¿Hay que bajarse de los tacones? Lo que dicen los médicos sobre un escándalo que parece superficial

Septiembre 18, 2022 - 07:55 a. m. 2022-09-18 Por:
Redacción de El País
Estos son los riesgos para la salud si usa tacones muy altos

Los tacones son un elemento del ‘look’ femenino que hace verlas a ellas más altas y atractivas, sin embargo, su uso constante y prolongado puede traer consecuencias graves para su salud.

Archivo El País

“Mujeres, no usen tacones. Las preferimos sanas más que altas”. Este mensaje del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, acompañado de la radiografía de un pie con deformidades, causó reacciones encontradas, entre ellas, las de feministas molestas por el uso de la palabra preferimos.

El alcalde se disculpó por el empleo de esta palabra, mas no por su sugerencia a las mujeres, ya que como lo explicó, su recomendación la hizo con la intención de animarlas a cuidar su salud evitando el uso de zapatos de gran altura.

La verdad es que el mandatario de Medellín puso sobre la palestra pública un tema que, aunque para algunos suene superficial, es de relevancia para la salud femenina: el uso constante de los tacones.

Los tacones son un elemento del ‘look’ femenino que hace verlas a ellas más altas y atractivas, sin embargo, no impactan positivamente en su cuerpo, ya que su uso constante y prolongado a través del tiempo puede traer consecuencias graves para su salud.

Lea también: En el país hay cerca de 500 medicamentos en escasez, según calcula el Ministerio de Salud

“El calzado tipo tacón modifica la configuración anatómica del pie y de los brazos, de las palancas osteomusculares (aquellas que involucran la parte articular y muscular), estos últimos son los que proporcionan una correcta marcha paso a paso”, explicó el ortopedista y traumatólogo José Carlos Cariaciolo Iglesias, docente de Medicina de Areandina-Valledupar.

Es decir, causan deformidades en el pie que afectan la manera cómo se
distribuye el peso corporal que modifica el centro de gravedad del esqueleto.

Fisiológicamente los pies tienen tres puntos principales de apoyo: el talón y los huesos del metatarso (el primero y el quinto).

El porcentaje de distribución del peso corporal viene siendo mayor en la zona del talón y en menor proporción en los huesos del metatarso, pero,
“lo que sucede al usar tacones altos es que se modifican estas cargas y se distribuyen casi en un 90 % a la zona anterior del pie produciendo dolor a largo plazo, alterando simultáneamente la posición del pie, perdiendo la alineación y creando desbalance en la distribución del peso”, precisó el doctor Cariaciolo Iglesias.

Patologías relacionadas

El abuso de calzado con tacones se relaciona con patalogías como:

- Metatarsalgia y talalgias, que son dolores de leves a moderados en la planta del pie y el talón.

- Dolores en la pantorrilla por atrofia muscular de los músculos gemelos.

- Artrosis en rodilla, cadera y columna debido a que hay una modificación del centro de gravedad al momento de caminar.

-Espondiloartropatías: nombre médico que se le da a la degeneración o envejecimiento prematuro de la columna. “Esto se genera como consecuencia del mecanismo compensatorio de la altura, que causa el uso de este calzado, donde el cuerpo humano de forma inconsciente traslada el centro de gravedad de la pelvis hacia adelante en el momento de realizar la marcha”, explicó el doctor Cariaciolo.

- Várices: “son producidas por insuficiencia venosa, es decir, la incapacidad del retorno venoso asociado a la limitación de la pierna para trabajar en el bombeo por tener los músculos de la región sural contraída, que es asociada al uso del tacón”, explica la fisioterapeuta.
Diana Osorio Roa, docente de la Universidad Javeriana Cali.

A pesar de que no existe un estudio médico-científico que pueda relacionar el uso del tacón como una de las causas de enfermedades renales y la cistitis, el “99 % del dolor en las zonas donde están ubicados los órganos genitourinarios y renales se dan por una alteración de la columna vertebral”, aclaró el ortopedista.

Además, uno de los accidentes más comunes que sufren las mujeres al momento de usar los tacones son las torceduras de pie (conocidas médicamente como esguinces). La altura y la falta de estabilidad generan el riesgo de dar un mal paso y causar el infortunio.

Para evitar estos casos, la fisioterapeuta Osorio recomienda “trabajar de
manera preventiva en el fortalecimiento de estructuras periarticulares (son los tejidos como tendones, ligamentos y músculos que rodean a los huesos) y trabajo fuerte de propiocepción (realizar ejercicios que ayuden a mejorar fuerza, coordinación, equilibrio y estabilidad) ”.

Lea también: Claves para entender el síndrome de Asia, un mal de mucho cuidado

El cuerpo humano tiene una capacidad adaptativa sorprendente. Al estar usando constantemente tacones durante muchos años se generará un proceso que lleva a que la postura y la distribución del peso corporal se vaya ajustando, para lograr comodidad.

Es por esto que algunas mujeres que pertenecen al grupo de adultos
mayores, al dejar de usar este tipo de calzado sienten cansancio o incomodidad. Así lo evidenció la contadora Rosalbina Cruz, quien usó tacones desde los 15 años y los dejó de utilizar una vez dejó de ir a su trabajo porque se pensionó.

“Después de dejar de usar los tacones, me di cuenta del daño que me causé, me dolía la planta del pie, me cansaba mucho y empecé a sufrir de lo que se llama fascitis plantar (inflamación de los tejidos que conectan el talón con los dedos del pie), ya casi no podía usar zapato alto. La experiencia fue bastante dura para mí”.

Reemplace los tacones

Quienes tienen mayor riesgo de sufrir algún problema asociado al uso de tacones son las mujeres con sobrepeso, obesidad, con problemas circulatorios en las extremidades, con alguna patología en la columna, con problemas degenerativos y niñas mejores de 16 años, ya que pueden generar problemas en el desarrollo.

Es por este motivo que expertos como Cariaciolo Iglesias recomiendan que “el uso del tacón debe restringirse idealmente para ocasiones especiales; si es una formalidad en el trabajo, lo ideal es tomar descansos durante la jornada laboral. No existen unas horas mínimas establecidas para disminuir los efectos negativos; la sugerencia es evitar su uso prolongado”.

Pero si por motivos externos debe usar tacones por muchas horas en el
día, tenga presente las características que permiten que un calzado sea saludable, es decir, que sea tipo ‘Flap’: flexible, liviano, amplio y plano.
Pie de foto: Usar tacones por mucho tiempo genera que los músculos gemelos y del soleo se acorten y se atrofien, alterando los brazos de palanca del pie, es por esto que se produce dolor en talón y en la zona posterior de la pierna. Se aconseja fortalecer los músculos y el uso de calzado cómodo.

Uso del tacón a través de la historia

La intención principal con la que inventaron los tacones fue poder otorgar estabilidad a los guerreros que iban en caballo a la guerra, es decir, su uso era completamente funcional y práctico.

Con el tiempo, su uso funcional fue cambiando y comenzó a ser un símbolo de distinción, ya que se convirtió en una prenda exclusiva que muy pocas personas podían pagar.

En el teatro, se comenzaron a utilizar como un elemento que ayudaba a resaltar a los personajes. Desde este momento el tacón comenzó a relacionarse con algunos calificativos como: elegancia, estatus y poder, designándoles desde entonces ese significado en la sociedad.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS