Consummatum est

Escuchar este artículo

Consummatum est

Octubre 24, 2019 - 11:35 p. m. Por: Beatriz López

Finaliza una de las campañas más virulentas por la Alcaldía de Cali: guerra sucia trasladada a redes y medios de comunicación, debates convertidos en rines de boxeo, descalificaciones a priori, denuncias ante estrados judiciales y atentados contra sedes de candidatos. Tal pugnacidad, donde no se debatieron programas de gobierno sino injurias, terminó por hastiar a un electorado que hoy prefiere votar en blanco.

***

Nadie tiene la verdad revelada, ni siquiera las encuestas. Consummatum est, como dice la Biblia. El nombre del ganador, Ospina, Ortiz o Eder, lo dirán las urnas. El pueblo es el que decide quién será el sucesor de Armitage, el alcalde que puso todo su empeño por resolver los problemas de antes y de hoy, eso se le reconocemos todos.

***

En cuanto a la Gobernación, hay que aceptar que Dilian Francisca lo ha hecho bien. Tomó el toro por los cuernos desde el inicio de su gestión. Nada la arredró, ni la desconfianza de varios sectores por los procesos en su contra en la Fiscalía. Hace poco, estos fueron cerrados y se dio fin a las investigaciones. Lo que no hizo Ospina, quien estando a la cabeza de las encuestas, acosado por el bullyng de su contendor y otras formas de presión, demostró debilidad al declararse en huelga de hambre. Debe acudir ante la Justicia después de elecciones y reunir las pruebas que afirma tener sobre su inocencia.

***

Sin embargo, el hecho de que la actual gobernadora sea la baronesa electoral del Valle, no quiere decir que la que “diga Dilian” es la persona adecuada para manejar los destinos de un departamento que requiere la conducción de un gran líder para recuperar el lugar perdido en el concierto nacional.

***

Clara Luz Roldán sabe mucho de deportes y es una trabajadora incansable, pero se desconoce su programa de gobierno. Valla-Luz, como la llamó jocosamente Duvalier Sánchez, el más joven de los candidatos a la gobernación, “porque tiene las vallas más costosas, no habla, no recorre los municipios, es muda y no asiste a los debates”, señaló.

***

Entiendo que designar un sucesor es prenda de garantía para continuar una gestión presuntamente exitosa, pero no será más bien, ¿gobernar en cuerpo ajeno? Ya estamos viendo los resultados en las altas esferas del poder.

***

Para aquellos que aún están indecisos o votarán en blanco sería interesante que analizaran la figura de Óscar Gamboa, nacido en Buenaventura y con una impecable hoja de vida profesional y pública. Egresado de la Universidad de Antioquia como químico farmacéutico, estudió Ingeniería Industrial en la Autónoma, aunque no alcanzó a graduarse. Es especialista en Gestión y Desarrollo Comunitario en Incc y tiene maestría en Gerencia y Práctica del Desarrollo en Los Andes.

***

Fue gobernador encargado del Chocó, asesor de Armitage y de Asocaña, director de asuntos internacionales de USC y consultor del Pnud, organismos donde ha dado pruebas de su integridad, conocimiento y experiencia. En esos espacios se ha movido con gran solidez. Conoce la región como nadie, y es consciente de lo que hay que hacer para salir del atraso en materia de infraestructura en que la ha sumido el gobierno nacional. El Valle nunca ha tenido un gobernador afro, donde más del 20% de su población es negra. ¿Quién quita que sea el Obama vallecaucano?

***

Finalmente, lo mejor de este proceso electoral, fue la participación de figuras jóvenes como Michel Maya para Alcaldía y Duvalier Sánchez a la gobernación. Se convirtieron en la brisa fresca de la campaña y en las reservas para el urgente cambio generacional que reclama el Valle del Cauca.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS