"No vemos una solución militar viable para Venezuela": embajada de la UE en Colombia

"No vemos una solución militar viable para Venezuela": embajada de la UE en Colombia

Septiembre 30, 2018 - 03:46 p.m. Por:
Redacción de El País
Patricia Llombart, embajadora de la UE para Colombia

Patricia Llombart, embajadora de la Unión Europea en Colombia.

Foto: Giancarlo Manzano / El País

Bien podría decirse que la Unión Europea, UE, se ‘tomó’ el Valle del Cauca durante dos días porque por primera vez nos visitó la delegación más grande de ese continente. A Cali y a Buenaventura llegaron representantes de las 17 embajadas acreditadas en Colombia.

Sin duda alguna, eso refleja el interés de los países europeos por estrechar los lazos comerciales con el Valle del Cauca, pero también de analizar las oportunidades de inversión en el corto y mediano plazos.

En cabeza de la delegación estuvo la embajadora de la Unión Europea, UE, en Colombia, Patricia Llombart, quien expresó su complacencia por conocer la capital del Valle y el principal puerto sobre el Pacífico.

En medio de la agenda que cumplió en Cali y en Buenaventura, destinó unos minutos para dialogar con El País y hablar no solo del presente y futuro de los temas económicos y comerciales, sino también sobre lo que está ocurriendo en nuestro país con la implementación del proceso de paz y el aumento de los cultivos ilícitos, así como de las amenazas de una eventual intervención militar en Venezuela.

Lea además: Embajadores de la UE piden estimular inversión social en Buenaventura

¿Cuál es su percepción de la crisis que vive Venezuela?

La verdad es que es una realidad muy complicada. La Unión Europea ha estado siguiendo con preocupación los desarrollos de los últimos años, pero continúa comprometida en la búsqueda de soluciones y abogamos por alternativas políticas, negociadas y democráticas.

También hemos adoptado sanciones para congelar los activos de una serie de líderes venezolanos y estamos siguiendo el impacto que tiene en la región la salida de tantos colombianos que durante las dificultades que vivió el país por el conflicto se refugiaron en Venezuela y ahora están retornando.

Estamos trabajando en la zona de frontera para mirar opciones y alternativas de solución.

Hace poco se aprobó un paquete de ayuda económica de 35 millones de euros, ofrecemos asistencia sanitaria junto con la Cruz Roja a través de puestos de salud en la frontera y en algunas carreteras por los desplazamientos de los colombianos.

¿Cómo puede darse una solución en ese país?

Creemos que la solución está en Venezuela, tiene que venir desde dentro del país. Nosotros estamos comprometidos en dialogar con los países de la región para trabajar y buscar soluciones.

¿Ve una solución por la vía militar?

Desde la Unión Europea no vemos ni consideramos una solución por la vía militar. Lo que sí consideramos es que la salida a la crisis de esa nación está en el diálogo, en la negociación.

Algunos países pidieron a la Fiscalía que investigue las actuaciones del gobierno venezolano. ¿Está de acuerdo?

Sobre ese tema no tengo mucha información y por ello no me puedo pronunciar.

Hablemos sobre la implementación del proceso de paz en Colombia. ¿La UE es un aliado en el proceso, pero qué visión tiene de lo que está pasando ahora?

Seguimos siendo un aliado de Colombia en la implementación de ese proceso. Nunca nadie pensó que iba a ser fácil, pero vemos al Gobierno Nacional comprometido con la implementación de la paz.

El apoyo europeo va a continuar y tenemos un compromiso concreto a través de un fondo fiduciario de alrededor de 100 millones de euros con el cual hacemos tareas de desarrollo rural integral y de reincorporación, que son los dos elementos en los que la UE hace un acompañamiento.

Si bien los desafíos son importantes tenemos que seguir recorriendo este camino porque hay oportunidades.

El acuerdo ha contribuido a destacar la imagen del país a escala internacional. Colombia le ha mostrado al mundo que se pueden dejar atrás 50 años de una de las guerrillas más duras y eso es lo que vemos desde la Unión Europea.

Hay una justicia transcicional que se ha puesto en marcha y que es un gran modelo en estos momentos para otros procesos de paz en el mundo.

Sabemos que hay dificultades, desigualdades, pero existe un proceso de largo plazo, posiblemente intergeneracional. Yo creo que el regalo más bonito que esta generación pueda hacerle a la que viene detrás es que estudiará el conflicto en los libros.

La siembra de cultivos ilícitos ha aumentado considerablemente y en razón a ello se logró un acuerdo entre 130 países parta fortalecer la lucha contra el narcotráfico y todas sus expresiones, pero aquí la preocupación está en los cultivos. ¿Qué análisis hace de ello?

El Gobierno colombiano debe definir una política que permita una reducción de cultivos. Desde la Unión Europea hemos tenido alguna experiencia en algunos países y hemos hecho acompañamiento en desarrollos alternativos.

Como le digo, es un gran desafío, pero este Gobierno tiene que hacerle frente. Lo que vemos como solución es el tema de los desarrollos alternativos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que uno de los problemas de los cultivos ilícitos también está en la demanda.

No se puede atacar solo la producción, sino tener una visión más amplia e incluir el consumo, en ese sentido se debe hablar del principio de la corresponsabilidad.

Ese fue un tema que la Unión Europea discutió con los países de América Latina.

Desde luego no hay soluciones fáciles porque siempre que haya demanda está el riesgo de que la coca se erradique de un sitio, pero aparezca en otro.

Señora embajadora, hablemos ahora de la visita de la comisión a Cali y a Buenaventura. ¿Qué atrajo a los europeos?

Vinimos con mucha energía y entusiasmo porque asistimos las 17 embajadas que están acreditadas en Colombia, entre ellos los estados miembros de la Unión Europea y 10 embajadores.

Es la más grande visita que se ha hecho hasta ahora en la región y eso refleja un gran interés por el Valle del Cauca, no solo desde la parte comercial, sino de inversiones y de oportunidades hacia el futuro.

Podemos resumir la visita en tres aspectos. El primero es que nos conocieran, el segundo es estrechar las relaciones comerciales y en tercer lugar promover el Valle en Europa para que la región se conozca mejor y aproveche el dinamismo que tiene en su economía y en algunos de sus sectores clave.

¿En cuáles de ellos hay mayor interés de la UE?

La Unión Europea es la principal inversionista en Colombia. Ahora, en términos comerciales ocupamos el segundo puesto. Eso quiere decir que este país y en especial, esta región, es muy atractiva para los europeos.

Aquí hay alrededor de 25 empresas que están establecidas en el Valle del Cauca y generan más de dos mil empleos. Esas compañías también han desarrollado tecnologías.

Lo que vemos es un gran dinamismo en la exportación de productos agrícolas hacia la Unión Europea, entre ellos se destacan el azúcar, el café, el te, las especias y los frutos frescos.

Desde la firma del acuerdo comercial entre Colombia y la UE (en el 2013) las exportaciones han crecido 72%.

Eso también es importante para las empresas europeas, hay compañías como Bioteca, de Bélgica, que cuenta con una planta de biogas, y firmas españolas que están en el sector de servicios, o sea que hay una gran diversificación empresarial y existe un gran potencial en el Valle.

¿Qué expectativas hay en relación con la Alianza del Pacífico?

También hay un gran potencial allí, especialmente desde el puerto de Buenaventura, y con posibilidades de aumentar las relaciones con los países de la Alianza del Pacífico. Desde la Unión Europea vemos ese bloque con mucho interés.

Buenaventura es una puerta de salida hacia la Alianza, pero también es la puerta que mira al resto de Colombia. Hay mucho potencial y diría además que el tema de innovación está de manera transversal.

El Valle es el segundo departamento en exportaciones de bienes tecnológicos a la Unión Europea.

El componente agrícola está en crecimiento y muy diversificado, pero le quiero decir que hay productos que pueden ser novedosos, como las frutas. Las exportaciones agrícolas de Colombia desde el año 2013 hacia la Unión Europea han crecido 56%.

En el Valle crecen las exportaciones no minero-energéticas. Las mismas han aumentado 52%.

Como le digo, vemos que hay un gran potencial y eso es lo que vinimos a descubrir para saber dónde hay más oportunidades desde aspectos comercial y de inversiones.

¿O sea que el mensaje para los empresarios del Valle es que salgan a explorar más a Europa?

Sí, que piensen y miren más hacia allá. El futuro de nuestras relaciones va a estar en la agroindustria, pero que busquen más mercados porque las exportaciones del Valle están concentradas en cuatro o cinco países y Europa es mucho más.

Lea además: Embajadores de la UE piden estimular inversión social en Buenaventura

Sobre educación

La UE tiene varios programas de intercambios, tanto de estudiantes como de personal administrativo y docentes.

El programa estrella en Europa fue ‘Erasmus’ que ha permitido a un número grande de estudiantes europeos estudiar una parte de sus años en otro país europeo.

Son intercambios de estudiantes durante los años de la carrera con reconocimiento de los cursos en los diferentes países. Se otorgan becas que promueve la UE.

Sobre esa base se creó luego ‘Erasmus Plus y Mundus’, que ahora han permitido ampliar la oferta con países alrededor del mundo, incluido Colombia.

En agosto pasado viajaron a Europa 300 estudiantes y profesores colombianos que se beneficiaron de las becas.

Desde la segunda fase del programa (en 2014) se han beneficiado alrededor de 700 estudiantes.

Seguimos con ese programa y allí hay estudiantes del Valle. Creo
que podemos ser más ambiciosos, dijo la Embajadora de la UE.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad