La compleja cirugía para 'pegarle' una mano amputada a un joven en Tuluá

La compleja cirugía para 'pegarle' una mano amputada a un joven en Tuluá

Mayo 23, 2019 - 03:58 p.m. Por:
Javier Jaramillo | El País Tuluá
Cirugía reconstrucción de mano en Tuluá

Imagen de la intervención quirúrgica a joven que sufrió amputación de su mano en Tuluá.

Foto: Especial para El País

Como si se tratara de un verdadero milagro, un joven, a quien en un acto de intolerancia le amputaron la mano derecha con un machete, volverá a sonreír, luego una cirugía de alta complejidad que le practicaron en la clínica San Francisco de Tuluá.

El responsable de que Carlos, un hincha del Millonarios, haya recuperado su extremidad superior, se debe a un procedimiento que practicó durante diez horas el reconocido cirujano plástico reconstructivo, Francisco Javier Villegas Alzate, en un quirófano de ese centro asistencial del centro del Valle del Cauca.

Carlos, un joven  de 21 años, que había partido de Bogotá junto con un grupo de amigos para observar un partido en el departamento de Nariño entre Pasto y Millonarios, fue agredido por dos hombres que se desplazaban en una motocicleta y quienes sin razón alguna, le “mocharon” la mano derecha, con arma blanca.

Según las autoridades, el hecho de intolerancia se registró la semana pasada a la altura del peaje de La Uribe, sobre la doble calzada, en jurisdicción del municipio de Bugalagrande.

De inmediato, paramédicos de la concesión vial recogieron la mano amputada, la pusieron en hielo y en una ambulancia trasladaron inicialmente al paciente hasta el Hospital San Bernabé de esa localidad y ante la complejidad de la lesión que le causaron, fue remitido hasta la clínica San Francisco de Tuluá.

Cirujano Francisco Javier Villegas

El cirujano plástico reconstructivo Francisco Javier Villegas.

Foto: Especial para El País

“A mi me decían tranquilo, no se preocupe que en Tuluá hay un médico que hace “magia” y le va recuperar su mano”, manifestó Carlos en medio de la angustia que le producía pensar que iba a quedar discapacitado el resto de su vida.

Hoy, este joven se recupera en la clínica San Francisco de Tuluá a la espera de que las condiciones de salud mejoren para iniciar las terapias que le devolverán la movilidad a su mano derecha.

Con el apoyo de un anestesiólogo y varios asistentes, el médico Francisco Villegas, utilizando un microscopio especial, empezó a unir una a una las arterias, las venas, los tendones, las articulaciones, los huesos con un acero quirúrgico y los nervios que son los “cables” que transmiten la electricidad desde la columna y el cerebro a esa extremidad.

Según el galeno, se trata de un trabajo muy dispendioso, porque es unir pequeñas mangueras (las venas) hasta de dos milímetros de diámetro.

De acuerdo con el profesional de la Medicina, gracias a la técnica de la microcirugía, cualquier parte del cuerpo que haya sido amputada puede ser reimplantada, pero siempre y cuando existan las condiciones ideales de tiempo, disponibilidad y si el paciente se encuentra en buenas condiciones para soportar el procedimiento.

Lea también: Rechazan agresión contra médico en hospital de Candelaria, Valle

Con este procedimiento, ya son 19 los reimplantes de este tipo que el doctor Villegas ha realizado en los últimos años en esa clínica con total éxito, en donde cuenta con las condiciones, los equipos y el personal entrenado para practicar microcirugía.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad