Compatibilidad sexual

Compatibilidad sexual

Mayo 20, 2019 - 11:00 p.m. Por: Carlos E. Climent

Los comentarios que aparecen a continuación aplican a los adultos que ejercen la sexualidad dentro del marco del amor y el respeto. No a quienes ven el acto sexual como una función meramente fisiológica, ni a las interacciones sexuales entre adolescentes o entre adultos emocionalmente inmaduros. Y obviamente no aplican a los criminales que suben a las redes sociales sus encuentros íntimos.

La compatibilidad sexual en la vida de pareja se nutre no solamente de la atracción física sino del respeto, la confianza y la lealtad. Al tiempo que la incompatibilidad sexual muchas veces se origina en el desconocimiento, las inhibiciones, la desinformación y la falta de transparencia en la relación; pero también en ideas preconcebidas sobre lo que deben ser las expectativas, las actitudes y el comportamiento en el campo sexual.

Lo normal es que las parejas tengan discrepancias en muchos aspectos de la vida cotidiana, lo cual incluye el deseo y las preferencias sexuales. Pero como sobre este tema no se habla abiertamente, ese silencio contribuye a crear ideas muy destructivas. Un ejemplo de común ocurrencia es la “compatibilidad perfecta”que considera un problema la existencia de desacuerdos en el tema sexual. Cuando la realidad es que las diferencias son la regla, no la excepción.

Otras ideas falsas incluyen la sobrevaloración de ciertas características físicas (masculinas o femeninas), las acrobacias de circo, las jornadas maratónicas extenuantes, los gemidos sobreactuados y otras propuestas de la cultura porno.

Estas distorsiones siguen existiendo muy a pesar de los progresos logrados por la educación, la liberación femenina y el valor de las denuncias contra las conductas aberrantes de los machos alfa. Todo este movimiento ha contribuido a fortalecer a muchas mujeres que, en el pasado, estuvieron siempre listas a “hacerle el juego” a hombres ventajistas.

La incompatibilidad sexual es rara vez un problema exclusivamente sexual. Con mucha más frecuencia las desavenencias sexuales sirven de cortina de humo para encubrir una insatisfacción de mucho mayor calado en otros campos de la relación, tales como el desafecto, el aburrimiento mortal o los secretos inconfesables.

La mayoría de las incompatibilidades sexuales no se originan en trastornos físicos sino en los factores mencionados o en las peculiaridades del carácter que anteceden a los desacuerdos sexuales. Por esa razón antes de entrar a considerar terapias sexuales improcedentes, es preciso analizar si existen diferencias personales o incompatibilidades de fondo que no se han reconocido y que podrían explicar la insatisfacción.

En resumen, el entendimiento en lo sexual está determinado por una infinidad de circunstancias en las que priman la consideración por el otro, la persistencia del amor y el interés genuino de trabajarle a las diferencias y a las dificultades. Recordando que el erotismo verdadero no tiene nada que ver con los comportamientos sobreactuados o la anatomía genital, sino con la capacidad de amar, la generosidad y la confianza, que son los factores que afianzan un compromiso leal.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS