Encuentran rastros de marihuana en prueba médica realizada a un bebé en Palmira

Escuchar este artículo

Encuentran rastros de marihuana en prueba médica realizada a un bebé en Palmira

Julio 08, 2020 - 03:15 p. m. Por:
Redacción de El País - Palmira

Bebé, recién nacido, pie. Imagen de referencia.

Pixabay

Un bebé de nueve meses dio positivo para marihuana luego de que le practicaron una prueba rápida THC en la Clínica Palma Real de Palmira, a donde fue trasladado tras presentar un cuadro convulsivo.

La madre del bebé, una joven de 18 años de edad, fue quien llevó al bebé al centro asistencial, y dijo a las autoridades sanitarias que había encontrado al niño agitado y en estado de alteración.

Cuando los doctores le practicaron los exámenes de rigor para determinar el estado de salud del pequeño, descubrieron que había ingerido el alucinógeno.

El caso de presunto maltrato infantil se presentó el pasado 24 de junio, pero solo hasta este miércoles las autoridades de Infancia y Adolescencia del municipio lo dieron a conocer a la opinión pública.

Ronald Mauricio Sánchez, subsecretario de Primera Infancia, Infancia, Adolescencia y Juventud, señaló que "cuando los médicos practican todas las pruebas para descartar alguna enfermedad o situación neurológica es cuando identifican que el niño dio positivo en la prueba rápida para la detección de marihuana en orina humana (THC). Cuando el médico empieza a averiguar qué pudo haber pasado, cómo se presenta la ingesta (...) parece ser que la madre tenía su dosis personal, en algún lugar de la casa, el niño accedió a ella y la ingirió".

Los profesionales de la salud al conocer la situación de inmediato activaron la ruta de atención y restitución de derechos de los menores, víctimas de maltrato infantil.

Para establecer lo sucedido con el bebé y restablecer sus derechos, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, delegó una funcionaria quien, al hacer la valoración del caso, determinó que efectivamente había necesidad de restituir sus derechos, razón por la cual es enviado a un jardín infantil.

Lea también: Procuraduría pide al ICBF tomar medidas de prevención frente a casos de abuso a niños

Sin embargo, en principio fue llevado a un hogar de paso del municipio de Palmira, debido a que el jardín no tenía cupos disponibles.

"Si el hogar de paso del municipio no existiera, ese niño habría tenido que regresar a su núcleo familiar o a la red primaria de la familia, pero como contamos con este lugar, inmediatamente le pudimos restituir sus derechos. El niño pernoctó una noche en el hogar y al día siguiente el jardín infantil habilitó su permanencia. En este momento se encuentra allí y deberá ser el ICBF el que defina el futuro jurídico del menor", sostuvo Sánchez.

Agregó que ese proceso lo adelantará de manera interna un juez de familia del ICBF.

El funcionario, quien descartó que el menor presente señales de violencia o maltrato físico, así como también malas condiciones de salud, afirmó el bebé vivía en su casa, con su padre y madre.

"Él tiene su núcleo familiar, por eso repito, lo que sucedió aparentemente, porque quien lo debe determinar es un juez de familia, es que hubo un descuido por parte de su cuidadora, en este caso la madre, quien infiero yo, no sé, debe ser consumidora, habría dejado su dosis a la mano, o en un lugar donde el niño pudo acceder y la ingirió", reiteró.

Aseguró que el estado de salud del bebé es bueno y que las convulsiones fueron producto de la ingesta del alucinógeno, pero obviamente se generó una alerta porque se registró una situación de vulnerabilidad de derechos de un menor de nueve meses que dio positivo para marihuana. 

La forma en que el niño accedió al estupefaciente es materia de investigación.

Sánchez destacó que la ruta de atención para estos casos está operando en el municipio gracias a la articulación entre las IPS y EPS, la Policía de Infancia y Adolescencia y la Administración local a través de la Secretaría de Integración Social y la Subsecretaría de Primera Infancia, Infancia y Adolescencia.

Hizo un llamado a los padres de familia y cuidadores de los menores a que les brinden todas las garantías de protección y cuidado teniendo en cuenta que la semana pasada una menor de 10 años cayó del balcón del segundo piso de un edificio.

Hizo hincapié en que el maltrato infantil en la ciudad se presenta en los tres grupos poblacionales, es decir, primera infancia, infancia, y la adolescencia.

Otro de los retos que tiene actualmente el municipio es luchar contra el trabajo infantil, así también como el abuso sexual.

Sin embargo, sostuvo que la media local está muy por debajo comparada con la nacional en cuanto a maltrato infantil.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS