¿Por qué siempre me consigo hombres ventajistas?

¿Por qué siempre me consigo hombres ventajistas?

Mayo 23, 2019 - 11:00 p.m. Por: Carlos E. Climent

La pregunta del título se la hacía en la columna anterior Lucía, una paciente quien sistemáticamente se enredaba con hombres que si bien durante el período de la conquista aparecían como excelentes opciones románticas, terminaban siempre maltratándola y aprovechándose de ella de alguna forma.

La respuesta a este interrogante la dio la misma paciente cuando describió a su madre como una mujer con grandes necesidades de reconocimiento que la llevaron siempre a cuidar celosamente las apariencias, “infalible”, fría, indiferente, egoísta, ansiosa, rígida y que nunca la amó de verdad.

Las acciones con las que la invalidaba eran siempre encubiertas y buscaban su propia gratificación y tranquilidad. Su hipersensibilidad a la crítica requería de una hija “perfecta” que la llenara de satisfacciones.
Queda en evidencia que esta mujer tiene muchos rasgos narcisistas, fue la víctima de una madre, también indiferente, que generó en ella una baja autoestima y una sensación permanente de vulnerabilidad que tiene que disimular permanentemente. Es la cadena del narcisismo, que en la mujer, se establece de abuela, a madre, a hija.

La patología de la relación materno-filial no es fácil de identificar porque la madre tiene montado un “show” social impecable al respecto de sus funciones. Por ejemplo, la corrige severamente, la descalifica y la desvaloriza “por su bien”. Está continuamente encontrándole supuestas anormalidades físicas y patologías médicas que requieren atención por las cuales se la pasa levándola a especialistas, fungiendo de madre “responsable y sacrificada”. La sobreprotege para evitarle sufrimientos al tiempo que la controla a través de los sentimientos de culpa.
Para agravar las cosas, el padre nunca la pudo validar pues como una medida de supervivencia siempre adoptó una posición pasiva frente a su esposa.

Como consecuencia de esas infortunadas circunstancias vividas por tanto tiempo, Lucía está entrenada para actuar sumisamente con sus propias parejas, como mecanismo para obtener reconocimiento y aprobación, es decir amor. Inconscientemente elige como pareja a hombres que tienen las mismas características fuertes y dominantes (narcisistas) de su madre y automáticamente se pone al servicio de ellos. Y piensa, al igual que lo hacía con la madre durante muchos años de la vida infantil, que será considerada como egoísta si se rebela de ese dominio. Las características de la madre narcisista están descritas ampliamente en la literatura correspondiente a los trastornos de personalidad.

El proceso de psicoterapia con estos pacientes consiste en asegurarles que ellos puedan expresar sus propias necesidades y hacer respetar y defender sus derechos sin experimentar sentimientos de culpa. En un ambiente que les transmita la tranquilidad y seguridad de que no serán criticados ni traicionados. Algo que podría lograr un profesional comprometido que esté en capacidad de ofrecer de una forma consistente y genuina una posición respetable que ejerza un contrapeso a las opiniones de la madre.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS