Industria de Licores del Valle: ¿Superó la ILV el 'trago amargo' por el desplome de ventas en 2017?

¿Superó la Licorera del Valle el 'trago amargo' por el desplome de ventas en 2017?

Febrero 12, 2019 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Industria de Licores del Valle Licorera

La Industria de Licores del Valle, dentro de su plan de expansión, busca llevar el Aguardiente Blanco y el Ron Marqués a otros departamentos, lo mismo que reforzar sus exportaciones a España y los Estados Unidos.

Archivo de El País

La Industria de Licores del Valle, ILV, logró el año pasado superar el ‘trago amargo’ que le causó el duro desplome de sus ventas en 2017 que puso en ascuas su futuro comercial y financiero.

Para el 2019 las expectativas son altas en el marco de un plan estratégico que la empresa empezó a desarrollar junto a la firma Disblanco, su nuevo comercializador.

La meta es superar las 8,13 millones de botellas de aguardiente Blanco y Ron Marqués vendidas durante el año pasado, lo que significó el inicio de la recuperación económica de la empresa, afirmó el gerente de la ILV, José Moreno Barco. La proyección es crecer las ventas entre 5% y 10% en lo regional.

En solo el mercado vallecaucano se vendieron 7,49 millones de botellas de 750 c.c. a la vez que se exportaron 231.221, lo que significó un aumento del 24% en este último rubro durante el 2018, dice el reporte.

Cabe recordar que la empresa enfrentó en el 2017 una de sus peores crisis cuando las ventas apenas alcanzaron las 5 millones de botellas, resultado de una estrategia equivocada de su anterior comercializador, cuyo contrato fue revertido, tras varios alegatos jurídicos.

Más ingresos

En el 2018, como fruto de los primeros pasos hacia la recuperación, la ILV arrojó ingresos por $152.000 millones, de los cuales $83.000 millones se transfirieron al departamento. Para el 2019 la idea es trasferir recursos por $90.000 millones, apuntó Moreno Barco.

Otra señal de la oxigenación financiera, anotó por su parte el gerente de ventas y mercadeo de la empresa, Freddy Erazo, es que se lograron utilidades por $17.000 millones, superando las pérdidas de $475 millones en 2017.

Asimismo, de un patrimonio negativo de $30.000 millones al cierre del 2018 este fue de -$11.000 millones, lo que arrojó una recuperación del 50%, subrayó.

Lea además: De norte a sur, así quedaría distribuido Cali cuando pase a Distrito Especial

Recuperación de clientes

El plan estratégico, según informó Erazo, permitió recuperar 2500 clientes en todos los canales de distribución antes y durante la Feria de Cali, donde “el Aguardiente Blanco fue la bebida líder, más el patrocinio de importantes eventos”.

Esa recuperación se dio especialmente en las grandes superficies, lo mismo que en estancos y diferentes establecimientos comerciales de Cali y la región donde se logró la codificación de los productos. Ese trabajo de expansión de negocios se desarrollará a lo largo del 2019.

“Recuperamos espacios en las góndolas de los almacenes, en especial para el ron donde había desaparecido”, dijo. Próximamente el ron estará en otros departamentos, anotó Erazo.

Con base en esa reactivación, la idea es que si las condiciones se dan, al cabo de 5 años se puede alcanzar una cifra cercana a las 12 millones de botellas para mejorar su competitividad frente a otras empresas licoreras del país, anotó el Gerente.

Buscando más mercados

El 2019 marcará la ruta de lo que el gerente de la licorera, José Moreno, denomina “la toma del Valle del Cauca”.

Esa toma pretende llegar con el Aguardiente Blanco y el Ron Marqués a más municipios del departamento, y en especial durante sus eventos y festividades patronales.

De manera simultánea, el plan estratégico apunta a mejorar las exportaciones hacia España, lo mismo que a Estados Unidos, Panamá y Ecuador. En Bolivia, el ron está logrando especial aceptación, indicó el gerente de mercadeo, Freddy Erazo.

Igualmente, la ILV adelanta negociaciones con Perú para exportar el aguardiente y el ron hacia el mercado del istmo. También se explora la posibilidad de vender en Chile.

“El objetivo es duplicar las ventas al exterior este año”, recalcó el funcionario.

El presupuesto de la ILV del 2019 es de alrededor de $18.000 millones y serán orientados a publicidad y mercadeo, lo mismo que a administración y proyectos de inversión.

Estas proyecciones buscan superar el estancamiento comercial que tuvo la empresa durante los últimos cinco años en los que el mercado nacional del aguardiente se viene contrayendo en cerca de un 10%.

Si las condiciones del mercado siguen mejorando, la empresa proyecta aumentar sus ventas a 12 millones de botellas dentro de cinco años en la región y el país.

Lea además: De norte a sur, así quedaría distribuido Cali cuando pase a Distrito Especial

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad