¿Cómo envejecer bien?

¿Cómo envejecer bien?

Diciembre 06, 2018 - 11:15 p.m. Por: Carlos E. Climent

La genética, la suerte, los rasgos del carácter y los hábitos, entre muchos otros factores, determinan la forma como las personas logran envejecer saludablemente.

Los estudios científicos (prospectivos, retrospectivos, de casos y controles, etcétera) serán motivo de nuevas y más amplias revisiones que permitan clarificar el peso de cada factor. Para referirme solo a unos pocos aspectos psicológicos, observados en el ejercicio de la psiquiatría clínica, las personas que envejecen mejor son aquellas que entienden que: *Lo más importante es amar con generosidad.

*La vida es difícil. *No existen ni “familias modelo”, ni “padres perfectos”, ni “felicidad completa”. Quienes así piensan se enfrentan a las enfermedades, a las limitaciones, al sufrimiento y a la incertidumbre, no como una desgracia que “les pasó a ellos” sino como parte integral del devenir cotidiano de todo el mundo. Gracias a esa actitud aceptan la realidad sin victimizarse. Tienen que admitir, sin amargura, sus errores y los de quienes los rodean.

Disfrutan de lo que hacen y del camino que les toca recorrer, sin obsesionarse por el resultado final. Rompen esquemas, pero viven responsable y mesuradamente. Han perdido el miedo a muchas cosas y por tanto no les asusta ni la soledad, ni la muerte.

Reconocen que la pasión por la comodidad es uno de los factores más estrechamente asociado a una vida triste. A este respecto, cabe destacar entre muchos otros “al pasivo”, “al tolerante”, “al sufrido”, “al aguantador”, “al diplomático”, “al simplista” o“al ingenuo”, que no son sino meros disfraces de un mismo personaje: el gran perezoso.

Una forma de analizar las variables que permiten encontrar respuestas a la inquietud planteada en el título de esta columna, es el estudio de casos individuales de las personas que llegaron con éxito a las edades más avanzadas. Sobre este tema estoy recopilando historias desde hace algún tiempo.

En ese sentido cabe mencionar que el 8 de noviembre en La Casa Obeso se realizó, bajo la acertada batuta de Paola Guevara, el lanzamiento de mi más reciente libro de difusión clínica en psiquiatría: ‘Asuma la gerencia de su vida. La lupa interior’.

A pesar del diluvio que cayó en el Oeste al inicio del evento, hubo lleno hasta las banderas. Se tocaron algunos de los temas centrales del libro y cuando terminaba de ilustrar con ejemplos de personas que habían llegado bien a los 80 años, pidió la palabra un hombre que se levantó para ponerle “la cereza al pastel” y demostrarnos que es posible estar perfectamente lúcido y con sentido del humor a los ¡98 años! Solicito encarecidamente a la amable audiencia de esa noche que me ayude a encontrar a este hombre a quien quisiera entrevistar para que me explique cómo es que se llega tan íntegro a esa edad.

Nota: Agradecimientos especiales para Ana Lucía Llano Domínguez, directora del Museo La Tertulia, por habernos brindado un espacio tan cargado de significado social.

VER COMENTARIOS
Columnistas