Escuchar este artículo

Escenarios posibles

Octubre 04, 2020 - 11:50 p. m. Por: José Félix Escobar

La frenética sucesión de noticias de los últimos días sobre la carrera electoral norteamericana, ha puesto a todo el mundo a mirar con preocupación sobre lo que puede ocurrir a partir de los comicios del próximo tres de noviembre. Se reafirma así el enorme peso que los Estados Unidos tiene en el mundo. Es como una reedición del llamado ‘efecto mariposa’, pero en este caso el insecto es gigantesco.

Nada ejemplar fue el debate del martes pasado entre Trump y Biden. Las críticas han sido numerosas y muchos consideran que el formato se agotó. La actitud más condenable fue sin duda la del presidente Trump, para quien este intercambio de opiniones equivalió a un grotesco espectáculo de lucha libre. No se bebe olvidar que la figuración pública de Donald Trump nació y creció en el medio efectista de la televisión norteamericana.

En la madrugada del viernes el presidente Trump informó al mundo que él y su esposa habían contraído el Covid-19. No puede negarse que esta noticia es un gran castigo a la insensatez y frivolidad demostradas por el presidente Donald Trump en la administración de la pandemia. El presidente no creía en el virus pero el virus si creyó en él e invadió su pesada estructura corporal. Esperamos como personas humanas la pronta recuperación de Trump y su esposa.

El primer escenario posible consiste en que contra viento y marea la radicalización de los supremacistas blancos logre darle un triunfo electoral a la fórmula Trump - Pence. Sería para Donald Trump una victoria pírrica. Los enormes problemas fiscales y financieros que se han destapado alrededor de la fortuna Trump, muy seguramente llevarán al hoy presidente a un viaje sin retorno hacia los tribunales de justicia.

En ese caso, bastante probable por cierto, el mando sería ejercido por Mike Pence, un conservador republicano de Indiana de 61 años, cuya afinidad con la ideología de su partido es mucho mayor que la del caótico Trump. Con Pence habrá menos ruido y pirotecnia, y la gente sabrá que el presidente es un rígido hombre de derecha, con presencia dentro del conocido ‘Tea Party’.

La indecisión del momento nos lleva a otro escenario posible: el triunfo de Joe Biden y su compañera de fórmula Kamala Harris. La realidad es que los 77 años de Biden pesarán en sus espaldas pues el desgaste en el ejercicio de la presidencia es muy alto. El primer ministro japonés Shinzo Abe, de 66 años, acaba de renunciar a su cargo por motivos de enfermedad. Previendo lo que le pueda suceder, Angela Merkel de 66 años anunció su retiro para el año entrante.

De llegar a ser electo Joe Biden, es probable que el mando termine siendo ejercido por la vicepresidenta Kamala Harris. La señora Harris hizo una brillante carrera como Fiscal en California. Sus posiciones políticas un tanto extremistas se fueron suavizando hasta obtener la nominación a la vicepresidencia por el Partido Demócrata. Harris conjuga una serie de virtudes que podrían dejar tranquilos a los norteamericanos en el caso de que le correspondiera ocupar la presidencia.

* * *

Absolutamente reprobable que el Alcalde de Cali se dirija a una mujer insinuando que es bruta. La concejal Diana Rojas tiene el derecho de preguntar cómo y en qué se va a gastar el gran empréstito que va a solicitarse. La ciudad no debe olvidar que este mismo equipo burocrático fue el que promovió las medio inconclusas 21 Megaobras.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS