Cacao tumaqueño

Escuchar este artículo

Cacao tumaqueño

Agosto 19, 2019 - 11:35 p.m. Por: Miky Calero

Hace unos días fui invitado a la celebración de los 30 años de Crepes and Waffles en Cali, regio almuerzo en compañía de muy queridos colegas. La bella dueña nos explico en forma de poesía, como fue el nacimiento de tan berraco proyecto… !mis respetos!

Luego Felipe, su hijo, nos amplió más sobre el compromiso de esta empresa con la parte social y ambiental.

Para empezar, en los muchos restaurantes que hay en Colombia y otros países donde trabajan mas del 90 % , mujeres cabezas de familia.
Pero voy al grano, como dijo el dermatólogo, mi tema… el medio Ambiente.

La fundación que lidera Felipe trabaja en varios departamentos implementando y impulsando estos emprendimientos amigables con el entorno.

Un líder tumaqueño, Gustavo Mindineros, también invitado al almuerzo y gracias a Dios me tocó a su lado ya que tuve la oportunidad de conversar sobre el proceso en su territorio. Esto es un resumen de lo que logré entender.

En Tumaco que desde tiempo atrás se ha cultivado el Cacao, de muy buena calidad (ha ganado varios reconocimientos entre ellos el del Salón del Chocolate en París), se está logrando sustituir los ilícitos por cultivos de Cacao asociados a las hierbas aromáticas. Con el apoyo del programa FINTRAC operadores de recursos de Usaid, ya se ha logrado ganarles a los ilícitos 100 hectáreas… de grano en grano se hace una playa, (eso no lo dijo el dermatólogo). Van avanzando en la consolidación de un modelo productivo sostenible, ambientalmente amigable y para la familia económicamente rentable. Cortepaz esta trabajando en la recuperación y estratégicamente ha venido vinculando a las mujeres de las familias asociadas.

También se trabaja en la consolidación de una ruta de agroturismo, ya que la agricultura y sus recetas dan identidad y arraigo. Ejemplo, Francia se conoce por sus quesos y sus vinos y la cultura gira alrededor de su gastronomía.

Para que todo eso funcione se requiere del apoyo económico del Gobierno, que a través de ColomboFintura reúne recursos estatales y de otras ONG.

Hasta allí todo bien. Ahora viene la parte preocupante, con el anuncio de la posibilidad de nuevamente la aspersión aérea con glifosato y la no llegada de los recursos prometidos, el proceso se está frenando, llegó nuevamente la incertidumbre y muchos no están convencidos de sustituir sus cultivos ilícitos.

Las aspersiones aéreas no se contemplan como el mecanismo más efectivo para la lucha contra los cultivos de uso ilícito, mas si se teme que este tipo de acciones repercutan en la consolidación de estos procesos que se vienen desarrollando de manera articulada y estratégica. El glifosato afecta la calidad del grano.

Hay que hacer como dijo Carlos Vives ‘pa que no se acabe la vaina’ lograr que estos proyectos sigan pelechando, consiguiendo el apoyo del Gobierno central y de todos nosotros, eligiendo bien a nuestros gobernantes.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS