Escuchar este artículo

Alcaldía pide autorización para retirar tapetes y toma de temperatura en comercio de Cali

Febrero 25, 2021 - 08:45 a. m. 2021-02-25 Por:
Redacción de El País
coronavirus cali

En las puertas de acceso a los centros comerciales, al usuario se le tomaba la temperatura y se instalaron tapetes para desinfectar el calzado, que ya no son obligatorios.

Especial para El País

La Secretaría de Salud de Cali solicitó al Ministerio de Salud autorización para actualizar el protocolo de bioseguridad establecido en establecimientos comerciales de la ciudad para evitar contagios de covid-19 durante la reactivación económica.

De ser aceptada, se retirarán de las entradas los tapetes para desinfectar zapatos y ya no se tomaría la temperatura, pero mantendrán el lavado de manos al ingreso, el uso de tapabocas obligatorio, el distanciamiento físico y los controles del aforo.

Miyerlandi Torres, encargada del despacho, indicó que estas peticiones se dan luego de las diferentes mesas de trabajo adelantadas para incentivar la reactivación económica tras la pandemia y las consideró "razonables".

Asegura que está demostrado que no inciden en el control de la transmisión del covid-19.

Lea además: Arranca vacunación de adultos mayores en Cali y el Valle

Aunque la funcionaria detalló que los indicadores de la emergencia sanitaria ahora presentan mejor comportamiento frente a lo registrado en el segundo pico que atravesó la ciudad, el riesgo de transmisión de la enfermedad continúa latente y en promedio hay 400 reportes diarios.

También señaló que entre los gremios de taxistas y conductores de plataformas como Uber, Cabify y otras; los tenderos y el sector informal de la economía se detectó una alta exposición al virus y un número importante de contagios. 

"Con el gremio formal hemos visto que existe adherencia a los protocolos, pero en estas ocupaciones, que tienen alto contacto con público, el nivel de transmisión y desarrollar el covid-19 es muy alto, si se compara con otra población económicamente activa", explicó.

Además, manifestó que tenderos y taxistas tienen una población significativa mayor de 60 años  que sigue generando ingresos. "Para ellos el riesgo aumenta por su edad y por el contacto con público".

El despacho adelantaría tamizajes entre los empleados financiadas con recursos de las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL), promoción de la bioseguridad (con capacitaciones), actualización de protocolos, (cuyo proceso avanza con la petición de autorización de cambios para la ciudad), la estimulación del teletrabajo para personas mayores de 50 años o con comorbilidades y la estrategia de multiplicadores del mensaje de autocuidado (líderes anticovid).

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS