Significado de distrito especial (2)

Significado de distrito especial (2)

Marzo 21, 2019 - 11:40 p.m. Por: Ode Farouk Kattan

No está por demás rememorar un poco de historia sobre la Cali que está transformándose en Distrito Especial.

Los años transcurridos entre la conquista de Colombia (los choques del Siglo XV), la colonia (la aglutinación de las culturas españolas y aborígenes de los siglos XVI y XVII) y la república (la patria boba del Siglo XVIII en adelante) hasta los albores del Siglo XX fueron signados secuencial y consecuencialmente por desarrollos lentos y difíciles, pero meritorios pues se hicieron a mano alzada.

Entrado el Siglo XX, en el espacio geográfico de los departamentos del Valle del Cauca y el Cauca tuvo lugar en ella un acontecimiento dinámico especial cual fue la llegada del Ferrocarril del Pacífico y su extensión a Buenaventura, conformando un triángulo de movilización moderna de la carga que se complementó con la cercanía a departamentos también en plan de beneficiarse de la vía férrea y el telégrafo que la complementaba (la manera de poder pedir y ofrecer los productos y la de poder traerlos y llevarlos con rapidez, el comercio moderno).

Esto atrajo a Cali una dinámica criolla y también extranjera que fue creando un complejo comercial e industrial que llegó a ser una marca mundial. Cali quedó impreso en el mapamundi de los negocios.
Esto fue cierto durante un tiempo, interrumpido por algunos avatares propios de la problemática mundial y local, que no lograron frenar una formación citadina muy dinámica e importante.

Al tenor de ella la ciudad se expandió en área construida y poblada. Pero no lo hizo en forma ordenada.

Así las cosas, la principal tarea que se tiene que adelantar en el paso de Municipio a Distrito Especial es el ordenamiento territorial, el POT, que infortunadamente lo menos que tiene ahora es orden, y esto se debe a que como el desorden se ha convertido en negocio, y no se tiene un mecanismo para evitarlo, hay que crear un orden nuevo, que debe empezar por racionalizar la estructura de funcionamiento del Distrito.
Tipo borrón y cuenta nueva, pero sin caer en aquellos vicios que nos han desacreditado, prestos a revivirse animados por la diosa ‘Politiquería’ y la falta de disciplina, tanto poblacional como oficial.

Ese mecanismo es la planeación de larga visión y amplitud, que combine todos los elementos de funcionalidad operativa de una ciudad para que el ciudadano no tenga que perder tiempo de su vida en un laberinto de obstáculos y falencias, cosa que le frustra su capacidad de ingresos y desarrollo familiar, el tiempo perdido, que es enemigo del apego a la civilidad.

Ahora, cada comunidad tiene su folklore (expresión holandesa compuesta por dos conceptos: ‘folk’, que significa pueblo, y ‘lore’ que significa el modo de ese pueblo de hacer las cosas.

Esto nos lleva a la necesidad de identificar el folklore caleño y tratar de complementarlo al nuevo folklore del Distrito Especial, que debe tener un elemento diferencial con el anterior, so pena de que perdamos la oportunidad que el destino nos ha deparado. Que no es como el año nuevo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas