Mensaje de los obispos al pueblo colombiano

Escuchar este artículo

Mensaje de los obispos al pueblo colombiano

Julio 08, 2018 - 06:10 a. m. Por: Arquidiócesis de Cali

“Pues sé muy bien lo que pienso hacer con ustedes: designios de paz y no de aflicción, darles un porvenir y una esperanza” (Jeremías 29, 11)

Los Obispos, reunidos en Asamblea, interpretamos algunos hechos de la actual situación del país a la luz de la fe y queremos dirigirles una palabra de esperanza:

1. Trabajemos por la unidad. Al nuevo Presidente, como prometió en su primer discurso, lo invitamos a ser el garante de la unidad del país. Al Congreso de la República, que colabore en este cometido. A los partidos y diversas agrupaciones sociales y políticas, que con buena voluntad luchen también por este ideal. Se trata de un acuerdo para vivir juntos, respetando las diferencias, de un pacto social y cultural. Se trata de soñar de nuevo nuestra convivencia, de construirla en función de todos.

2. Combatamos la corrupción. Causa y consecuencia de la inequidad, del narcotráfico, de la pobreza y de distintas formas de violencia, la corrupción es un serio desafío. Aun resuena la voz del Papa: «No participen en ninguna negociación que malvenda sus esperanzas. No tengan miedo de alzar serenamente la voz para recordar a todos que una sociedad que se deja seducir por el espejismo del narcotráfico se arrastra a sí misma en esa metástasis moral que mercantiliza el infierno y siembra por doquier la corrupción y, al mismo tiempo, engorda los paraísos fiscales»(1).

Para que ceda la corrupción urge rescatar la ética en la vida personal y social. Al señor Presidente le sugerimos que escuche y discierna las iniciativas que se mueven en el país para combatir este flagelo. Invitamos a los colombianos a rechazar todo tipo de prácticas corruptas y a cultivar una cultura de la honestidad y la transparencia.

3. Continuemos trabajando por la paz. Invitamos a no dejar a mitad de camino el esfuerzo que el país ha realizado por la paz y la reconciliación, que requiere nuevos aportes y nuevos horizontes; pero sobre todo el ánimo y compromiso de todos para finalmente hacerla una realidad plena. Llamamos a los colombianos a superar juntos la polarización que nos ha enfrentado en el esfuerzo de lograr el país que soñamos.

4. Comprometámonos todos. A los católicos nos duele el país. Queremos ser obreros decididos en la reconstrucción de la nación. Invitamos a multiplicar acciones que den esperanza en este momento y, a ser creativos y generosos en encontrar la solución a nuestros problemas. No esperemos con los brazos cruzados el cambio del país. Inspirados en el evangelio, trabajemos por sanar las heridas, encontrar la reconciliación y cultivar la cultura del encuentro fraterno.

También nos preocupa la situación de nuestros hermanos venezolanos. Haciendo propias las palabras del Papa Francisco, acojamos, protejamos, promovamos e integremos (2) a quienes desde la hermana nación han llegado a nuestro país en busca de nuevos horizontes. La Virgen María nos acompaña en esta gran tarea.

(1) Papa Francisco, discurso a los Obispos colombianos, Bogotá, septiembre 7 de 2017.
(2) Cf. Mensaje del papa Francisco para la Jornada Mundial de las Migraciones, 2018.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS