La historia que dio origen a los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc

La historia que dio origen a los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc

Septiembre 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Olga Lucía Criollo | Reportera de El País
La historia que dio origen a los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc

Delegados del Gobierno Nacional y las Farc durante la lectura del primer comunicado conjunto en noviembre de 2012.

Detrás del esperado día para la firma del acuerdo final entre las partes, hay una antesala que se remonta al 2011.

Un martes. El 1 de marzo de 2011, en un secreto lugar de la frontera entre Colombia y Venezuela, comenzó a escribirse una historia de esperanzadora incertidumbre cuyo punto final solo se escribirá hoy, casi seis años después.

Los protagonistas de esa cita fueron, en representación del gobierno de Juan Manuel Santos, el caleño Alejandro Eder, entonces consejero para la Reintegración; y Jaime Avendaño, veterano funcionario de la Presidencia, en tanto que alias Ricardo Téllez y Andrés París lo fueron por las Farc.Cronología: los momentos claves del proceso de paz con las Farc.

Otro y otro encuentro debieron llevarse a cabo antes de que las partes convinieran trasladarse a La Habana, Cuba, para seguir explorando la posibilidad de iniciar una negociación que pusiera fin a más de cinco décadas de confrontación armada en Colombia.

Pero ese capullo de paz que florecía en julio tan solo cuatro meses después tendría su primera prueba de fuego: el asesinato a manos del Ejército del máximo comandante de las Farc, alias Alfonso Cano, ocurrido el viernes 4 de noviembre del 2011.

Incluso así, poco más de tres meses después, el 24 de febrero del 2012, ‘Mauricio Jaramillo’, ‘Marcoleón Calarcá’, ‘Sandra Ramírez’ y ‘Carmenza Castillo’ arribaron junto a ‘Téllez’ y ‘París’ a la isla para encontrarse con Avendaño y Eder, que a su vez traían consigo a Sergio Jaramillo, entonces alto asesor de Seguridad Nacional; a Frank Pearl, excomisionado de Paz, y a Enrique Santos, hermano del actual Presidente de la República.

Aunque era la primera vez que aparecía en público como negociador, de este último se asegura que fue el primer artífice del actual proceso de diálogos, ya que, tras recibir la venia del pariente Gobernante, había contactado meses atrás a la guerrilla. De hecho, en la página web de las Farc se cuenta que era la persona con la que los subversivos esperaban encontrarse aquel 1 de marzo en la frontera con Venezuela.

De aquellos días, Enrique Santos recordaría después, en El Espectador, que lo más difícil fue extraer de la selva a alias Jaramillo o El Médico y trasladarlo a La Habana sin que nadie se enterara, ni siquiera las Fuerzas Armadas. Hubo aplazamientos, dudas, desconfianza...

“Yo los vi bastante duros y dogmáticos. Aferrados a la misma línea, atrapados por su historia. Casi como esclavos del pasado... Sin duda, han sufrido severos golpes militares y duras decepciones y deserciones, pero no están reblandecidos en discurso ni convicciones...” se lee en su libro ‘Así empezó todo’, donde Santos hermano narra las impresiones que tuvo ese 24 de febrero, cuando se inició formalmente la fase exploratoria de las negociaciones bajo un pacto de total sigilo.

Según cuenta la misma fuente, durante los cinco meses siguientes en Casa de Piedra, el lugar dispuesto por el Gobierno cubano para los encuentros, se respiró mucho de lo que vivirían los negociadores oficiales durante los cuatro años que duró el proceso formal: hondas diferencias, problemas de lenguaje, jornadas agotadoras, pausas para un café que distensionaban el ambiente...

Y tras 10 encuentros “y unas 70 sentadas a la mesa”, el 26 de agosto por fin el acuerdo para empezar a negociar el acuerdo fue una realidad firmada, de manera que la alegría y el protocolo reemplazaron la tensión. Y hasta el sigilo, porque aunque lo convenido era que la noticia solo se conocería diez días después, el exvicepresidente Francisco Santos y Telesur filtraron todo... Por fortuna, ya era tarde para echar marcha atrás y el resultado fue el anunciado presidencial del 4 de septiembre del 2012, con el que la paz salió de la clandestinidad para empezar a construir las 297 páginas que se firmarán hoy en La Ciudad Heroica.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad