Heridas oculares y amputaciones, entre las tristes huellas que la pólvora le dejó al Valle

Heridas oculares y amputaciones, entre las tristes huellas que la pólvora le dejó al Valle

Enero 01, 2019 - 11:00 p.m. Por:
Redacción de El País 
Quemados por pólvora

Quemados por pólvora

Archivo Colprensa

Como una situación “desastrosa”, calificó la Secretaría de Salud del Valle el balance de personas lesionadas por pólvora durante la noche de fin de año, cuando se presentaron 30 casos que llevaron la cifra total a 88 hasta el primer día del 2019.

María Cristina Lesmes, titular de la dependencia, señaló que se superaron en tres los casos registrados en el 2017. “Tenemos heridos graves, muchos jóvenes y muchos lesionados que mezclaron licor, estupefacientes y pólvora. También, muchos menores de edad, lo que significa que la autoridad de los padres no se hizo valer”, dijo.

Las cifras entregadas por el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias, Crue, indican que, de los 88 lesionados, 55 son adultos y 33 menores de edad. Estos casos se presentaron en 24 municipios, siendo Cali el que lidera la lista.

Con respecto a la noche de fin de año y el inicio del 2019, el reporte fue de 30 casos, de los cuales 23 involucran a adultos y siete a menores edad.

“Ya no son los niños los principales afectados, que era en grupo poblacional en que más veníamos trabajando. Ahora, la edad ha ido aumentado y la mayoría de lesionados están entre los 13 y los 32 años. Entonces nos tendremos que enfocar en ellos este año”, añadió Lesmes.

Lea también: Cifra de quemados por pólvora en Colombia ascendió a 525 casos en época decembrina

Por su parte, el secretario de Salud de Cali, Nelson Sinisterra, destacó que aunque el objetivo es tener cero quemados, en la ciudad las cifras han tenido una leve disminución.

“Normalmente la noche de año nuevo es crítica porque tenemos celebraciones culturales donde le colocan pólvora al ‘Año Viejo’ y entonces hay muchas explosiones en la ciudad. En el periodo pasado tuvimos once casos y esta vez fueron nueve, es decir, dos casos menos. En cuanto a la cifra global, tenemos 31 casos contra 35 que del año pasado”, explicó Sinisterra.

Aunque el balance entregado por el Crue reporta 32 casos en Cali, el secretario Sinisterra indicó que la dependencia a su cargo registra 31 porque se está aclarando un caso que sería de otro municipio. “Pueden continuar apareciendo casos de personas que no han consultado, esperamos que esto no sea lo que pase”, añadió Sinisterra.

El funcionario también hizo énfasis en que la situación con los menores de edad ha mejorado: “el año pasado teníamos 13 y en esta ocasión tenemos 10”.

Preocupa daño en jóvenes

Quemaduras, amputaciones y daños oculares, fueron algunas de las lesiones que se presentaron por la manipulación de pólvora. Entre los casos graves, está el de un menor de 15 años en Yumbo, quien sufrió una quemadura de segundo grado y la amputación de una de sus falanges tras manipular una petaca.

Asimismo, en Tuluá, un hombre de 25 años tuvo una amputación en su mano derecha debido a la manipulación de un tronante; en Ríofrío, un hombre de 32 años presentó una quemadura de tercer grado en su mano izquierda con pérdida de la falange de uno de sus dedos; en Jamundí, un hombre de 30 años tuvo una quemadura en el ojo por una papeleta; y en Cali, a un joven de 18 años le amputaron dos dedos de su mano derecha, tras ser víctima de la explosión de un tronante.

“Necesitamos que entiendan que el tema de pólvora es gravísimo. Yo estuve visitando los servicios de urgencia y vi mucha gente, sobre todo hombres jóvenes afectados en sus miembros inferiores, por petacas, por totes. Tuvimos un joven con una semi amputación en el miembro superior derecho y quien para trabajar utiliza sus manos”, dijo Nelson Sinisterra.

El secretario de Salud de Cali indicó que se continuará con las campañas de prevención, esperando que, en el caso de la capital del Valle, las cifras no aumenten.

“El año pasado tuvimos quemados hasta el 4 de enero. Seguiremos haciendo actividades, mandando el mensaje de prevención y no uso de pólvora. Es importante mencionar que, en los años anteriores, los quemados en la ciudad han sido un promedio de 54, esperamos que las campañas que venimos realizando y el trabajo articulado nos permitan mantener la estadística baja”, precisó Sinisterra.

Panorama nacional

Hasta las 2:00 de la tarde de ayer, el Instituto Nacional de Salud, INS, reportaba 625 casos de lesiones por pólvora en el país, cifra menor a la registrada en el 2017, cuando se llegó a 731, es decir, 106 casos menos.
Según el balance de la entidad, el Valle del Cauca seguía liderando el primer puesto con 76 lesionados, seguido por Antioquia con 59, Atlántico con 51, Cauca con 45 y Nariño con 53. En total, iban 229 menores de edad lesionados y 396 mayores.

Municipios afectados

Cali, con 32 casos, es el municipio del Valle más afectado por pólvora.
En el resto del departamento las lesiones se han reportado así:

Tuluá: 11 casos

Palmira, Candelaria y Buga: cinco casos, cada uno.

Cartago: cuatro casos.

Sevilla: tres casos.

Guacarí, Yumbo, Jamundí, Dagua, Alcalá y Andalucía: dos casos, cada uno.

San Pedro, Bugalagrande, El Cerrito, Ansermanuevo, Caicedonia, Florida Restrepo, Yotoco, La Unión, Zarzal y Riofrío: un caso por cada municipio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad