Los campos del Valle se tiñen de blanco por el florecimiento de los cultivos de algodón

Septiembre 16, 2022 - 10:44 a. m. 2022-09-16 Por:
Reportería: Jorge Orozco
Cultivos de algodón

Algunas vías del departamento se encuentran con bellos paisajes de color blanco en medio del acostumbrado verde de la caña de azúcar.

Jorge Orozco / El País

Por estas fechas, los cultivos de algodón del Valle están floreciendo, convirtiéndose en un atractivo para propios y extraños que recorren algunas vías del Departamento y se encuentran con bellos paisajes de color blanco en medio del acostumbrado verde de la caña de azúcar, como el que vemos en la vía que de Cali conduce a Rozo, donde hace 30 años no se cultivaba algodón.

Hoy el Valle del Cauca cuenta con la más alta productividad de algodón en el país. Por cada hectárea se producen dos toneladas de fibra, superando la producción de algunas zonas del centro y norte del país. Una apuesta para continuar la reactivación económica del campo en el Departamento.


Debido a las afectaciones económicas que han sufrido productores de cereales como el maíz en el norte del Valle, producto de problemas fitosanitarios, el gobierno de Clara Luz Roldán González, busca alternativas para apoyar a estos campesinos con la alternancia de cultivos.

Para ello el Gobierno del Valle, a través de la Secretaría de Ambiente, Agricultura y Pesca Departamental, trabaja en un plan piloto para el sembrado de 300 hectáreas de algodón que beneficiaría a productores de los municipios de Roldanillo y La Unión y otros municipios del norte del valle. Se trata de un cultivo otrora tradicional y que ahora, gracias a las potencialidades del suelo vallecaucano, tiene grandes escenarios de rentabilidad en su producción.

“La doctora Clara Luz Roldán, como gobernadora del Valle, estima que se puede tener este modelo de producción. Y si la experiencia resulta exitosa, poder distribuir este modelo productivo en todo el resto del Valle del Cauca, donde tengamos cultivos transitorios como alternativa para la producción agrícola y contribuir a la reactivación económica”, explicó Freddy Herrera Mosquera, subsecretario de Asuntos Agrícolas y Pesqueros del Valle.

Desde ya asociaciones campesinas del Valle manifestaron su apoyo a esta iniciativa que se da con el fin de mejorar los ingresos para los campesinos del departamento. Afirman que ven con muy buena cara que se vuelva a retomar el cultivo de algodón en el Valle del Cauca, ya que para muchas familias este ha sido un cultivo de trascendencia a lo largo de los años y que además es muy rentable.

Cultivos de algodón

Algunas vías del departamento se encuentran con bellos paisajes de color blanco en medio del acostumbrado verde de la caña de azúcar.

Jorge Orozco / El País

Cultivos de algodón

Los cultivos de algodón que por estas fechas están floreciendo, se han convertido en un atractivo para propios y extraños.

Jorge Orozco / El País

Cultivos de algodón

Una de estas cosechas es en la vía que de Cali conduce a Rozo, donde hace 30 años no se cultivaba algodón.

Jorge Orozco / El País

Cultivos de algodón

Los cultivadores de algodón en el país buscan que la cosecha de esta fibra vuelva a tener la importancia de hace algunos años.

Jorge Orozco / El País

Cultivos de algodón

A pesar de que hoy Colombia importa algodón, por los altos precios sigue siendo un cultivo rentable para el Valle y el país.

Jorge Orozco / El País

Cultivos de algodón

El cultivo del algodón es semestral, se inicia en marzo y se recoge en septiembre u octubre, y se intercala con otro cultivo. 

Jorge Orozco / El País

Cultivos de algodón

Entre las nubes y el campo verde, florecen los hermosos cultivos de algodón. 

Jorge Orozco / El País

Cultivos de algodón

El cultivo del algodón en Colombia tuvo su época dorada entre 1950 y 1977.

Jorge Orozco / El País

Cultivos de algodón

Algunas vías del departamento vuelven a tiñarse de color blanco en medio del acostumbrado verde de la caña de azúcar.

Jorge Orozco / El País

Cultivos de algodón

A pesar de que su producción se redujo en las últimas décadas, este  cultivo tradicional tiene potencial en el suelo vallecaucano.

Jorge Orozco / El País

VER COMENTARIOS