El pais
SUSCRÍBETE

Inicio

Salud

Artículo

Ajo
El ajo tiene muchas propiedades que favorecen la salud del organismo. | Foto: Getty Images

Salud

Tenga cuidado: estas son las personas que no pueden consumir ajo; ¿por qué?

El ajo contiene múltiples cualidades que benefician al organismo, sin embargo, puede ser perjudicial para algunas personas.

9 de junio de 2023 Por: El País

El ajo es un ingrediente ampliamente utilizado en la cocina debido a su sabor distintivo y a sus supuestos beneficios para la salud. Sin embargo, algunas personas experimentan malestar después de consumirlo y se preguntan por qué esto sucede.

Por estas razones le cae mal el ajo

Para comprender mejor por qué el ajo puede sentar mal a ciertas personas, encontrará la opinión de expertos en nutrición al respecto.

Intolerancia al ajo. Una de las razones por las que algunas personas pueden experimentar malestar después de consumir ajo es debido a una intolerancia alimentaria.

Ajo (Foto Getty)
El ajo tiene muchas propiedades antioxidantes óptimas para el organismo, sin embargo, a algunos les molesta. | Foto: Getty Images

Este padecimiento implica una respuesta adversa del sistema digestivo a los compuestos presentes en el ajo. Uno de los compuestos principales responsables de este malestar es la fructosa, un tipo de azúcar presente en él.

Las personas que tienen intolerancia a la fructosa pueden experimentar síntomas como hinchazón abdominal, gases, diarrea y malestar estomacal después de consumir ajo o alimentos que lo contengan. La intolerancia al ajo puede variar en su gravedad, y algunas personas pueden tolerar pequeñas cantidades sin experimentar síntomas, mientras que otras pueden requerir evitarlo por completo.

Es sensible al ajo:

Otra posible razón por la cual el ajo puede sentar mal a algunas personas es la sensibilidad. Se refiere a una respuesta negativa del cuerpo a los compuestos bioactivos presentes en este ingrediente.

té de ajo
El ajo es rico en nutrientes como la vitamina C, el yodo, fósforo, vitamina B6 y compuestos sulfurados. | Foto: Getty Images

Estos compuestos, como los sulfuros, pueden irritar el revestimiento del estómago o los intestinos en algunas personas, lo que resulta en síntomas incómodos.

Quienes son sensibles al ajo pueden experimentar síntomas como acidez estomacal, ardor, náuseas o incluso dolor abdominal después de consumirlo. Es importante destacar que la sensibilidad al ajo puede variar de una persona a otra, y algunos individuos pueden ser más sensibles que otros. En casos graves, puede ser necesario evitar el consumo y sus derivados para evitar los síntomas.

Conozca los efectos farmacológicos del ajo:

Esta especie contiene compuestos bioactivos que pueden tener efectos farmacológicos en el cuerpo. Uno de estos compuestos es la alicina, que se forma cuando se machaca o se corta el ajo. La alicina tiene propiedades antimicrobianas y antioxidantes, pero también puede tener efectos negativos en algunas personas.

El ajo pertenece a la familias de las cebollas, chalotes y puerros, se conoce a esta especie como Allium. Foto: Getty.

Algunas investigaciones sugieren que la alicina presente en el ajo puede afectar la función de las enzimas hepáticas y la absorción de ciertos medicamentos. Esto significa que las personas que toman medicamentos específicos, como anticoagulantes o medicamentos para la presión arterial, pueden experimentar interacciones no deseadas si consumen grandes cantidades. En estos casos, es importante consultar con un médico o farmacéutico para determinar si el consumo es seguro y adecuado.

Tenga en cuenta que, si bien el ajo se considera un alimento saludable y versátil, algunas personas pueden experimentar malestar después de consumirlo. La intolerancia al ajo, la sensibilidad y los efectos farmacológicos son posibles explicaciones respaldadas por expertos en nutrición.

Si usted experimenta síntomas incómodos después de consumir ajo, es recomendable buscar la orientación de un profesional de la salud o un nutricionista para obtener un diagnóstico preciso y recomendaciones personalizadas.

Recuerde que cada individuo es único y puede reaccionar de manera diferente a los alimentos, por lo que es importante escuchar a tu cuerpo y ajustar tu dieta en consecuencia.

*Este artículo fue creado con ayuda de una inteligencia artificial que utiliza machine learning para producir texto similar al humano, y curado por un periodista especializado de El País.