El pais
SUSCRÍBETE

Inicio

Salud

Artículo

Dolor de huesos
La osteoporosis puede presentarse en diversas partes del cuerpo como el brazo, la cadera, hombros y columna vertebral. | Foto: Getty Images

Salud

El alimento alto en potasio y zinc que ayuda a tratar varios dolores del cuerpo

Incorporar ajo en la dieta no solo mejora el sabor de las comidas, sino que también puede contribuir significativamente a la salud y el bienestar general.

10 de julio de 2024 Por: Redacción El País

El ajo, conocido científicamente como Allium sativum, ha sido un pilar en la medicina tradicional durante milenios. Este humilde bulbo no solo añade sabor a las comidas, sino que también está repleto de nutrientes esenciales que ofrecen una amplia gama de beneficios para la salud. Entre estos nutrientes, el potasio y el zinc destacan por sus propiedades medicinales y su capacidad para aliviar diversos dolores del cuerpo.

El potasio es un mineral vital para el funcionamiento adecuado de las células, los tejidos y los órganos del cuerpo. Actúa como un electrolito, ayudando a regular el equilibrio de líquidos, la contracción muscular y la transmisión de impulsos nerviosos. Un desequilibrio de potasio puede llevar a problemas graves de salud, incluyendo calambres musculares, debilidad y fatiga.

El ajo es una fuente notable de potasio. Este mineral es esencial para la función cardiovascular, ya que ayuda a mantener la presión arterial en niveles saludables. La hipertensión, o presión arterial alta, es una afección común que puede causar dolores de cabeza intensos, mareos y, en casos severos, accidentes cerebrovasculares. Consumir ajo regularmente puede contribuir a la regulación de la presión arterial, reduciendo así el riesgo de estos dolores asociados.

El zinc es otro nutriente clave presente en el ajo. Este mineral juega un papel crucial en el sistema inmunológico, la síntesis de proteínas y la reparación del ADN. Además, el zinc tiene propiedades antiinflamatorias, lo que lo convierte en un aliado poderoso contra el dolor y la inflamación.

A estos dos ingredientes se les atribuyen propiedades medicinales que pueden ser muy útiles para la salud del organismo.
A estos dos ingredientes se les atribuyen propiedades medicinales que pueden ser muy útiles para la salud del organismo. | Foto: Getty Images/iStockphoto

El dolor muscular y articular es una queja común, especialmente entre personas con artritis y otras condiciones inflamatorias. El zinc puede ayudar a reducir estos dolores al disminuir la inflamación y promover la reparación de tejidos. El ajo, al ser rico en zinc, puede servir como un remedio natural para aliviar estos malestares.

Numerosos estudios han investigado las propiedades analgésicas y antiinflamatorias del ajo. Los compuestos sulfurados presentes en el ajo, como la alicina, han demostrado tener efectos potentes en la reducción del dolor. La alicina se libera cuando el ajo se corta o se aplasta, y es responsable de muchos de sus beneficios medicinales.

Dientes de ajo que se deben comer al día.
Dientes de ajo que se deben comer al día. | Foto: Getty Images

En un estudio publicado en el Journal of Medicinal Food, se encontró que el ajo puede reducir significativamente el dolor crónico en pacientes con osteoartritis. Los participantes que consumieron ajo regularmente informaron una disminución en la intensidad del dolor y una mejora en la movilidad articular. Otro estudio en el Phytotherapy Research destacó que el extracto de ajo tiene efectos comparables a los de algunos medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs), pero sin los efectos secundarios adversos.

¿Cómo incorporar el ajo en la dieta?

Para aprovechar los beneficios del ajo, es importante incorporarlo adecuadamente en la dieta diaria. Se puede añadir ajo fresco a una variedad de platos, desde salsas y sopas hasta ensaladas y carnes. También se puede consumir en forma de suplementos, aunque es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de comenzar cualquier régimen suplementario.

Aunque el ajo es generalmente seguro para la mayoría de las personas, puede causar efectos secundarios en algunas, como malestar gastrointestinal o reacciones alérgicas. Además, debido a su capacidad para diluir la sangre, las personas que toman medicamentos anticoagulantes deben consumirlo con precaución.

*Este artículo fue creado con ayuda de una inteligencia artificial que utiliza machine learning para producir texto similar al humano, y curado por un periodista especializado de Semana.

AHORA EN Salud