De fiestas con la poesía

De fiestas con la poesía

Septiembre 10, 2018 - 11:50 p.m. Por: Jotamario Arbeláez

Con los mejores auspicios comienza hoy el Festival Internacional de Poesía de Cali, bajo la batuta de Juan Merino, con participación, para mencionar sólo algunas de las mujeres, de María Baranda, Marta Sanz, Lucía Estrada, Patricia Aguirre, Magdalena Camargo, Bibiana Bernal, Delia Bolaño, y mi coequipera en el reciente Premio Dámaso Alonso, Elvira Alejandra Quintero, coincidencia que tenemos que celebrar. Es la versión 18 de un festival que reviste a la Sucursal del Cielo con las angelicales pompas de la lírica, como son las que acabo de mencionar.

Pero es toda Colombia la que anda de rumba con el poema. En este momento también se está en la Fiesta del Libro en Medellín, donde en homenaje al Nadaísmo que allí naciera hace 60 años, se engalanaron las estaciones del metro con dumys de los fundadores del grupo cuando andaban por los 20 años, y en el interior de los vagones con fotografías y reproducciones de poemas y de cartas y de entrevistas, todo por iniciativa de la Alcaldía y realización de la Biblioteca Piloto, que guarda celosamente parte de Los Sagrados Archivos del movimiento rebelde.

Hay que ver cómo cambió el mundo. En un comunicado, la Alcaldía pone al Nadaísmo como ejemplo a seguir por los juventudes, cuando en nuestra época se nos perseguía precisamente por vagos, escandalosos. En la clausura, Editorial Eafit hará el lanzamiento de la esperada novela de Amílcar Osorio ‘La ejecución de la estatua’, de ‘X se escribe con J’, correspondencia de Jaime Jaramillo Escobar y Jotamario Arbeláez, y de las reediciones del ‘Primer manifiesto nadaísta’ y ‘Memorias de un presidiario nadaísta’, de Gonzalo Arango. Y Editorial Sílaba de la compilación de cuentos de Eduardo Escobar, ‘Las rosas de Damasco’.

Y acaban de sucederse el deslumbrante Festival Internacional de Poesía del Gimnasio Moderno en Bogotá, donde se celebró la llegada a los mil títulos de la Colección Visor de poesía; el Festival de Poesía de Pereira, el de Bucaramanga, el de Villa de Leyva, el Aqua Fest que dirige la poeta y ambientalista Lilí Blue, en honor y defensa del agua, donde tuvo espectaculares presentaciones la cantante Alely. Y sigue, no sólo el de Cartagena, sino el de Atenas y el de Granada, Nicaragua, si la situación política lo permite.

En todos y cada uno de ellos se han celebrado y celebrarán jornadas de reconocimiento a la memoria de Gonzalo Arango, Amílcar Osorio, Darío Lemos, Humberto Navarro, Jaime Espinel, Alberto Escobar, Guillermo Trujillo y Elmo Valencia, de quien el miércoles se conmemorará el primer año de su desaparición de las calles del mundo que él honrara con sus zapatos, en acto conducido por la poeta venezolana Betsimar Sepúlveda y con el suscrito como invitado, en la sede del teatro Esquina Latina a las 6:30. Y a la permanencia en su puesto de combate, pero sin disparar una bala, de Jaime Jaramillo Escobar, Eduardo Escobar, Pablus Gallinazo, Jan Arb, Patricia Ariza, Dina Merlini, Pedro Alcántara, Álvaro Barrios, Álvaro Medina, Dukardo Hinestrosa y Rafael Vega-Jácome. El jueves 13, en la Biblioteca Centenario, con presentación de Gabriel Ruiz, realizaré el conversatorio ‘¿Existió alguna vez el Nadaísmo?’

Precisamente las palmas comunicativas de todos estos eventos que ventean aires de paz y exaltación del espíritu se las lleva Gabriel Ruiz, quien con su esposa María Isabel Casas dirige el noticiario virtual NTC, que pone en los ojos del mundo, no sólo la realización de los múltiples actos relacionados con la cultura, sino que presenta con pelos y señales a cada uno de sus protagonistas. Presento públicamente a esta publicación mis más cálidas señales de gratitud. Y buen viento y buena mar con su simpática filosofía bomberil.

VER COMENTARIOS
Columnistas