de Covid-19.

Según explicó la titular de la cartera, Miyerlandi Torres, esta semana se consolidará un listado de este personal, que no tendría remuneración.
El decano de la facultad de Salud de Univalle, Jesús Alberto Hernández, señaló que actualmente hay 370 de sus estudiantes, entre internos y residentes trabajando en el HUV y otros sitios de práctica.

“Ahora capacitaremos al personal de salud como estudiantes de último año y médicos que no estén haciendo el año rural para que tengan herramientas para hacerle frente a lo que se viene”, dijo Hernández.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS