Cali ahora es sede de importantes avances en trasplantes de órganos

Cali ahora es sede de importantes avances en trasplantes de órganos

Octubre 14, 2018 - 08:35 a.m. Por:
Lina Torres Madriñán / Especial para El País
Trasplantes

La Ley 1805 del año 2016 establece que todos los colombianos son aptos para ser donantes de órganos y tejidos, a menos que el paciente en vida informe sobre la decisión de no hacerlo.

Especial para El País

A nivel mundial se han registrado cientos de casos exitosos de trasplante de órganos. Uno de ellos, se realizó en 2016, en el Hospital Baylor University, en Dallas, Estados Unidos, donde una mujer logró recibir un trasplante de útero de una donante viva. A raíz de esto, en el 2017, la paciente pudo dar a luz.

En este tema Cali no se ha quedado atrás. En instituciones como la Fundación Valle del Lili, el Centro Médico Imbanaco y el Hospital Universitario del Valle se han llevado a cabo procedimientos de trasplantes con resultados favorables. 

En la Fundación Valle del Lili Hospital Universitario, líder en trasplantes y donantes de órganos en el suroccidente colombiano desde 1994, se practican de cuatro a cinco trasplantes en el mes con el programa de donante vivo, que consiste en que el donante adulto da una parte de su hígado a un menor, tal como ocurrió en días pasados en un caso de un niño con problemas en las vías biliares.

“El menor presentaba una condición patológica denominada atresia de vías biliares, esto hace que el hígado se dañe, se ponga cirrótico y desarrolla complicaciones como infecciones o sangrado digestivo, esto obligó a realizar el trasplante. En este caso el donante fue su papá y el niño ha avanzado favorablemente”, señaló Jorge Villegas, cirujano de trasplante de órganos abdominales de la entidad y docente de la Universidad Icesi. 

Este programa, explicó Villegas, también involucra la donación de riñón y de hígado de donantes vivos entre adultos. “En esta última, la dificultad técnica es un poco mayor, porque hay que dejar suficiente tejido hepático tanto en el donante como en la persona que trasplantamos. Por otro lado, en cuanto al trasplante hepático, realizamos una práctica que se llama split, que es el hígado compartido proveniente de un donante cadavérico, es decir, una parte para un adulto enfermo y la otra para un paciente pediátrico”, comentó el cirujano.

Lea también: Terapia de nebulizaciones, una opción para respirar mejor

Además, enfatizó que estos procedimientos se realizan debido a la falta de cultura de donación que se vive en el país. “Todas estas acciones de utilizar donantes vivos se hacen con el fin de suplir, de alguna manera, la escasez de donantes cadavéricos, que marcan unas cifras extremadamente altas”, sostuvo Villegas. 

Por otra parte, se encuentra el trasplante pediátrico de médula ósea en gemelas que se realizó en el Centro Médico Imbanaco. “Este procedimiento se hizo hace dos años en unas niñas que padecían de una enfermedad genética, llamada anemia por células falciformes, que consiste en que los glóbulos rojos se rompen en la sangre y eso hace que se dañen órganos como el hígado, los riñones o los nervios”, explicó Óscar Ramírez, hematólogo-oncólogo del Centro Médico Imbanaco.

Según el profesional, el 30 % de niños con esta afección fallecen en los primeros 5 años de vida por infecciones, pero las gemelas, en ese entonces, de 6 años de edad, lograron sobrevivir y hoy tienen una vida normal, gracias a la técnica del trasplante con sangre de cordón umbilical. 

“Es una práctica diferente, que consiste en extraer la sangre del cordón umbilical, sangre que se obtiene de bancos especializados en su conservación, y esta contiene una gran cantidad de células madre, que son las encargadas de regenerar el órgano. Todo eso se hace luego de practicar quimioterapia y radioterapia”, manifestó Ramírez.

Además, el médico aseguró que “el procedimiento ahora se hace muy poco debido a que se ha avanzado en otros métodos de trasplante de médula ósea, como utilizar las células madre entre padre e hijo, que no se hacía antes por complicaciones infecciosas, ahora es posible”, señaló el especialista en trasplante de médula ósea. 

Y en el Hospital Universitario Evaristo García, se  ha practicado con éxito trasplante de córneas y piel en pacientes que han sufrido quemaduras de alta gravedad.

“Hace poco, tuvimos el caso de un joven de 16 años que presentó una quemadura por incendio en la parte derecha de su cuerpo. Por ello, se realizó un autotrasplante donde se tomó la piel del mismo paciente de otra área de su cuerpo y se implementó en su zona afectada. En estos casos, también se puede realizar un trasplante de piel por medio de un material que se realiza en laboratorio y hace que la piel vaya cubriendo la zona expuesta”, comentó Jefferson Ocoró, subgerente de servicios de salud del HUV.

También señaló que, “adicional a esto, tenemos otro tipo de trasplantes que son un poco más complejos, como la reconstrucción estética que se presentó en el caso de un paciente que sufrió un accidente automovilístico, en donde se desprendió toda su mano izquierda. Se le realizó microcirugía para reinsertar su mano y se le devolvió su funcionalidad”, expresó Ocoró. 

El profesional además explicó, que el Hospital Universitario ha establecido convenios a nivel nacional y local con bancos de córneas, debido a la alta demanda de pacientes que requieren este tipo de procedimiento. “En los últimos 5 años se han realizado más de 100 implantes, brindándoles a un gran número de personas la posibilidad de tener una visión normal”, resaltó el magíster en administración en salud

Lea también: Cuatro claves para disminuir enfermedades cardiovasculares

Avances y proyectos en trasplantes

El Hospital Universitario del Valle y la Fundación Valle del Lili han apostado por mejorar sus programas y servicios, presentando avances en investigación y tecnología para la práctica de trasplantes.

“En el HUV ya tenemos un programa de cirugía hepatobiliar con profesionales expertos en casos de enfermedades en vías biliares, páncreas e hígado. Además, ya se encuentran en espera un buen número de casos para trasplante de estos órganos sólidos y luego seguiremos en estudio con el tema renal”, explicó Jefferson Ocoró. 

Ocoró añadió que se ha presentado un nuevo proyecto que se espera culminar para el 2019, “que consiste en la nueva Unidad de Tejidos y Trasplantes, un área específica que contará con su propia Unidad de Cuidados Intensivos”.

Por otro lado, la Fundación Valle del Lili Hospital Universitario ha impulsado un programa para el trasplante de páncreas en pacientes con diabetes tipo 1.

“Este trasplante también se puede realizar en pacientes con diabetes tipo 2, pero con condiciones muy específicas. El desarrollo de esta investigación se está trabajando con la Universidad de Miami y el Instituto de Investigación de Miami (TRI)”, manifestó el cirujano Jorge Villegas. 

Otro de los avances en trasplante que ha desarrollado la Fundación Valle del Lili es el trasplante multivisceral que consiste en trasplantar al tiempo, hígado, intestino y páncreas en el paciente, explica Villegas. “Además de trasplantar estos órganos también se ha hecho junto con el riñón, porque son pacientes que han tenido un daño múltiple en sus órganos por condiciones inmunológicas.

Larga espera por donantes de órganos

Según el Instituto Nacional de Salud (INS), en el primer semestre de 2018 en Colombia están 2585 personas en espera para un trasplante y 883 colombianos manifestaron oposición a donar.
Los órganos que más se solicitan son el intestino, riñón, hígado, corazón y páncreas.

El cirujano de trasplante de órganos Jorge Villegas comentó que en países europeos, por ejemplo, se presentan alrededor de 40 donantes por un millón de habitantes; en Estados Unidos, 28; en Canadá, 30, y nosotros estamos alrededor de 6 por millón de habitantes. Esto demuestra que todavía hay demasiados mitos, falta de información, culturización y educación con respecto a la donación. Por ello, seguimos teniendo muchas negativas familiares que hace que haya una escasez muy grande de órganos”, manifestó.

Por otra parte Jefferson Ocoró, del HUV, resaltó que es importante recordarle a la población la importancia de tomar la decisión de donar órganos por la alta demanda de pacientes que lo requieren y que se encuentran atravesando por enfermedades de alta complejidad.
“Hay que entender que aquello que no donemos se va a deteriorar y quedará inservible, ese es el destino que tiene cualquier órgano, pero aquello que donemos, permite salvarle la vida a otro y salvarla significa mejorar la calidad de vida de muchas otras personas de su entorno”, señaló Ocoró

La Ceremonia de la Luz en la Fundación Valle del Lili

El 25 de octubre, a las 5:00 p.m, se realizará la ‘Ceremonia de la luz del donante’, en el auditorio principal Carlos Ardila Lülle, de la Fundación Valle del Lili, con el objetivo de homenajear y enaltecer la decisión de las personas que han sido donantes de órganos y tejidos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad