Cuidado con sus alimentos: consejos para evitar intoxicaciones

Cuidado con sus alimentos: consejos para evitar intoxicaciones

Abril 17, 2019 - 11:15 p.m. Por:
Redacción de El País 
Pescado / Imagen de referencia

Pescado / Imagen de referencia

El País

La adquisición de los alimentos, su conservación y su manipulación, son factores claves, que si no se tienen en cuenta, pueden convertir a la temporada en una verdadera tragedia.

Lo primero para tener en cuenta es esto: “Las bacterias a mayor temperatura se multiplican mucho más. Es así como, al dejar la comida por fuera de la nevera a temperatura ambiente por mucho tiempo, las bacterias crecen y al consumo las personas pueden intoxicarse”, manifiesta el doctor Julián Guevara, infectólogo de la Clínica Palmira.

“El pescado es un alimento perecedero, por tanto debe tener puntos de control de seguridad alimentaria y buenas prácticas de manufactura desde la pesca, transporte, almacenamiento, procesamiento en la cocción, hasta el consumo”, señala la nutricionista, Sandra Alfaro.

Lea también: Precios de alimentos tienden a la baja durante Semana Santa en Cali

Para el infectólogo, el huevo es otro de los alimentos que puede contaminarse, sobre todo con salmonella, una de las bacterias causante de intoxicación. “Al consumir huevos que están contaminados con esta bacteria y no han tenido una correcta manipulación y preparación, las personas pueden presentar intoxicaciones”, dice.

Un refrigerador atiborrado de alimentos, un producto sin la línea de frío necesaria, puede ocasionar su descomposición y ser el disparador de una intoxicación masiva que lo lleve a usted, a sus familiares y amigos a una unidad de urgencias.

Según la doctora Alfaro, el transporte del pescado, desde la pesca, debe conservar una cadena de frío que no sea interrumpida hasta el momento de la cocción.

“Un pescado fresco presenta la piel dura, cuya contextura se puede probar al hundir con el dedo porque esta vuelve a su lugar, los ojos deben tener el color natural y no blanquecinos. Las agallas deben conservar un color rosado y las escamas no se deben desprender fácilmente”, explica la nutricionista.

Cuando la nevera está completamente llena, pierde más del 50% de su capacidad de refrigeración y conservación, por eso la recomendación es consumir los alimentos a la mayor brevedad posible, especialmente aquellos que han sido cocidos.

La comida del mar

El pescado: es un alimento perecedero, por tanto, debe tener puntos de control de seguridad alimentaria y buenas prácticas de manufactura desde la pesca, transporte, almacenamiento, procesamiento en la cocción, hasta el consumo.

Síntomas de intoxicación

Los síntomas de intoxicación más comunes son cólicos abdominales, diarrea, fiebre acompañada de escalofríos, náuseas, vómitos y aparición de malestar general que, en casos graves como en el botulismo, puede desencadenar un paro respiratorio. Si se presentan los síntomas, consulte al médico. “Normalmente aparecen en el plazo de minutos o una hora después de comer el pescado afectado. Cada persona puede experimentar los síntomas de forma diferente: sensación de hormigueo o quemazón en la boca, erupción de la piel en la cara y parte superior del cuerpo, dolor de cabeza punzante, ronchas o picazón.

Compra de alimentos

Los alimentos, en general, deben ser adquiridos en supermercados y pescaderías de confianza que garanticen su calidad e igualmente verificar las fechas de vencimiento. Evite comprarlos en la calle. Recuerde que los enlatados, los lácteos, las carnes preparadas y en especial el pescado, son los más susceptibles para ocasionar intoxicaciones masivas. Mantenga la conservación adecuada de los alimentos. Los alimentos preparados - como el arroz con pollo - deben consumirse de inmediato y no llevarse a la nevera para luego volver a calentar. Este es otra de prácticas más comunes y mayor causante de intoxicaciones.

Intoxicación por escombroidosis

La principal intoxicación por pescado es por escombroidosis y ocurre después de comerlo ya que contiene altos niveles de histamina. Generalmente es por peces de carne oscura, como el delfín, el atún blanco, el atún rojo, el rabil y las sardinas, entre otros, porque tienen elevadas cantidades de histidina.

“El principal factor para el desarrollo de la toxina es el tiempo en que el pescado permanece sin refrigerar. Por tanto, es el resultado de una inadecuada conservación con la aparición de la toxina escombroidosis”, señala la doctora Alfaro.

Consejos

La prevención de estas emergencias en casa, según la doctora Alfaro, debe hacerse a través de una adecuada manipulación y un correcto almacenamiento de los alimentos, tanto antes, como después de su preparación. “Evite que los alimentos que requieran ser almacenados en el refrigerador pierdan la cadena de frío. Que estén separados entre sí los lácteos y de los alimentos crudos, de las frutas y las verduras. Los alimentos ya cocinados deben estar separados”.

Al cocinar

En cuanto a su preparación, según la nutricionista, debe comenzar con el lavado adecuado de las manos, la limpieza y desinfección de las superficies y de los utensilios a utilizar, lo que permite evitar la contaminación cruzada. “Haga un lavado cuidadoso de frutas y verduras. Al cocinar se recomienda una temperatura mínima de 70ºC para el interior de los alimentos. Por último, el agua para consumo debe ser potable y, en caso contrario, póngala a hervir durante al menos 10 minutos”, señala la especialista.

Conservación

“Verifique el estado de los productos, la vista y el olfato son una buena ayuda. Cuando los compre llévalos en el menor tiempo posible a su refrigerador. Si los mantiene por mucho tiempo dentro del carro corre el riesgo de descomposición”, señala la doctora Alfaro.

La invitación de los profesionales de la salud, es a extremar medidas de control sobre los alimentos con el fin de evitar emergencias que pueden alterar esta temporada de descanso.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad