Cooperación internacional

Noviembre 30, 2022 - 11:55 p. m. 2022-11-30 Por: Editorial .

El fin de semana, mientras en Panamá se realizaba la 19 Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora, y se incluía a 66 clases de tiburones en la lista de protección, en el Pacífico colombiano se incautaba una tonelada de esos animales mutilados.

El decomiso, uno de los más grandes realizados este año por la Armada Nacional, se hizo en un barco pesquero de bandera colombiana, que había zarpado de Buenaventura y estaba en aguas de Bahía Solano, en Chocó.

Las 7,4 toneladas de tiburón y especies protegidas incautadas en lo este 2022, son una mínima muestra del saqueo que sufren los recursos naturales en el Pacífico colombiano.

Y confirman que no basta con que en el país se expidan leyes si no hay la capacidad para vigilar, proteger y hacer respetar la soberanía en los mares nacionales.

El negocio de la pesca ilegal tampoco se frenará mientras exista un mercado internacional como el de las aletas de tiburón, de alta demanda en países asiáticos donde se pagan a precios exorbitantes.

Decisiones como las tomadas en la Convención de Panamá, en la que participaron representantes de 160 naciones, son importantes para enfrentar el comercio ilegal de especies como los tiburones.

Para que sea efectiva, la lucha no puede ser en solitario de países como Colombia.

Se requiere del compromiso y cooperación de las autoridades mundiales para perseguir en cualquier rincón del planeta a quienes participan de ese negocio ilícito.

VER COMENTARIOS