¡Lenguaraces!

Escuchar este artículo

¡Lenguaraces!

Marzo 27, 2020 - 11:45 p. m. Por: Eduardo José Victoria Ruiz

Es asombroso el costo de usar la lengua en exceso.

Que lo diga Santofimio, preso aún a los 77 años, supuestamente por haber sido instigador del asesinato de Luis Carlos Galán. Nadie lo acusó de ser el autor intelectual y mucho menos el material del magnicidio. Seguramente en el momento en el que Pablo Escobar comentaba las dificultades sobre la extradición y la posición del jefe del Nuevo liberalismo, Santofimio, de sapo, le dijo a Escobar que él, todopoderoso dios de la mafia, tenía cómo deshacerse del joven dirigente. Usualmente esas zalamerías son en público, en este caso los esbirros de Escobar, y así por lenguón, se tiró su vida el prometedor político tolimense.

¿Qué tal lo del Ñeñe y la supuesta financiación de la campaña de Duque? Hasta ahora incluso su hijo y su pareja, la exreina María Mónica Urbina coinciden en que dentro del ganadero costeño, había un fanfarrón y chicanero que quería venderse como el dueño de un poder central que estaba muy lejos del que él decía ostentar. Por eso no aparece la plata y muchas pistas no concuerdan pero le terminó enredando la vida a su familia y hasta al Presidente de la República.

¿Qué tal la irresponsabilidad verbal de Bolsonaro llamando “gripita” la pandemia del coronavirus? ¿O la de López Obrador en México invitando a desobedecer los cuidados preventivos del Covid-19 pues el ‘Detente’ que llevamos muchos católicos en la billetera, es suficiente para enfrentar el virus? Lo pagarán muy duro.

En EE.UU. son irresponsables bocones Trump y el vicegobernador de Texas. Éste argumenta que los mayores de 70 años deben dejarse morir pues la economía puede colapsarse por el virus y el remedio sería más costoso que la enfermedad. Fortunosamente Andrew Cuomo, gobernador de New York tuiteó “Mi madre no es sacrificable, la tuya tampoco” y se opuso al darwinismo social de algunos que sacrificando la salud pública, buscan proteger el mercado de valores.

Sorprende la irresponsabilidad con la que tantos chécheres se atreven a lanzar absurdos comentarios. Fanfarronería que me tiene muy preocupado pues con la muerte de la actriz Lucia Bosé, del expresidente del Real Madrid Lorenzo Sanz, del ganadero Borja Domecq y con la infestación de Carlos de Inglaterra, Alberto de Mónaco y Plácido Domingo, no faltará el bocón que diga que el coronavirus es una enfermedad honorable y ahí sí, con tanta indisciplina y arribismo, nos llevará el que sabemos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS