¿Cómo conociste tu pareja?

Escuchar este artículo

¿Cómo conociste tu pareja?

Septiembre 06, 2019 - 11:45 p.m. Por: Eduardo José Victoria Ruiz

Tuve acceso a un reciente estudio de la Universidad de Stanford sobre el cambio de comportamiento social en la búsqueda de parejas. Cómo se conocían y cómo se conocen hoy las parejas. Es bien interesante apreciar cómo las costumbres, por ejemplo de la unión de vecinos o la vieja tradición de familias amigas, van en impresionante descenso. En los años 40 el 30% de las relaciones nacían en el seno de familias amigas. Hoy es solo el 7%. Sin duda el concepto de vecindario cambió. Las amistades de cuadra y los juegos en la calle desaparecieron con las propiedades horizontales y la percepción de inseguridad. Además, al interior de las casas los videojuegos, Netflix y otras actividades atrapan los jóvenes quienes no comparten el exterior con sus coetáneos. Así desapareció el contacto físico de ‘la lleva’, ‘el quemado’ y los besos furtivos en las escondidas.

Conocerse en bares y restaurantes es hoy el 28%. La gente va sola o en grupos sin parejas y nadie lo ve mal. Eso ha facilitado el conocimiento y el intercambio.

Conocerse a través de amigos, que en los 90 era el 36% de las relaciones, hoy escasamente llega al 20%. Es la crisis de ‘las citas a ciegas’ y de quienes tenemos vocación de celestinos. El mundo se ha hecho más frentero y directo. La mujer dejó de ser sujeto pasivo de la relación para manifestar quién le gusta y expresárselo. Justo que así sucediera.

Además la comunicación online dio la oportunidad de manifestar intenciones y gustos, con lo cual se dan pasos firmes sin sonrojarse. Si te copian, avanzas. Si no, te abstienes de continuar el diálogo virtual, pero hasta los más tímidos tienen posibilidades de batallar.

Esta realidad se refleja en el estudio de Stanford: en los 80 nadie ‘levantaba’ desde su computador. A partir de mediados de los 90 la curva crece vertiginosamente. Hoy el 38% de las parejas se han conocido por internet. Se volvió la forma líder de conocer amigos y construir pareja.

Reconozco que es una gran ayuda que exista este medio. Pero no cambio lo que se siente en las primeras miradas de aceptación, el roce de las manos al pasarle un vaso, la compenetración en el baile y la proximidad de su cuerpo; el timbre de su voz, su olor y la percepción de una sinergia que puede durar una vida. Dudo que eso se sienta por internet.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS