Video: Eduardo, el niño que busca a un cirujano para sanar las heridas que le dejó un incendio

Video: Eduardo, el niño que busca a un cirujano para sanar las heridas que le dejó un incendio

Febrero 20, 2019 - 11:21 p.m. Por:
Redacción de El País
Video: Eduardo, el niño que busca a un cirujano para sanar las heridas que le dejó un incendio

Eduardo Botero, 8 años, se quemó en un incendio. Requiere la ayuda de cirujanos del Valle para continuar con los tratamientos.

Oswaldo Páez / El País

Eduardo Botero Martínez tal vez sea, de grande, un gran pintor. Ahora, por ejemplo, está en su cuarto dibujando un paisaje para la periodista que lo graba en video. Aunque quizá también sea reportero. Cuando la periodista lo entrevista, Eduardo se desenvuelve ante la cámara con la soltura de un presentador.

Hacer videos de hechoes parte de su vida cotidiana, y eso que apenas tiene 8 años. Ante el celular de su padre, León Darío Botero, Eduardo envía saludos a quienes lo han apoyado, cuenta cuáles serán sus próximas cirugías, narra su historia.

Hace dos años, el 19 de noviembre de 2016, se quemó durante un incendio ocurrido en el municipio donde nació: Florida, Valle del Cauca.

Era sábado. En la tarde el plan de la familia era ir a pescar. En la mañana Eduardo decidió ir al taller de motos de su papá. A eso del mediodía su padre debió salir a dejar unos almuerzos. Era una vuelta que le tomaba, por mucho, entre 10 y 20 minutos. Eduardo se quedó con su hermano mayor.

Video: Eduardo, el niño que busca a un cirujano para sanar las heridas que le dejó un incendio

Eduardo cursa segundo de primaria en Florida. Pese a las quemaduras, en la familia han procurado que mantenga su independencia.

Valentina Echeverry y Laura Durán /Videógrafa

En ese momento entró un ayudante del taller y no se sabe muy bien qué pasó después. El ayudante manipuló algún motor, algo hizo chispa cerca de un tarro de gasolina, el ayudante lanzó el tarro hacia atrás, y Eduardo y su hermano estaban allí, abrazados en medio del fuego.

Eduardo resultó quemado en casi el 60% de su cuerpo. Durante 45 días permaneció en coma; 8 meses más estuvo hospitalizado.

Lea también: Los héroes de La Castilla: la historia de quienes lucharon contra el voraz incendio

León Darío Botero, su padre, comenzó a vender lo que quedó del taller de motos para costear los tratamientos. Lo último que le quedó fue una caja de herramientas. Con la caja recorre Florida y municipios cercanos arreglando las motocicletas que le encargan.

El dinero que alcanzó a recaudar con la venta del taller, sin embargo, no fue suficiente para costear las intervenciones médicas que Eduardo requería. Entonces a León Darío se le ocurrió tocar puertas virtuales en días en los que la atención está puesta en las pantallas.

Si usted quiere apoyar a Eduardo puede comunicarse con el teléfono 3194418561.

Conoció a Piroberta y Los siameses, humoristas de Sábados Felices, y les pidió que hicieran un video junto al niño. En el video Eduardo explicaba su situación. En poco tiempo se hizo viral.

Las imágenes llegaron a la Fundación del Quemado, en Bogotá. A León Darío le pidieron las fotos del niño, los datos de lo sucedido, el diagnóstico. Le dijeron que esperara. Dos meses después sin recibir respuesta, decidió irse por su cuenta para Bogotá. Cuando llegó a la Fundación, una especialista vio las heridas de Eduardo y ordenó que lo recibieran inmediatamente.

– Hay que operar al niño ya – dijo.

A Eduardo le han practicado más de 50 cirugías, varias de ellas en la Fundación del Quemado. Pero aún requiere otros tratamientos para quitar el tejido muerto. A veces, cuando se estira de brazos, se le tensiona tanto la piel del tórax, que le duele. También requiere cirugías estéticas en su rostro.

León Darío, entonces, sigue tocando puertas virtuales. En Instagram ha publicado videos con Jessi Uribe – el día que Jessi visitó Candelaria – con ‘el Charrito’ Negro, con Darío Gómez próximamente, entre otros cantantes de música popular.

El anhelo con los videos es que, entre los miles de seguidores de los artistas, hayan cirujanos que le puedan donar al niño las cirugías que le hacen falta. La familia, que vive en una pequeña casa del barrio La Cabaña de Florida, no tiene cómo costear aquello.

"Al principio fue difícil el recibimiento de los compañeros de Eduardo en el colegio. Pero yo ingresé a las clases y les expliqué a los niños lo que había pasado y ellos fueron entendiendo”.
- León Darío Botero

Por lo pronto León Darío y Maritza Martinez – la madre de Eduardo – recorren Florida y otros municipios haciendo rifas de tablets y celulares que les han donado, para reunir algunos recursos. Próximamente – es posible, si no sale demasiado costoso – harán un bingo. También una lechona.

En total requieren $4 millones para costear la estadía en Bogotá el próximo mes de abril, cuando Eduardo tiene programada otra cirugía.
– Pero esperamos que en Cali podamos contar con un cirujano para continuar con el tratamiento, así los costos serían menores– dice León.
Eduardo sigue en busca de un cirujano que, por ejemplo, le reconstruya sus orejas afectadas en el incendio.

– Yo no voy a descansar hasta reconstruir completamente el rostro de mi hijo – interviene su padre en la sala de su casa, mientras se apresta a salir para arreglar una moto.

Eduardo, por su parte, le entrega el dibujo a la reportera que enseguida lo graba para contar su historia en el video. Después se va para el colegio, montado en el carro de este diario, sonriendo porque el viento le da con fuerza en la cara. Eduardo, pese a todo, es un niño feliz.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad