El pais
SUSCRÍBETE
Gustavo Vélez se posesionó como alcalde de Tuluá.
Gustavo Vélez se posesionó como alcalde de Tuluá el 1 de enero. | Foto: Foto: El País

Política

“Es una situación muy difícil, pero no tengo miedo”, dice nuevo alcalde de Tuluá, Gustavo Vélez, sobre las amenazas en su contra

Dice el Mandatario que encontró l Administración “en un estado lamentable, en un desorden administrativo y financiero como nunca antes había estado Tuluá, con deudas cercanas a los $ 45.000 millones en el Municipio y con deudas en las demás instituciones también muy altas, por encima de $ 15 mil millones”.

3 de enero de 2024 Por: Redacción El País

Por Olga Lucía Criollo, Editora Política

El problema no es cómo vamos a poder gobernar, es qué hacer para que el Gobierno Nacional atienda la situación tan grave que estamos viviendo en nuestro municipio, porque, si hay delincuentes que desde las cárceles están ordenando intimidar, amenazar o asesinar gente, y el Gobierno no hace nada, es ahí donde tenemos un problema”.

Así habla Gustavo Vélez, quien el lunes 1 de enero se posesionó como alcalde de Tuluá, después de sobrellevar una campaña signada por las amenazas, y un día después tuvo que enfrentar el asesinato de su copartidario, Eliecid Ávila, quien iba a ser el presidente del Concejo y el líder de la coalición de su gobierno.

En diálogo con El País dice que no siente miedo y que la situación de riesgo en la que se encuentra no va a impedir el desarrollo de su gestión, pero sí le pide con ahínco al Gobierno Nacional que haga lo necesario “para poder terminar de una vez por todas con esto tan grave y tan difícil que está viviendo la ciudadanía tulueña”.

Gustavo Vélez Candidato a la Alcaldía de Tuluá
"Lo primero que le pido al Gobierno Nacional es: por favor, no pueden seguir permitiendo que personas, desde las cárceles, sigan llamando a la ciudadanía para amenazar, extorsionar", dice el Alcalde de Tuluá. | Foto: El País

¿Cómo se siente ya posicionado, después de una campaña que fue tan riesgosa para usted?

La gente se pregunta cómo va a poder gobernar, tras haber sido víctimas de amenazas…

Igual que como siempre se ha hecho. Hoy (ayer) estoy en el despacho del alcalde, ayer hicimos la posesión en el Concejo y un consejo de gobierno también en la Alcaldía. El problema no es cómo vamos a poder gobernar, es cómo vamos a hacer para que el Gobierno Nacional atienda la situación tan grave que estamos viviendo en nuestro municipio, porque, si hay delincuentes que desde las cárceles están ordenando intimidar, amenazar o asesinar gente, y el Gobierno no hace nada, es ahí donde tenemos un problema: cómo vamos a lograr que el Gobierno Nacional interrumpa la comunicación de criminales que desde las cárceles siguen queriendo mantener la presión sobre la ciudadanía y afectando la vida diaria del municipio.

Gustavo Vélez se posesionó como alcalde de Tuluá.
Gustavo Vélez se posesionó como alcalde de Tuluá. | Foto: Foto: El País

Finalmente, hay que hacer lo que tenemos que hacer y, con el apoyo de la Policía y el Ejército, vamos a hacer nuestros desplazamientos y a hacer nuestra tarea, y el Estado como tal no va a parar porque yo esté amenazado, él funciona sí o sí. Lo que necesitamos no es que nos ayuden a gobernar, sino que el Gobierno Nacional ponga coto a que criminales condenados amenacen y extorsionen a través de llamadas y video llamadas y den órdenes para asesinar personas, como al concejal Eliecid Ávila.

¿Qué medidas concretas espera de parte del Gobierno Nacional para solucionar esta situación?

Lo primero que le pido al Gobierno Nacional es: por favor, no pueden seguir permitiendo que personas, desde las cárceles, sigan llamando a la ciudadanía para amenazar, extorsionar, y dándole órdenes a sus secuaces que están libres para asesinar personas. Esa es una responsabilidad del Inpec, del Ministerio de Justicia y del Ministerio del Interior. Eso es lo que necesitamos prioritario, urgente y, por supuesto, necesitamos que los recursos lleguen y fortalezcan las instituciones locales, la Policía, el Ejército, para trabajar en la implementación de cámaras de vigilancia y todo lo que se necesita para hacer una tarea conjunta con todas las autoridades y lograr recuperar la tranquilidad y la seguridad en nuestro municipio.

¿Cuándo dice que delincuentes están actuando desde las cárceles está hablando de su caso, del concejal asesinado o también está pasando con otras personas?

Está pasando con todo el mundo en Tuluá, les dan órdenes desde las cárceles a sus secuaces en la calle para llevarles boletas a la gente o extorsiones o para ordenar asesinatos, vuelvo y digo, como el del concejal Eliecid Ávila. Y todo el mundo sabe quiénes son: alias Pipe, alias Caregallo, alias El Enano, personas que las autoridades tienen identificadas, pero que además están presas y condenadas. Entonces, no es una situación que solo me ha afectado a mí, ha afectado a miles de tulueños, es un tema que se viene hablando ya hace muchísimo rato y no vemos acciones concretas, efectivas, del Gobierno Nacional para poder terminar de una vez por todas con esto tan grave y tan difícil que está viviendo la ciudadanía tulueña.

El concejal asesinado pertenecía, como usted, al Partido Conservador. ¿Cree que ese crimen tiene un componente político?

Completamente, hace dos semanas y media advertimos de las amenazas que le habían hecho a la Personera Municipal y al concejal Ávila por la elección del personero para este periodo, y desde ese momento amenazaron al concejal: que si se interponía en la elección de la persona que quedó en la lista de elegibles, que además fue la única que aprobó el examen, de 28 personas que se presentaron, lo iban a asesinar, y así lo hicieron. Eliecid, una vez posesionado, iba a ser el presidente del Concejo para este periodo 2024 y una de las acciones era revisar la elección del personero y del secretario del Concejo y otras cosas que vienen siendo muy mal manejadas y le están generando un problema a la Administración Municipal. Este es un tema netamente político, de unas bandas delincuenciales que, aliadas de disque actores políticos, quieren interferir en las decisiones políticas y administrativas del Municipio.

Eliecid Ávila
Eliecid Ávila, concejal electo, fue asesinado este fin de semana. | Foto: Redes sociales

Hablemos un poco de él, ¿quién era Eliecid Ávila?

Él era un concejal que estaba electo desde el 2016, odontólogo; de una familia de nuestro municipio, gente trabajadora, honesta, profesionales que habían logrado escalar posiciones sociales y políticas a través de su trabajo; una excelente persona, un hombre correcto. Hace ocho años, cuando fui alcalde, fue también presidente en este primer periodo del Concejo y hoy lideraba la coalición del Concejo de Tuluá; una persona con muchísimas cualidades, honesta, que no tenía problemas con absolutamente nadie y fue vilmente asesinado, de la manera más miserable, por personas desalmadas, que tienen un altísimo grado de ignorancia y que no saben ni siquiera el daño que le hacen a la sociedad.

Ante todo lo que me está diciendo, le pregunto: ¿Gustavo Vélez siente temor por su vida?

No, yo no tengo miedo, primero, porque estoy con Dios, pero también he tenido el apoyo de la Policía a nivel local y del Gaula militar, y me he sentido protegido, de modo que no tengo temores de ningún tipo. Nosotros sabemos que esta es una responsabilidad que hay que afrontar. Sí es una situación muy difícil, todos mis hijos están por fuera del país, pero lo que tenemos ahora es una gran responsabilidad. Aquí no se puede tener miedo, precaución, prudencia, sí, pero miedo no.

Ante la fatal noticia, ¿qué ambiente ha encontrado en su equipo de trabajo y en los demás concejales de la coalición de gobierno?

¿Y cuáles van a ser demás prioridades de gobierno y cómo encontró al Municipio tras el empalme con el anterior gobierno?

Las prioridades nuestras son la seguridad, devolverle la confianza a la ciudadanía e invertir recursos que generen desarrollo en nuestro municipio, para que haya generación de empleo y prosperidad. ¿Cómo encontramos la Administración? En un estado lamentable, en un desorden administrativo y financiero como nunca antes había estado Tuluá, con deudas cercanas a los $ 45.000 millones en el Municipio y con deudas en las demás instituciones también muy altas, por encima de $ 15 mil millones. Encontramos un municipio ‘patas arriba’, con la gente desesperanzada, con un pésimo gobierno que acaba de terminar y que hizo que la ciudadanía perdiera la confianza en las instituciones. Esperamos que esto cambie, que podamos revertir esta situación y que durante estos primeros meses, que sabemos que van a ser de harto trabajo, podamos organizar nuevamente la casa y sacar adelante nuestro Municipio.

AHORA EN Política