Manos visibles

Escuchar este artículo

Manos visibles

Febrero 07, 2020 - 11:50 p. m. Por: Fernando Cepeda Ulloa

Diez años de fecunda actividad. El trabajo pionero que se propuso realizar Paula Moreno después de ejercer con éxito en el Ministerio de Cultura, es un modelo que otras regiones de Colombia debieran imitar, y, de alguna manera, el propio Gobierno debiera promover o estimular. Una evaluación de la tarea realizada no dejaría dudas sobre su utilidad, principalmente, para aquellas regiones que han sufrido el abandono mayor o menor del Estado y de la sociedad.

Manos Visibles es la Fundación que la exministra Moreno fundó y ha venido presidiendo. Un esfuerzo descomunal para lograr que el Pacífico obtenga la visibilidad que merece. Para que deje de ser la región más olvidada de Colombia. Para que sus gentes tengan la voz que merecen sobre sus propios asuntos y los del país que tanto les ha fallado.

La iniciativa de Paula Moreno ha venido coincidiendo, cada vez más, con un tema central de la geopolítica mundial. Colombia no puede seguir dándose el lujo de ignorar la Costa Pacífica que es hoy tan importante o más como la del Atlántico. Vivimos la era del Pacífico. China, Japón, India, están ahí para demostrarlo cada día más.

Buenaventura es nuestro más importante puerto. La ciudad es una vergüenza. Ocurren todo tipo de cosas deplorables, que van desde criminalidad hasta escandalosa corrupción. Lo propio se podría decir de Quibdó aunque éste ni siquiera es un puerto importante. El Pacífico, además, es un emporio de biodiversidad, o sea, está en la agenda prioritaria del planeta. Y cuando el entretenimiento adquiere una importancia global inusitada -y esto será mayor en el futuro- el Pacífico ofrece, quién lo creyera, ejemplos formidables de grandes danzarines, de figuras descollantes del deporte y de la música. Su gastronomía, hoy tan relevante en el mundo, está por descubrirse. Si todo ello se ha logrado en un abandono y desigualdad tan grandes, me gustaría saber lo que sería su presencia nacional y global si recibiera toda la atención que la deuda histórica que tenemos con esta región exige.

El Super Bowl, que tanto enorgulleció a los colombianos, unió las dos costas para transmitirle al mundo un mensaje impecable de alegría materializada en la danza y la música. Ojalá así fuera en otras materias. Paula Moreno ha despertado un sentimiento de orgullo y autoestima en la región del Pacífico, que difícilmente puede encontrarse en otras partes de Colombia.

Son diez años de pensar y repensar estrategias y procedimientos para lograrlo. Fundaciones y gobiernos han apoyado este esfuerzo. También Universidades como los Andes, Eafit, Icesi y ahora la Tadeo Lozano, que han inaugurado un Magister, Potencia Pacífico, cultura para empoderar, renovar y transformar, como parte de una de las grandes apuestas de la Corporación Manos Visibles, para capacitar lideres de la región en cinco áreas estratégicas, claves para el desarrollo del Pacífico; 35 gestores culturales que realizarán emprendimientos creativos para el desarrollo de la región. Buscan una revolución cultural. Y, también, generar un banco de emprendimientos culturales en música, teatro, arte, producción musical y cine.

Está más que pasada la hora para que el gobierno colombiano, los empresarios y las fundaciones se den cuenta de lo que significa el Pacífico y de lo que es urgente hacer para que Colombia se beneficie a cabalidad de la modernización y fortalecimiento de esta región.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS