Escuchar este artículo

El caso Sayco

Junio 14, 2020 - 06:35 a. m. 2020-06-14 Por: Santiago Cruz Hoyos

La noticia parecía una broma del portal Actualidad Panamericana: Fernando Barrero, director del Teatro Cafam, aseguró en La W que un funcionario de Sayco le pidió el acta de defunción de Mozart para comprobar que no se debía cobrar por sus derechos de autor.

“El funcionario de Sayco preguntó si Mozart pagaba derechos y dijimos que no, lleva muchos años muerto. Sin embargo, nos pidió el acta de defunción para comprobar que no incluía el cobro de derechos. Tuvimos que entrar a internet y explicarle sobre el compositor”, dijo Barrero.

Mozart, por si acaso, murió el 5 de diciembre de 1791, hace 229 años, en Viena, Austria, por lo que sus obras ingresaron al dominio público. La única manera en que se puede exigir el pago de derechos de autor es que alguien le haya hecho alguna adaptación o arreglo a su música.

Sayco desmintió lo dicho por Barrero, pero las polémicas continuaron. En una entrevista con La W, el productor Fernán Martínez aseguró que Sayco “es una de las compañías recolectoras de derechos de autor más voraces de todo el mundo y no se sabe a dónde va ese dinero”, mientras que en su Twitter la actriz y cantante Margarita Rosa de Francisco escribió: “¿Por qué nunca se ha podido investigar a @SaycoOficial?”.

Hace unos meses conversé con un amigo que se dedica a la producción de eventos. Me contó que en una ocasión les dijo a los funcionarios de Sayco que no iba a poner música en un espectáculo mientras el público estuviera ingresando. En el momento en que el público empieza a entrar, uno de sus colaboradores puso por error una canción que no alcanzó a durar dos minutos. Él ordenó que la apagaran. Sin embargo, los inspectores de Sayco alcanzaron a grabar esos segundos, le suministraron el audio a Acinpro, por lo que le cobraron un millón de pesos, pese a que explicó con insistencia que se trató de una equivocación. Ese día él me decía:

“Como productor de eventos estoy de acuerdo en que hay que pagar por el derecho a usar las obras de los compositores. Lo que me incomoda es que no tenemos claridad sobre la destinación de esos recursos. En el caso de Sayco tienen una forma muy fácil de controlarnos a los productores. Y eso está bien. Lo que no está tan bien es que los compositores no tienen una forma de controlar a Sayco. ¿Cómo saben ellos que les están pagando lo que corresponde? ¿Cómo sabe un autor cuántas veces y en dónde se puso su canción para verificar que el pago es el correcto? Sayco y Acinpro recaudan una fortuna cada año por los eventos pero también por el pago que le hace cada tienda, cada restaurante, cada peluquería, cada negocio que tenga un sitio para poner música, y aunque es una entidad privada debería haber más claridad sobre la destinación de esos dineros”.

El vicepresidente de Sayco, el compositor Rafael Manjarrez, con quien conversé esta semana, me advirtió que lo que iba a decir estaba “bajo gravedad de juramento”. Aseguró que detrás de las acusaciones y las polémicas sobre la Sociedad de Autores y Compositores hay “un alto grado de desinformación”, “una descalificación moral que se sustenta en oprobios”, sobre todo después de que la entidad publicara el Manual Tarifario para los eventos virtuales durante la pandemia por el coronavirus. “Esas tarifas se deben concertar, no son definitivas. De hecho las bajamos en más del 50% hasta marzo de 2021”.

También aseguró que Sayco recauda al año entre 70 mil y 80 mil millones de pesos, que se distribuyen entre los autores nacionales, los editores que representan obras de autores, y las sociedades de derechos de autor extranjeras. Y que la entidad cuenta con un “andamio operativo” no solo para el recaudo de los derechos sino para presentar la información a sus asociados que sustenta los pagos. “Ese proceso lo vigila la Dirección Nacional de Derechos de Autor”.

Manjarrez reconoció que es posible que existan “márgenes de error e inconsistencias en alguna información, usted entenderá que estamos hablando de diez mil autores, pero estamos dispuestos a corregir. También estamos dispuestos a defender a Sayco y dar claridad de lo que sea necesario”.

Ahora que Sayco fue citada al Congreso ojalá suceda eso: que se aclaren las polémicas sobre una Sociedad que debe existir para la protección de los compositores pero sin dudas sobre su funcionamiento y el destino de sus recursos que aunque pagan un derecho privado, el del autor, provienen de cada boleta, de cada botella, de cada cover que pagan los colombianos. Incluso de cada noche de hotel. (Por cada habitación de un hotel se deben pagar 80 mil pesos al año por derechos de autor).

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS