Gestos y propósitos

Noviembre 27, 2022 - 11:50 p. m. 2022-11-27 Por: José Félix Escobar

Gesto, según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, es un “acto o hecho que implica un significado o una intencionalidad”.
Todos podemos comprobar que nuestra vida está llena de actitudes, afirmaciones y silencios que van conformando lo que llamamos historia.

Gestos hay de toda clase. Qué tal el gesto de soberbia de los británicos cuando en 2016 un referendo decidió por escaso margen que el Reino Unido debía salir de la Unión Europea. Muchos siglos de insularidad y aislamiento relativo llevaron a una parte de la población británica a recelar de todo lo que proviniera del ‘continente’. Incluidas, por supuesto, las decisiones comunitarias tomadas en Bruselas.

La desafiliación se consumó a comienzos de 2020 y los resultados han sido poco menos que catastróficos. En primer término, la unión de los cuatro países que conforman la Gran Bretaña se ha visto seriamente resquebrajada. Escocia expresó desde un comienzo su deseo de continuar en la Comunidad Europea y no ha dejado de agitar esa bandera.

Los escoceses no logran entender cómo un buen proyecto de unión económica es abandonado por razones de ideología y de orgullo nacional británico. Actualmente hay decenas de paros anunciados porque la situación económica del Reino Unido no es nada buena. Hasta los conductores de camiones emigraron a la Europa continental, donde encuentran mucho trabajo.

Otro gesto inentendible es el del presidente Nayib Bukele de El Salvador, quien en septiembre de 2021 decidió adoptar la moneda –fantasmagórica- del bitcoin como divisa de curso legal. Un experimento muy arriesgado y un acto de suma irresponsabilidad con las finanzas de su país.

Cinco meses después de la decisión de Bukele, Rusia invadió a Ucrania y armó una gigantesca inestabilidad económica en el mundo. La guerra alteró las cadenas de suministro, enrareció los mercados de materias primas y prácticamente enloqueció los flujos de capitales. El arrepentimiento de las autoridades salvadoreñas debe ser enorme.

Hay gestos vergonzosos, como la patada que un funcionario de Migración propinó en el aeropuerto El Dorado a un compatriota que regresaba del Brasil. Todos los significados de ese estúpido acto perjudican la imagen de nuestro país. El funcionario agresor ha recibido una simple pena de suspensión por tres meses, la que no guarda relación con la gravedad de su acto.

Debe anotarse que las naciones desarrolladas prefieren los propósitos a los gestos. La Comunidad Económica Europea nació gracias al deseo continuado de los países de ese continente para consolidarse como una potencia mundial. Igual sucedió con el propósito general de instituir la Organización de Naciones Unidas, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

En nuestro país necesitamos políticas públicas que obedezcan a verdaderos propósitos y no a simples gestos. Duele comprobar cómo vastas regiones colombianas se encuentran hoy inundadas, tragedia que afecta a miles de personas y que impide el correcto aprovechamiento de zonas fértiles. La construcción de diques y su constante mantenimiento y revisión son un remedio comprobadamente eficaz para evitar los desbordamientos de los ríos en épocas de invierno.

***
Muchos insisten en politizar el futbol. También sería bueno tomar en cuenta las lecciones y consejos del fútbol: siempre será más fácil cambiar al entrenador que salir de todo el equipo.

VER COMENTARIOS