¿Por quién votar?

Mayo 19, 2022 - 11:45 p. m. 2022-05-19 Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Por disciplina de género votaré por Ingrid. Porque le cabe el país en la cabeza así haya optado por rehusar las maquinarias y apuntarle solo al voto de opinión. Porque tiene la mejor propuesta económica, que ojalá la adopte quien resulte elegido, apostarles a los bonos de carbono, haciendo de Colombia el primer país verde de Latinoamérica y recuperar los dineros de la corrupción. Hubiera votado por Francia, pero me temo que el patriarcado le pasará su cuenta de cobro como lo hizo con Martha Lucía Ramírez que terminó como el mejor Sancho Panza.

Voté por Petro en el 2018 pero ahora lo veo desdibujado, cansado y sin la vitalidad que lo caracterizó otrora ¿será que está enfermo? ¿Será que como le dijo Ingrid, sufre de depresiones que lo doblegan? Me da miedo que nos pase como con Virgilio Barco, o Ronald Regan que solo muchos años después admitió su enfermedad. O Vladimir Putin quien después de destruir Ucrania dice sufrir de cáncer y el mal de Parkinson. No le deseo a mi Colombia cometer ese error garrafal, donde la ola de rechazo a los gobiernos de Uribe, a los falsos positivos, con casi 7.000 muertos y al manejo equivocado del proceso de paz nos enceguezca y solo veamos el bosque. Tampoco votaría en blanco en la segunda vuelta pues sería tapar el sol con las manos.

Más que con los candidatos me identifico con las personas que apoyan a Sergio Fajardo y como no soy de Bucaramanga no conozco el movimiento de Rodolfo Hernández. Me gusta Rodrigo Lara Sánchez y su historia me llena de humildad. Su madre una secretaria del Partido Liberal, lo sacó adelante, lo convirtió en médico y ahora es el escogido vicepresidente de Federico Gutiérrez.

¿Y a Federico? No sé. Lo veo aterrizado, inteligente y con propuestas concretas, pero me aterran sus seguidores, las María Fernanda Cabal, los del Centro Democrático. ¿Será que como Juan Manuel Santos se podrá desligar de las ataduras de la extrema derecha y hacer un gobierno justo, democrático y como él dice, reducir los índices de pobreza, estableciendo el mínimo vital? ¿Volveremos a la casa gratis de Vargas Lleras e implantaremos la educación superior universal, sin costo, coladores ni exámenes?

Eran estas elecciones el tiempo de la mujer, donde la ética del cuidado y no la justicia fuera la regla y no la excepción. Pocos países, tal vez Nueva Zelanda, Islandia, Chile con Michelle Bachelet han logrado así sea someramente establecer gobiernos de equidad y de amor, donde prime, el cuidado de los más vulnerables, la bondad y la paz en vez de la venganza, el odio y la guerra.

Sigue en Twitter @Atadol

VER COMENTARIOS