Óscar Escobar, alcalde Palmira, responde a moción de censura del Concejo

Escuchar este artículo

Alcalde de Palmira responde a moción de censura: "me pueden tumbar todos los secretarios que quieran"

Marzo 06, 2020 - 06:40 p. m. Por:
Redacción de El País - Palmira
Óscar Escobar, alcalde de Palmira

Óscar Escobar, alcalde de Palmira.

Foto: Especial para El País

Tras conocer la aprobación de la sanción de moción de censura por parte del Concejo al secretario de Educación de Palmira, el alcalde de este municipio, Óscar Escobar, denunció públicamente que supuestamente se trató de un debate político para presionar a la Administración a entregar puestos y contratos.

Lea también: Concejo de Palmira aprobó moción de censura contra el Secretario de Educación

El funcionario reveló presuntas inconsistencias graves encontradas en el Fondo de Becas o Fondo de Destacados, creado en el gobierno pasado y reiteró que "me pueden tumbar todos los secretarios que no vamos a cambiar nuestra forma transparente de actuar”.

Este jueves el Concejo aprobó la moción de censura contra el Secretario de Educación, un hecho sin precedentes en el municipio, ¿qué piensa de esta decisión?

Como Alcalde estoy dispuesto a acatar la decisión tomada por el Concejo, pero esto no exime al secretario Alonso García, que como persona quiera acudir a los medios judiciales para defender sus derechos. Tampoco exime a los concejales que seguramente deberán responder ante la Fiscalía y la Procuraduría por las fallas que se puedan haber presentado en el procedimiento y que ha denunciado el concejal Álvaro Salinas y otros tipos de veedurías ciudadanas en torno al tráfico de influencias y a un conflicto de intereses de los concejales, que además ellos mismos manifestaron ese día en el Concejo.

¿Estos impedimentos tendrían que ver con el hecho de que algunos de ellos presuntamente tendrían familiares beneficiados con estas becas?

Cada uno de ellos se manifestó impedido al admitir que este es un programa en el que ellos habrían metido a su familia y amigos. Esta es la causa real de toda esta moción de censura. Luego, entre ellos mismos, se niegan esos impedimentos y sabiendo que están actuando de forma ilegal, deciden votar de manera privada para tratar de eludir las investigaciones que vendrán por parte de los organismos de control.

¿Pero hay alguna prueba de estos supuestos favorecimientos políticos?

En los datos administrativos es evidente, por ejemplo, que la señora Catalina Isaza, tenía una beca otorgada por el municipio. Ella no cumplía el promedio mínimo de 4.0 que establecimos en el Comité ahora en enero y por eso perdió su beca. Ella fue candidata al Concejo, en las pasadas elecciones por el Partido de la U, lo cual inmediatamente les genera un conflicto a los demás concejales de esa colectividad para votar sobre cualquier tipo de tema que tenga que ver con el Fondo de Destacados. Hay otros casos pero no puedo dar fe de la consanguinidad. Sin embargo, en Facebook aparecen fotos de becados con el concejal Arlex Sinisterra manifestando que son su familia. Entonces yo creería que allí hay suficientes dudas para que él no participara en este debate.

Con esta decisión algunos sectores aseguran que perdió la Administración, ¿usted qué les responde?

Creo que es una decisión lamentable. Pierde la educación palmirana; que pierde a Alonso que es un educador intachable, con una hoja de vida hecha a pulso, con excelentes resultados como rector de varias Instituciones Educativas de la ciudad de Palmira.

¿Piensa usted que esto obedece a alguna clase de presión política, que es una forma de medirle el pulso al Alcalde?

Sin duda esto hace parte de una estrategia de presión política que han, digamos, implementado quienes no superan el dolor de haber perdido el poder después de doce años en Palmira.

Si bien ellos se declararon impedidos, el Concejo en plenaria negó dichos impedimentos. ¿Esto sería una forma de blindarse contra futuras investigaciones de los organismos de control?

Yo no soy abogado, pero más allá de las formas jurídicas hay una evidente realidad de que ellos tienen familia en un programa de becados que se creó para los jóvenes destacados. Entre más de 68 mil jóvenes, entre 18 y 28 años que hay Palmira, se han beneficiado 800 de ellos, es decir un poco más del 1%. Yo sí creo que es mucha casualidad que entre ese 1% se encontraran innumerables familiares de los concejales. Ellos mismos manifestaron que estaban impedidos y luego ya lo que han realizado son una serie de leguleyadas para evitar que los organismos de control puedan actuar de forma contundente, pero ahí digamos que la realidad supera las formas.

"Le puedo decir a los concejales que conmigo tacaron burro; que no voy a ceder a sus presiones"
Óscar Escobar
Alcalde de Palmira

Al parecer, el secretario de Educación encontró muchas inconsistencias en el Fondo de Destacados durante el corto tiempo que estuvo al frente de esa dependencia, ¿esa sería la razón de la moción en su contra?

Ese programa, la verdad, tiene muchos problemas y por eso he pedido la intervención de los organismos de control para que nos ayuden a hacer una especie de auditoría y podamos seguir adelante. Con las decisiones que hemos tomado, logramos que por lo menos 500 jóvenes mantengan sus becas. La persona que manejaba este programa en la Secretaría de Educación borró todos sus archivos del computador y nos entregó unas carpetas incompletas. En el empalme hablé de todos los problemas que tenía ese programa.

¿Cuál era la reglamentación del Fondo de Destacados?

La reglamentación, que no ha cambiado, lo que dice es que la permanencia de los jóvenes en las becas dependía de dos cosas: una que la Institución Educativa en la que estaban los reportara por bajo rendimiento y dos, lo que el Comité decidiera. El Comité está presidido por el Alcalde, el gerente del Imder y los secretarios de Educación, Cultura y Hacienda, pero tenía demasiada discrecionalidad para tomar decisiones con muy poca información.

¿Qué otras situaciones encontraron?

Descubrimos, asombrados, que habían estudiantes que perdían el semestre y no eran reportados por bajo rendimiento por algunas instituciones técnicas. Había gente que iba a la institución recomendada por un concejal, pero nunca le legalizaron su situación. También que algunas instituciones técnicas le cobraban el doble del valor de la matrícula a la Alcaldía, pero lo más icónico de todo esto fue una señora de 59 años a la que se le estaba pagando un curso de cocina por valor de cuatro millones de pesos. Es un Fondo con mucha politización.

¿Cuánto le cuesta este Fondo al Municipio? ¿Si hay los recursos?

El programa fue creado con el 0.5 de los ingresos corrientes de libre destinación, eso a plata de hoy vendrían siendo unos $900 millones, pero el tope se fue volando de manera irresponsable. El último acuerdo que aprobó el Concejo, incluso después de haber aprobado el presupuesto, fue el de incrementar los recursos del programa del 1% al 2%. Los concejales dicen, “es que el programa tiene la plata asegurada”. Claro, en el papel la tiene asegurada, pero dígame de dónde la saco. Ha tocado quitarle recursos al Imder para dárselos al Fondo. Hoy el programa entre lo que había y lo que se debe a las universidades puede subir este año a unos $2.500 millones.

Pero el programa va a continuar, ¿se le van a hacer algunos ajustes?

Nosotros hemos tomado las medidas para despolitizarlo. Lo estaremos reestructurando para lanzar nuevamente el programa, pero con unos criterios más claros, primero necesitamos desenredar este lío.

Alcalde, algunas personas piensan que fijar una nota mínima en 4.0 es una exigencia muy difícil de cumplir en la educación superior

Lo que dije en el Comité es, pongamos unas reglas de juego claras, sin cambiar la reglamentación. Estas fueron jóvenes hasta los 28 años con promedio de 4.0. Para tomar esa decisión hicimos un estudio de muchos programas de becas en distintas universidades. Hay unas que piden 3.8, otras 4.3 o 4.5 y tomamos la decisión de que lo más equitativo podía ser un punto intermedio y fue la nota de 4.0 en adelante.

Alcalde, ¿esta moción de censura lo presiona de alguna manera a cambiar su postura frente al Concejo?.

Le puedo decir a los concejales que conmigo tacaron burro; que no voy a ceder a sus presiones, que en esta Alcaldía se acabó la repartición de puestos y contratos, sin mediar el mérito de por medio. En esta Alcaldía se acabó el estar entregando beneficios con favoritismos a familiares y amigos. Aquí lo que vamos a tener son unas reglas de juego claras y no solo en educación, eso lo estamos haciendo en todas las secretarías y me pueden tumbar todos los secretarios que quieran que no vamos a cambiar nuestra forma transparente de actuar porque para eso fue que a mí me eligieron los palmiranos.

Usted dijo que no iba a aceptar chantaje, ¿sabe de algún concejal que haya pedido puestos o contratos al Secretario saliente?

Yo no sé cuántos concejales le habrán pedido puestos a Alonso, pero le puedo decir una cosa que a mí me ha llamado mucho la atención. Mi contrincante para la Alcaldía fue Luis Alfonso Chávez. He estado visitando todas las secretarías para saludar a los funcionarios de planta y me he quedado aterrado porque me he encontrado a la familia del excandidato nombrada de planta en provisionalidad, en el mes de noviembre. Por ejemplo, a su hija y a su esposa. El Partido de la U ha llegado a unos niveles de perder la vergüenza y eso no va con nuestro estilo de Administración.

Alcalde, los palmiranos están cansados de tanto enfrentamiento, cómo lograr que el Concejo y la Administración trabajen de manera unida por el bien de la ciudad?

Nosotros estamos listos y se lo he dicho en el Concejo en varios frentes. Estamos en un matrimonio en estos cuatro años y tenemos que trabajar juntos, lo que pasa es que en ese trabajo nunca podremos ceder los principios rectores de nuestra administración como son la transparencia y despolitización de los programas.

Usted esta mañana dijo que sí se ha sentado a hablar con los concejales pero que ellos no tenían opinión propia, ¿a qué se refería con eso?

Sí, esa es la realidad del Concejo. Muchos concejales se acercan a personas de la Administración y dicen, “oye disculpa lo que voy decir, pero me toca decirlo” y se limitan a leer un WhatsApp que les mandan al parecer desde Cali. Mucha gente me ha dicho que no tengo que hablar con los concejales porque ellos son los mandaderos de unos jefes. “Habla con los jefes”, dicen, pero como alcalde yo debe entenderme institucionalmente con los concejales, yo no tengo nada que hablar con jefes políticos de nadie. Me genera un poco de pesar por la ciudad que los concejales se limiten a leer un Whatsapp y actuar según les mandan. 

¿Tiene la fuerza y el suficiente apoyo político para enfrentar la situación que está viviendo con el Concejo?

Yo me siento ampliamente respaldado por la ciudadanía. Eso sí, no me cabe la menor duda. Y eso es lo que me anima. Finalmente es la ciudadanía la que me eligió Alcalde, la que me puso unas tareas y nosotros las estamos haciendo. Como había gente que tenía tanto poder y tantos malos manejos y está perdiendo todo eso, no saben qué hacer. Entonces hacen un velatón con siete personas u organizan un bloque en un corregimiento. Hay quienes tienen mucho temor de que puedan terminar en líos judiciales por los malos manejos y están buscando entorpecer nuestra labor, pero eso no nos desanima.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS