Amiloidosis cardíaca: Conozca cómo identificar y prevenir esta enfermedad

Escuchar este artículo

¿Qué es la amiloidosis cardíaca? Conozca cómo identificar y prevenir esta enfermedad

Septiembre 29, 2019 - 05:02 p.m. Por:
Leidy Tatiana Oliveros Múnera / Reportera de El País
Enfermedades del corazón, cardiacas, cardiovasculares

En el mundo y en el país la amiloidosis cardíaca es poco frecuente. Según el especialista Julián Miguel Aristizábal, se estima que la padece 1 persona por cada 100.000 al año. Todavía no existen estudios de prevalencia de la enfermedad en Colombia

Istock / El País

Alrededor de 17,9 millones de personas mueren al año en el mundo a causa de una enfermedad cardiovascular, es decir, el 31% de los fallecimientos, según la Organización Mundial de la Salud, OMS. En Colombia cerca de 60.000 personas mueren cada año por enfermedades del corazón.

Es por esto que este domingo, en la conmemoración del Día Mundial del Corazón, es importante recordar no solo las patologías frecuentes que afectan la salud de este órgano vital, sino también aquellas que no son diagnosticadas usualmente porque poco se conocen y para las cuales no hay variedad de tratamientos.

Este es el caso de la amiloidosis cardíaca, una enfermedad rara de la que se tienen pocas referencias en el país. Sin embargo, “cada vez hay más datos que indican que es más común de lo que se había pensado, especialmente en adultos mayores”, afirmó la cardióloga especialista en Falla Cardíaca María Juliana Rodríguez González.

“La amiloidosis se refiere a depósitos de material fibrilar entre célula y célula, es decir, este material que es producido por algunas proteínas, se forma o se estructura de manera inadecuada entre célula y célula, y se puede acumular entre muchos órganos, uno de esos es el corazón”, explicó la especialista, durante el XI Foro de Periodismo en Salud, realizado por Pfizer Colombia este mes en Cartagena.

Cuando se acumula esta sustancia en el corazón, añadió la doctora, “inicialmente hace que se ponga muy rígido, y a pesar de que el órgano tiene su función de contracción adecuada, no se relaja muy bien, y se produce un síndrome que se llama falla cardíaca con función sistólica preservada”.

Lea también: Así es la vida con una enfermedad que padece una de cada 5 mil mujeres en el mundo

Es decir, se presenta una alteración en la función del corazón para bombear adecuadamente la sangre, lo cual se manifiesta con un deterioro de clase funcional. Por lo tanto, la persona se fatiga haciendo actividades cotidianas, como por ejemplo: se siente fatigado al caminar, no puede dormir acostado totalmente, sino que necesita varias almohadas, incluso, a veces termina durmiendo casi que sentado; se le hinchan las piernas, después el abdomen y otras partes del cuerpo”, detalla la doctora Rodríguez, jefe del programa falla cardíaca y trasplante de la Fundación Cardioinfantil de Bogotá.

De igual forma, el cardiólogo electrofisiólogo Julián Miguel Aristizábal, quien también participó en el foro, precisó que “los síntomas pueden ser diversos: presencia de sensación de cansancio más temprano del usual durante el ejercicio, hinchazón abdominal, edema en los miembros inferiores, arritmias ventriculares, pérdida del conocimiento”.
Asimismo, anota que con frecuencia los síntomas son inespecíficos y de inicio gradual, lo que dificulta el diagnóstico temprano de la enfermedad.

El diagnóstico

La especialista Rodríguez comenta que el diagnóstico en algunos casos no se realiza temprano “porque no se detectan los signos de alarma y en ocasiones los médicos pueden dejarlo como una falla cardíaca, sin encontrar la causa, sin saber el porqué presenta la falla cardíaca”.

Por esta razón, explica, para diagnosticar la amiloidosis, primero hay que descartar otras causas de falla cardíaca, “ya que es más frecuente que esté asociada a hipertensión, diabetes mellitus, enfermedad coronaria y valvular. Cuando se descarten estas causas, se deben realizar exámenes especializados como un electrocardiograma, ecocardiografía o resonancia magnética. También, se puede sacar una biopsia de algunos tejidos, no siempre tiene que ser del corazón”, aclara el doctor Juan Esteban Gómez Mesa, jefe de cardiología de la Fundación Valle del Lili.

Vea también: Uso de opiodes aumentaría la posibilidad de tener infecciones cardíacas, dice estudio

Gómez Mesa señala que “se puede pensar en una amiloidosis si la ecografía muestra un corazón engrosado, es decir, hipertrofia del músculo cardíaco, y si el paciente tiene algunos signos o síntomas como problemas renales, hepáticos y síndrome del túnel carpiano o antecedente familiar; ahí se puede sospechar la enfermedad rara”.

La amiloidosis a nivel cardíaco, se clasifica de dos maneras: “amiloidosis hereditaria, que se da por alteraciones en algunos de los genes que produce una de las proteínas llamada transtiretina (TTR); y el segundo tipo es amiloidosis senil, que se produce por alteración o acumulo de proteína adicional, esta se presenta especialmente en adultos mayores”, concluye la especialista Rodríguez.

Tratamientos

No existen muchos tratamientos para la amiloidosis cardíaca. “Actualmente, se maneja controlando los signos y síntomas de la enfermedad a través de medicamentos tomados, los cuales modulan la función hormonal del corazón”, cuenta el especialista Gómez Mesa.

La cardióloga Rodríguez, añade que “hay dos medicamentos que ayudan a estabilizar la transtiretina, es decir, disminuye la progresión inadecuada de la amiloidosis y sí ha mostrado que disminuye la mortalidad”.

Le puede interesar: Tomar acetaminofén en embarazo se asocia con problemas de conducta en niños

También, “hay terapias más avanzadas, como un trasplante cardíaco para corregir el sitio donde se están originando los depósitos de la sustancias”, agrega Gómez Mesa.

“Ahora que han empezado a salir tratamientos estamos haciendo más campañas para decir que la enfermedad existe y se puede tratar; el problema es que antes existía la patología, pero como no se podía tratar adecuadamente, los doctores no se esforzaban por encontrarla porque no tenía tratamiento”, concluye Rodríguez.

Factores de riesgo

Para el cardiólogo Carlos Sánchez, especialista de la Fundación Santa Fe de Bogotá, “es fundamental que las personas, en especial aquellas que ya han sufrido un evento cardiovascular, conozcan los factores que pueden poner en riesgo la salud de su corazón”.

A continuación conozca algunos de ellos:

  1. Triglicéridos altos: Contribuyen al endurecimiento de las arterias o al engrosamiento de las paredes arteriales, lo que aumenta el riesgo de sufrir evento cardiovascular.
  2. Inadecuada alimentación: El excesivo consumo de alimentos altos en grasas saturadas y azúcares, y el bajo consumo de frutas, verduras y frutos secos están relacionados con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
  3. Alcohol y tabaquismo: Consumir alcohol en exceso puede debilitar el corazón, dilatarlo y disminuir su fuerza de bombeo, lo que genera insuficiencias cardiacas. El humo del tabaco también es perjudicial.
  4. Sedentarismo: La falta de actividad física acentúa otros factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión o los altos niveles de colesterol, entre otros.
Cuide su corazón

La Fundación Colombiana del Corazón y la Sociedad Colombiana de Cardiología están promoviendo una campaña para que las personas, a través de pequeñas acciones cotidianas, cuiden su corazón. Algunas de ellas son:

  • Caminar 30 minutos al día.
  • Pararse del escritorio cada hora y hacer 3 minutos de estiramientos.
  • Comer todos los días grasas buenas como pescado, aguacate o nueces.
  • Aumentar la fibra diaria con más avena, frutas, verduras, fríjoles, lentejas, y cereales.
  • Tomar al menos 5 vasos de agua cada día.
  • Dormir entre 7 a 8 horas diarias.

Lea además: Adolescente se quedó ciego y sordo por comer solo papas fritas, pan y embutidos

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad