Cali y sus árboles

Escuchar este artículo

Cali y sus árboles

Noviembre 20, 2019 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

A Cali le dolió ver el desplome de la ceiba bicentenaria que le daba sombra al Gato de Tejada y a sus novias.

Los 250 años de vida que se le calculan, el azar de una ciudad creciente y tal vez la falta de atención adecuada, le pasaron factura y provocaron su muerte.

Es una pérdida para una ciudad para la cual los árboles son parte de su identidad.

Y es un recordatorio de que hay que cuidar los que existen, y el llamado a sembrar cada vez más en cada espacio disponible para que Cali vuelva a ser esa urbe verde que la caracterizó hasta hace unos años.

A los 799 árboles notables, definidos así por su longevidad e imponencia, hay que prestarles atención, hacerles el mantenimiento necesario y vigilarlos de forma permanente.

También hay que curar los 1400 que están enfermos o en riesgo de caerse, para evitar la pérdida y para proteger a quienes transiten cerca de ellos.

A los caleños no se les debe olvidar que gracias a los árboles la capital del Valle es más fresca, se siente esa brisa característica de las cinco de la tarde y tiene en ellos un aliado para hacerle frente al cambio climático.

Por ello hay que insistir en que se mantenga la costumbre de plantar árboles en los antejardines, en los separadores viales, en las aceras y en todos los espacios que así lo permitan.

El mejor homenaje que se le puede hacer a la ceiba del Gato es sembrar otra en su reemplazo, cuidarla para que tenga una larga vida y que se convierta en símbolo de una ciudad más verde y comprometida con la naturaleza que la habita.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS