Escuchar este artículo

Lluvias en el Valle podrían aumentar en los próximos meses, advierten expertos

Marzo 15, 2021 - 11:45 p. m. 2021-03-15 Por:
Redacción de El País
Emergencias por lluvias en Cali

En la parte alta del corregimiento La Buitrera, en zona rural de Cali, la comunidad advierte que ya completa 15 días incomunicada por un derrumbe. Son más de 900 personas las que residen en el sector.

Aymer Andrés Álvarez - El País

El que haya un 60 % de probabilidades de que se consolide el fenómeno de La Niña estaría incidiendo en que la primera temporada de lluvias del año en la región esté resultando más intensa de lo esperado.

Así lo explican especialistas en meteorología y autoridades, quienes llaman a tomar precauciones durante lo que resta de marzo, abril y mayo, cuando se presume que las precipitaciones podrían aumentar, lo que redundaría en el aumento del caudal de ríos, posibilidad de deslizamientos en zonas críticas y tormentas eléctricas.

Óscar Ramírez, miembro del equipo de hidroclimatología de la CVC, señala que “La Niña incrementa las precipitaciones por encima del promedio histórico que conocemos para esta época. Ya estamos viendo que en marzo, que era un mes de transición y sin lluvias intensas como las que estamos viendo, tenemos un superávit que, finalizando febrero, que es temporada seca, fue del 40 % en todo el Departamento”.

Ramírez añade que la situación se ha marcado más hacia el sur del Valle y el norte del Cauca, donde el superávit de lluvias ha sido del 85 %. “Esto quiere decir que si en una estación nuestra caían 100 milímetros de agua en enero, después nos ha llovido 185 milímetros; estamos llegando casi al 100% de superávit y esto para las cuencas, la humedad, las crecientes y avenidas torrenciales es gravísimo porque las cuencas y los suelos están saturados”, indica el miembro de la CVC.

El funcionario hace hincapié en que se debe continuar el seguimiento sobre los afluentes y su comportamiento con las lluvias, dado que se pueden registrar crecientes súbitas, así como anegaciones de sectores ribereños.

Le puede interesar: Cuatro casas destruidas y varios derrumbes en la zona montañosa de Tuluá por las lluvias

La gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, advierte que las lluvias ya han afectado a 29 municipios del Departamento, por lo que esta semana sería posible que se declarara la calamidad pública, en aras de atender las emergencias que se susciten de manera más expedita.

“Si la situación persiste nos tocará decretar la calamidad pública para poder comprar mercados, frazadas y abastecer a los municipios de lo que se requiera y contratar maquinaria amarilla para abrir las carreteras. Principalmente en los corregimientos es donde hemos visto más afectación y, además, es de donde salen los alimentos y donde se nos están dañando las cosechas”, dice Roldán.

La Mandataria añade que “van a ser días muy duros y eso que ni siquiera hemos empezado con las lluvias, porque como dice el dicho ‘abril, lluvias mil’ y apenas estamos en marzo. Tendremos en marzo, abril y, posiblemente, mayo unos meses muy duros”.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, decretó la calamidad pública “para movilizar toda la institucionalidad y atender la crisis de la ola invernal y se acompaña con el fenómeno de La Niña. Hay que evitar estar en zonas de alto riesgo, hay que cuidar los canales y no arrojar basuras”.

Siguen emergencias en Cali y el Valle

Las lluvias no dejan de ocasionar emergencias en el Valle del Cauca, donde se han reportado movimientos en masa, inundaciones y crecientes de ríos durante las últimas horas.

En Cali, por ejemplo, residentes de la vereda Altos del Rosario, en el corregimiento La Buitrera, se encuentran incomunicados debido a un deslizamiento que hay sobre la vía principal que conduce a este sector.

“Somos más de 900 personas las que estamos afectadas desde hace quince días por este derrumbe y que no se ha podido solucionar. Hemos tenido que hacer unos puentes para poder pasar los mercados y hemos quitado tierra con palas y lo que se ha podido, pero necesitamos ayuda de maquinaria”, comenta Andrés Cruz, conciliador de la JAC del sector.

Entre tanto, Alexánder Túquerres, habitante del sector de Brisas de Mayo, en la Comuna 20, advierte que las lluvias han generado un movimiento en masa en la zona que amenaza con arrasar siete viviendas.

Por su parte, el secretario de Gestión del Riesgo Departamental, Jesús Copete, indica que en el Valle del Cauca las lluvias ya han dejado 500 viviendas afectadas y más de 50.000 familias que se han visto impactadas por anegaciones y derrumbes en torno a sus viviendas y que han bloqueado su movilidad.

El funcionario señala que hay alerta por el nivel de los ríos La Vieja, en Zarzal; así como por el río Cauca a su paso por Mediacanoa, donde el afluente amenaza con anegar la zona de Puerto Bertín.

Precisamente una de las emergencias se registró en las últimas horas en la vereda Veraneras, en jurisdicción del corregimiento de Puerto Frazadas, en Tuluá, donde cuatro casas y una vía resultaron destruidas.

Según Johany Andrés Arce, coordinador del Consejo Municipal del Riesgo de Desastres de Tuluá, la creciente del río Frazadas arrasó las viviendas y destruyó la carretera que comunica la zona montañosa, dejando aislados los habitantes de la región que no pueden sacar sus productos agrícolas.

De otra parte, en Buga tres viviendas resultaron afectadas por una creciente del río Guadalajara, lo que llevó a la pérdida de sus enseres. Asimismo, en el corregimiento El Robledo, en Trujillo, se reportó una inundación de tres viviendas.

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS