Escuchar este artículo

Consecuencias emocionales del Covid-19

Enero 23, 2021 - 11:00 p. m. 2021-01-23 Por: Carlos E. Climent

Al inicio de esta pandemia se pensaba que se trataba de los efectos de la angustia, el miedo, la incertidumbre y el encierro lo que primordialmente ocasionaba serias limitaciones psicosociales y que afectaba en mayor grado a las personas con una estructura psicológica más frágil. Pero con el aumento de casos se hizo evidente que ciertos trastornos mentales podían ser el resultado directo del Covid-19. Tal relación fue confirmada por un estudio retrospectivo de cohortes (1) en el cual se incluyeron 69.8 millones de historias clínicas electrónicas en las cuales se identificaron 62.354 casos de Covid-19. Para el análisis de las secuelas psicológicas se excluyeron aquellos con historia previa de enfermedad mental quedando conformado el grupo de estudio por 44.779 pacientes.
Como grupo comparativo se utilizaron pacientes sin Covid-19, que habían sufrido otros problemas médicos (influenza, otras infecciones respiratorias, infecciones de piel, colelitiasis, urolitiasis y fractura de huesos largos).

El objetivo del estudio fue determinar la frecuencia de un diagnóstico psiquiátrico de primera vez en pacientes diagnosticados con Covid-19. Los resultados fueron contundentes. Entre los 14 y los 90 días después del diagnóstico, los sobrevivientes de Covid-19 mostraron:

*Aproximadamente el doble del riesgo de ser diagnosticados con un trastorno mental (5.8% versus 3%).

*Una mayor frecuencia de depresión.

*Una mayor frecuencia de todas las categorías de ansiedad, incluso por encima de la depresión.

*Insomnio resultante de una alteración del ritmo circadiano.

*Un incremento de dos a tres veces mayor de signos demenciales. (Sin poder definir si eran casos de delirium mal diagnosticados o períodos transitorios de impedimento cognitivo).

*La inexistencia de una asociación entre trastornos psicóticos y el Covid- 19 a pesar de los informes preliminares que la habían sugerido.

*La severidad de los síntomas psicológicos pareciera más relacionada con los factores biológicos del Covid-19 como son la carga viral, la dificultad respiratoria y la naturaleza de las respuestas inmunitarias de cada persona, que con la predisposición psicológica del paciente.

Si bien ciertos factores socio-económicos pueden haber influido los resultados del estudio, la fortaleza de esta investigación radica en el tamaño de la muestra, que confirma la existencia de un exceso de morbilidad psicológica entre los sobrevivientes de Covid-19.

Estos resultados son suficientemente robustos para tenerlos en cuenta de manera inmediata y deben servir para atender las necesidades emocionales de los pacientes. Por ejemplo, cuando el especialista se encuentra con un cuadro depresivo severo, con insomnio y angustia, secundario al Covid- 19, es necesario entender que los síntomas se deben primariamente al daño orgánico que el virus ha ocasionado en el sistema nervioso central. En consecuencia, el tratamiento de los trastornos mentales asociados, en estos casos, va a requerir estrategias distintas a las habituales.

(1) Taquet, M. et al, Bidirectional association between Covid- 19 and psychiatric disorder: A retrospective cohort studies of 62.354 Covid-19 cases in USA. The Lancet DOI:htpps://DOI. ORG, 101016/S2215-0366, (20) 30462-4.

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS