Corrupción

Enero 21, 2022 - 11:50 p. m. 2022-01-21 Por: Fernando Cepeda Ulloa

¿Ahora sí, la corrupción es el tema que más preocupa a los colombianos? No creo.

Que eso dicen las encuestas; que todos los días nos agobian noticias de nuevos y viejos escándalos; que los candidatos tienen este tema en el primer lugar de su agenda. ¿Quién sabe?

La verdad es que en tiempos recientes se han publicado investigaciones muy valiosas que no han merecido ni siquiera registros fugaces en los medios de comunicación. Menciono por ejemplo el libro publicado por Fedesarrollo, del cual son autores el actual gerente del Banco de la República, Leonardo Villar y Daphne Álvarez, y un capítulo en otro importante libro del mismo tanque de pensamiento sobre el Whistleblower o denuncia premiada, la herramienta que se considera más eficaz en la lucha contra la corrupción.

Antes varios volúmenes promovidos por el entonces rector Henao del Externado que cubren temas tradicionales y nuevos. Este sí recibió algún cubrimiento en entrevistas radiales y televisadas. Pero como si no existiera.

Están las cuidadosas publicaciones de Luis Jorge Garay que, no obstante su prestigio, pasan desapercibidas. Una, excelente, también con la coautoría de Daphne Álvarez sobre el Departamento de Córdoba, que ya estaba a punto de exportar el exitoso modelo de corrupción que han manejado.

Fedesarrollo convocó un grupo para que elaborara recomendaciones para combatir este flagelo. ¡Como si no existieran! El BID hizo lo propio hace poco tiempo. Tengo la esperanza de que el nuevo liderazgo en la CAF estará en capacidad de diseñar alguna estrategia efectiva porque el tema desborda las fronteras colombianas. Perú y Ecuador han judicializado presidentes, Argentina, no hablemos, y Centroamérica está inundada de corruptos y corrupción. ¡Tremendo!

Alguna institución debería tomarse el trabajo de invitar a las campañas que resulten el 13 de marzo para que escuchen una síntesis de estos estudios y de sus recomendaciones y entonces escojan lo que les parezca más efectivo y lo utilicen. Lo que están diciendo es más de lo mismo que se ha dicho durante varias décadas, que no es gran cosa y también ignoraba propuestas fundamentales.

Y si no les parece, que critiquen la inutilidad de esos trabajos y busquen otras propuestas, que las hay y que tienen que ver con el aprovechamiento de las nuevas tecnologías. Tengo bien sabido que los más reputados expertos han sido invitados a Colombia desde los 90. Y nada.

El poder real en esta materia está en las agencias de control que tienen miles de funcionarios con jugosos presupuestos y en el Poder Judicial. Se necesitan procesos decisorios como el que acaba de realizar la Fiscalía en el horrendo caso del asesinato de una madre y un hermano, o como el que se logró en el caso de Centros Poblados. La Fiscalía, mejor, el Fiscal General Francisco Barbosa, demostró que sí era posible obtener resultados en tiempo récord. Sí, para que la ciudadanía vuelva a creer.

La lucha contra la corrupción no es ajena a la lucha contra las drogas ilícitas, el lavado de dinero. El negocio criminal de las drogas ilícitas reventó los valores tradicionales que regían el comportamiento.

El afán de enriquecimiento ilícito y rápido es hoy predominante. Como que el punto de partida es, puedo hacerlo y no me va a pasar nada. Es que no saben hacerlo.

VER COMENTARIOS