Motos eléctricas: los beneficios que van más allá del 'boom' del momento

Motos eléctricas: los beneficios que van más allá del 'boom' del momento

Abril 16, 2019 - 10:37 a.m. Por:
Álvaro Mejía G. Especial para El País
Motos eléctricas

El escaso valor del tanqueo de electricidad compensa en pocos años lo que se paga por estas eléctricas de dos ruedas.

Foto: Especial para El País

La era eléctrica de los vehículos, que de acuerdo con los expertos irá hasta el año 2025 cuando se iniciará la de los autos autónomos, también movidos por electricidad, se vive con la misma intensidad, tanto en la industria de los autos como en la de motocicletas, que ahora ofrece una gran variedad de modelos movidos por motores 100% eléctricos.

Este tipo de vehículos de dos ruedas impulsados eléctricamente resultan ideales para los millones de compradores deseosos de movilizarse de forma económica, sin contaminar el medio ambiente, como lo hacen las de motor a gasolina, y disfrutando de otros grandes beneficios derivados de esta moderna tecnología.

Antes de seguir detallando las enormes ventajas de las motos eléctricas es preciso recordar que estas son casi tan antiguas como las de motor a combustión y así lo demuestran los bocetos de una moto eléctrica diseñada en 1860, que se convirtió en realidad más de medio siglo después (1911) con la aparición de la primera motocicleta eléctrica conocida.

No obstante, y al igual que ocurrió con los carros eléctricos, el desarrollo e implementación de las motocicletas propulsadas por electricidad se tardó por las conocidas razones de costo de construcción, autonomía de recorrido y tiempo de recarga de las baterías.

Afortunadamente, estos difíciles escollos que demoraron la llegada de los vehículos eléctricos fue superado con creces por la industria, gracias al crecimiento del mercado de este tipo de vehículos, que ha permitido reducir los costos de fabricación por simple aumento de producción.

Algo parecido ocurre con las baterías, que ahora duran el doble, cuestan la mitad o menos de lo que valían hace tres años, ofrecen rangos de recorrido similares o superiores a los que brinda el tanque de combustible de una moto a gasolina y se recargan en tiempos impensables cinco años atrás.

Por simple ley de oferta y demanda el valor de construcción de las motos eléctricas se irá reduciendo en proporción al crecimiento del mercado y por lo visto, hasta hoy esa brecha se cerrará más pronto de lo esperado.

Hablando de la tecnología que mueve a las motos eléctricas hay que decir que es la misma de los coches movidos por electricidad. Se impulsan por un motor alimentado por baterías, generalmente de ion de litio, recargables mediante un enchufe casero o un poste de recarga pública.

Dado que comparten iguales conceptos de ingeniería, una moto eléctrica ofrece las mismas ventajas que un automóvil impulsado por uno o varios motores eléctricos. Entre ellos, el bajo costo de operación, que puede ser hasta 90% inferior al de una moto a gasolina. Esto debido al escaso valor del ‘tanqueo’ de electricidad, que compensa en pocos años el mayor valor de adquisición de las motos eléctricas, que cada día se acerca más al de las movidas por gasolina.

Otra ventaja a resaltar es la alta confiabilidad mecánica derivada de los pocos elementos motrices. Esta condición permite comparar a una moto eléctrica con una licuadora doméstica a la que solo hay que cambiarle un buje en sus largos años de servicio.

Otras ventajas

A esto hay que sumarle los siguientes atributos propios de las motocicletas impulsadas por electricidad:

  • No producen ningún tipo de gas contaminante.
  • No generan contaminación auditiva.
  • No tienen restricción de circulación en la mayoría de ciudades de Colombia.
  • Se pueden utilizar en interiores sin contaminar.
  • No se requieren viajes a la gasolinera, ya que las baterías se pueden recargar en casa.
  •  Se eliminan la gran mayoría de las costosas tareas de mantenimiento, como son la revisión o cambio de cadena, sincronización, medición y adición de líquido refrigerante y cambio de aceite, entre otras.
  • Entregan el máximo torque (fuerza en la rueda trasera) de manera instantánea y no paulatina, como en las motos a gasolina. Esto se aprecia al arrancar en una pendiente pronunciada y en el momento de un sobrepaso, entre otras situaciones.
  • Menor estrés de conducción derivado de la ausencia de ruido



El récord de velocidad para una moto eléctrica fue impuesto en el 2011 por la superbike de Lightning Motorcycles, que alcanzó 350 kms/hora en el lago seco de sal de Bonneville, Estados Unidos.

Pueden interesarle estos consejos para ahorrar combustible, vea el video:
Gasolina

Conocer la ruta del destino, preparar bien un viaje, evitar las horas y pico y manipular el aire acondicionado, son algunos de los trucos a la hora de ahorrar gasolina. Conozca cómo ponerlos en marcha.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad