"No es un cambio para construir más odios": Gustavo Petro convoca a un acuerdo nacional

Junio 19, 2022 - 10:29 p. m. 2022-06-19 Por:
Redacción de El País
Gustavo Petro, presidente electo

Gustavo Petro, presidente y Francia Marquéz, vicepresidenta en su primera alocución tras ganar las elecciones presidenciales en Colombia.

Camila Díaz / Colprensa

"No es un cambio para vengarnos, no es un cambio para construir más odios, no es un cambio para profundizar el sectarismo en la sociedad colombiana”.

Con estas palabras Gustavo Petro, presidente electo, convocó en la noche de este domingo a todos los sectores políticos y sociales colombianos a la construcción de lo que llamó "un gran acuerdo nacional" .

Fue el punto central de su primera alocución después de haber triunfado en la segunda vuelta de la elección presidencial, en la que logró obtener 11.281.013 votos, según cifras de la Registraduría General de la Nación.

Petro habló de forma directa sobre la profunda división en la que queda el país después de las elecciones, reflejada en el hecho de que logró solo el 50% de los votos, mientras que su contendor, Rodolfo Hernández, se quedó con poco más del 47%.

“Las elecciones más o menos mostraron dos colombias, cercanas en términos de votos. Nosotros queremos que Colombia, en medio de su diversidad, sea una sola Colombia”, aseguró en un discurso en el Movistar Arena, de Bogotá, ante miles de sus seguidores.

Y a renglón seguido envió un mensaje a todos los líderes que están llamados a encarnar, desde el 7 de agosto, la oposición a su mandato: "Los 10 millones de electores de Rodolfo Hernández son bienvenidos en este gobierno. Significa que Rodolfo Hernández puede dialogar con nosotros cuando quiera. Significa que no vamos a utilizar el poder en función de destruir al oponente. Significa que nos perdonamos, que la oposición, bajo los liderazgos que quiera -sea el de Uribe, el de Federico, el de Rodolfo o el de todos juntos-, será siempre bienvenida en el Palacio de Nariño”.

Petro enfatizó que “en este gobierno que se inicia no habrá persecución política ni jurídica. Solo habrá respeto y diálogo. Es así como podremos construir lo que hace unos días llamamos el Gran Acuerdo Nacional, que ya se comenzó a construir entre 11 millones de colombianos y colombianas, pero que tiene que ser entre 50 millones”.

Su mensaje se dio solo pocos días después de ser acusado de orquestar una campaña de guerra sucia contra sectores opositores del centro y la derecha, en un escándalo calificado como 'los petrovideos'.

Ese acuerdo nacional, según delineó en su discurso, tendrá como propósito superar "el clima de odios políticos que nos ha acompañado en este siglo" y asegurar tres grandes objetivos: "la paz, la justicia social y la justicia ambiental".

Le puede interesar: Defensora ambiental, feminista y lideresa afro: así es Francia Márquez, la nueva Vicepresidenta

Regiones serán protagonistas

Petro planteó que para sacar adelante el acuerdo nacional desarrollará una estrategia de "diálogos regionales" que permitan encontrar soluciones a los conflictos armados que aún golpean a diferentes zonas del territorio nacional.

Pero en ellos, advirtió, "debe participar toda la diversidad de lo que es Colombia; no solo quienes han levantado las armas, sino también la sociedad civil".

Y explicó que dichos diálogos tendrían carácter "vinculante", es decir "que lo que se decida regionalmente para construir la prosperidad, se vuelve norma, se cumple".

Además de estos diálogos, agregó Petro, el propósito de su gobierno será "lograr que las armas dejen de usarse por fuera del Estado colombiano". "No es matarnos los unos a los otros. es amarnos los unos a los otros", enfatizó.

Tras reconocer el apoyo que le dio la juventud a su campaña, Petro hizo un llamado directo al Fiscal General de la Nación para que "libere a los jóvenes" que fueron detenidos en los últimos días en Cali y otras ciudades el país, bajo sindicaciones de haber cometido diferentes delitos durante las protestas que protagonizó la denominada 'primera línea'.

También hizo un llamado a la Procuraduría General de la Nación para que "restituya en sus puestos a los alcaldes de elección popular" que fueron sancionados por presuntamente haber hecho campaña política a favor del Pacto Histórico. "Ya no es el momento de los odios", insistió.

Tras remarcar que con su gobierno "lo que viene es un cambio de verdad, un cambio real", el electo presidente dijo que "los derechos fundamentales no pueden ser más letra muerta en la Constitución Nacional".

En ese sentido, agregó, el acuerdo nacional debe "construir los máximos consensos que nos permitan hacer las reformas para que la vida de las familias sea una vida mejor".

“Que el viejo y la vieja puedan tener una pensión, que el joven pueda tener una universidad, que el niño y la niña puedan tener la leche y el pan y que la carne no sea un artículo de lujo”, aseguró.

"Desarrollaremos el capitalismo"

Petro también aprovechó su discurso para responder a múltiples críticas que recibió durante la campaña presidencial.

Hizo referencia especial al señalamiento de varios sectores que indican que adelantará expropiaciones de propiedad privada, emulando lo que hizo el régimen chavista en Venezuela, y dijo que hará todo lo contrario.

“Nosotros vamos a desarrollar el capitalismo en Colombia. No porque lo adoremos, sino porque tenemos primero que superar la premodernidad en Colombia, las viejas esclavitudes y los viejos feudalismos", señaló, tras enfatizar que en su gobierno apostará no solo por un pluralismo ideológico, sino también económico.

"Eso significa tener un capitalismo colectivo, con nuevas formas de desarrollo a través de las nuevas tecnologías. Por eso queremos transitar de la vieja economía extractivista hacia una nueva economía productiva que pueda hacer crecer la producción y generar puestos de trabajo, porque solo así podremos redistribuir".

A renglón seguido, el presidente electo reafirmó  que la tercera gran apuesta de su gobierno estará en el campo de lo ambiental.

Petro ratificó que buscará una transición gradual hacia la adopción de energías limpias y lanzó la propuesta de convocar a los países latinoamericanos a crear una gran alianza para desarrollar una estrategia conjunta en este frente.

El objetivo, dijo, debe ser negociar con Estados Unidos, como primera economía del planeta, un acuerdo que apoye de manera más eficiente el rol de los países latinoamericanos en la descontaminación del planeta.

VER COMENTARIOS