Preocupación por aumento en casos de VIH en el Valle

Escuchar este artículo

Preocupación por aumento en casos de VIH en el Valle

Septiembre 22, 2019 - 05:14 p.m. Por:
Lady Tatiana Oliveros, reportera de El País
VIH imagen de referencia

En el Valle se reportaron 12.311 casos de VIH, de estos 9.149 son hombres y 3.162 mujeres.

Archivo El País

Preocupadas. Así están las autoridades de Salud del Valle del Cauca por el aumento del número de personas que han contraído el Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH, en los últimos años.

Y es que este es uno de los departamentos con el mayor número de casos en el país. Según datos revelados por la Cuenta de Alto Costo (Fondo Colombiano de Enfermedades de Alto Costo), en el 2018 se registraron 12.311 personas infectadas con el virus, de las cuales 1166 fueron reportadas como casos nuevos.

En lo corrido de 2019, según la Secretaría de Salud Departamental, se han reportado 1795 nuevas personas seropositivos al VIH, 1230 de ellas en Cali.

Lea además: Van 845 denuncias por delitos sexuales hasta agosto de este año

“Se observa que paulatinamente, en los últimos cuatro años, hay un incremento en el número de casos nuevos diagnosticados en el departamento; eso es una situación preocupante porque cambia la tendencia que traíamos. No hay todavía un brote, pero sí un incremento que vale la pena tener en cuenta y que implica tomar medidas”, comenta María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del Valle.

La funcionaria aclaró que el incremento de personas infectadas con el virus no tiene una sola razón, es una situación multifactorial. Es por esto que el reto viral ‘Barebacking’, el cual invita a menores de 14 años a establecer prácticas sexuales sin protección con personas con VIH, asegurándoles que no se van a infectar si toman una pastilla, no tiene una relación directa con el aumento de los casos.

“No hay una relación causa-efecto contra algo que encontramos en los últimos meses (reto). Cuando una persona se expone al VIH/Sida puede durar seis meses sin que nadie sepa que está infectada, entonces no tiene una relación con el incremento”, asegura Lesmes.

"Que nadie se crea exento de riesgo de adquirir el VIH. El hecho de tener relaciones sexuales sin protección con diferentes parejas debe ser el único motivo para hacerse el examen”.
Ernesto Martínez
Internista infectólogo

Entre tanto, el especialista Ernesto Martínez Buitrago, internista infectólogo y docente de la Universidad del Valle, afirma: “Es claro que en Cali y el Valle la epidemia está creciendo especialmente en el grupo de adolescentes y la situación por la cual se presenta es por la incompleta o inadecuada educación sexual en los colegios; en las familias tampoco hay una buena conversación en relación con la prevención del VIH ni de cualquier Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS). Y los jóvenes hoy por hoy no conocen lo que es el VIH, lo tienen como una situación nada preocupante”. 

Martínez, también presidente de la Fundación Reviva, añade que en las familias se hace mucho énfasis en la prevención del embarazo, “muchas veces cuando se dan cuenta que el joven ha iniciado relaciones sexual se preocupan más porque esté planificando que por la protección de enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH”. 

Por su parte, el especialista en VIH, doctor William Lenis Quintero, agrega que “el aumento de los casos no solamente se debe a que cada día hay más personas viviendo con la enfermedad, sino también a que se está haciendo más búsqueda de los casos. Los médicos son ahora más conscientes de la necesidad de hacer la prueba para diagnosticar la enfermedad temprano”.

Sin embargo, hay que anotar que el número de casos nuevos en otros países ha permanecido estable año tras año e incluso en algunos países disminuye, mientras que en Colombia va incrementando. “Está por demostrar qué tanto de esto se debe en realidad a un diagnóstico más temprano y qué tanto a que la enfermedad se está expandiendo más rápidamente”, precisa Lenis.

168 personas infectadas con el virus fallecieron en el 2018. 1.166 nuevos casos de personas que han contraído el virus en el Valle fueron reportadas en 2018.

Por otro lado, los especialistas enfatizan en que el hecho de que la enfermedad se haya convertido en crónica y ya no se considere 100 % mortal ha llevado a perder conciencia del riesgo que se deriva de ciertas conductas.

La práctica que se asocia a más riesgo es la actividad sexual con múltiples parejas sin protección, asegura Martínez.

“Dentro de este primer factor pasa a ser el de más alto riesgo el de aquellos hombres que tienen sexo con hombres con prácticas anales sin protección porque la mucosa de esa área no está preparada para defenderse contra las microlaceraciones que producen estas prácticas. Hay ciertos receptores que permiten que el virus entre fácilmente”, explica el especialista.

También, la epidemia se asocia al uso de juguetes sexuales que se manejan a través de estas prácticas.

Igualmente están en riesgo de contraer el VIH los “usuarios de drogas intravenosas ilegales, porque al compartir agujas de un individuo que es seropositivo pero que no lo sabe, con otra persona que es VIH negativo, la probabilidad que le transmita el virus es alta y no solo este, sino el de hepatitis y otras infecciones bacterianas”, destaca el infectólogo.

125 menores de 18 meses expuestos al VIH en el Valle en 2018; tres con diagnóstico positivo del virus. De la población de mujeres gestantes, un 0,14 % están infectadas por el VIH, es decir, 59 de las 43.051 embarazadas en el 2018.

De igual manera, detalla que las mujeres muchas veces adquieren el VIH a través de prácticas promiscuas, como el caso de las trabajadoras sexuales, o “también cuando el esposo, al buscar compañeras extramatrimoniales, adquiere el VIH y en su vida conyugal normal le transmite el virus a la mujer”.

Es por esto que el especialista William Lenis recalca que “sigue siendo primordial el uso del condón en las relaciones sexuales. No existe una medida más efectiva que esa porque evita no solamente la transmisión del virus sino de otras ETS. También, es primordial el diagnóstico temprano porque una persona en tratamiento reduce la posibilidad de transmitir la enfermedad a su pareja sexual”.

Por lo tanto, se recomienda estar atentos a los síntomas de alarma. La persona puede presentar un cuadro de fiebre, malestar general, úlceras en la boca, lesiones en los genitales, ganglios en el cuello y en otras partes del cuerpo hasta brote en la piel. Muchas veces simula una virosis o parece una enfermedad viral.

Por ello, es importante que la persona comunique si ha estado en prácticas de riesgo; de esa manera el médico podrá sospechar más rápido si se trata de una infección de VIH. Mientras más pronto se diagnostique, es más fácil tratarlo y lograr que tenga una mejor calidad de vida.

Estrategias de prevención

De acuerdo con la doctora María Cristian Lesmes, secretaría de Salud Departamental, se trabaja constantemente en campañas educativas del VIH.

“No hacemos campañas ocasionales, trabajamos permanentemente en una estrategia en los colegios públicos para capacitar a niños (as) de 9º y 10º para que a su vez ellos se formen como pares en prevención de enfermedades de transmisión sexual y de embarazo adolescentes”.

También, “tenemos otra estrategia: Servicios Amigables, trabajamos con jóvenes para que conozcan los derechos sexuales y reproductivos, así puedan tener una sexualidad sana, segura y responsable”.

No obstante, el infectólogo Martínez dicen que las campañas de prevención y educación sexual son escasas. “Colombia incrementa la incidencia del VIH todos los años, y esto se da porque probablemente el mensaje de prevención no está llegando a la comunidad ni a los grupos de riesgo”.

Diagnóstico temprano

Los expertos recomiendan que todas las personas desde que inician la actividad sexual se deben realizar la prueba del VIH, teniendo en cuenta el riesgo que pueda tener. Por ejemplo, si tiene relaciones con diferentes parejas sin preservativo.

El infectólogo Martínez comenta que “hay pruebas que se hacen de manera muy rápida con una punción en un dedo; hay otras que requieren toma de sangre de una vena, todas necesitan de análisis del laboratorio para establecer el diagnóstico. En unos meses se podrá disponer de pruebas que determinan la presencia del VIH en la saliva”.

En cuanto a tratamientos, el especialista en VIH, el doctor Lenis asegura que “en el país estamos muy bien en cuanto disponibilidad de medicamentos y tecnología. El tratamiento de la enfermedad es permanente y, si se hace de forma adecuada, las personas pueden tener una sobrevida indefinida”.

“Estamos tratando de implementar en Colombia la Prevención Preexposición (PrEP), una tableta al día para las personas que tienen un muy alto riesgo de adquirir el VIH. En meses se empezarán las pruebas piloto en Bogotá”, asegura el doctor Martínez.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad