Bajo amenaza

Escuchar este artículo

Bajo amenaza

Octubre 24, 2019 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Al Parque Natural Farallones le salió otra amenaza: la de las organizaciones criminales que operan en la zona rural de Jamundí e intimidan a los guardabosques encargados de cuidar la reserva.

Esa es la razón por la cual la Dirección de Parques Nacionales decidió suspender indefinidamente las actividades de todos sus funcionarios en la región, incluidos quienes realizan los programas de educación y se encargan de coordinar los proyectos comunitarios de sostenibilidad que hacen parte de las estrategias para garantizar la preservación de los Farallones.

Ya se sabe que la intención del crimen organizado es evitar que se haga el control sobre actividades delictivas como la minería ilegal, la siembra de cultivos ilícitos y el narcotráfico, que se desarrollan dentro del Parque o en sus inmediaciones.

Los Farallones son la reserva ambiental más grande e importante del Valle, con ecosistemas únicos y donde nace la mayoría de ríos que surten de agua al Departamento, por eso hay que protegerla.

Frente a la gravedad de lo que sucede se tiene que ejercer la autoridad y adelantar las acciones necesarias para impedir que los grupos delincuenciales sigan acabando con su riqueza y sembrando el miedo a través de la violencia.

Ello incluye garantizar que quienes deben proteger los Farallones puedan hacer su trabajo sin amenazas y sin que pongan en riesgo sus vidas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS