Escuchar este artículo

El mundo sigue

Junio 20, 2021 - 11:35 p. m. 2021-06-20 Por: Alejandro Éder

Triste realidad la que seguimos viviendo. Triste el vandalismo que sigue empobreciendo la ciudad e instigando la anarquía. Duele la desesperanza en los ciudadanos de todos los sectores de la ciudad, sin importar estrato social u origen étnico. Lastima montones el éxodo hacia otras latitudes -quizás por siempre- de mucho de nuestros mejores talentos. Parte el corazón los muertos, individuos todos, con familias, con sueños y temores, civiles y policías, todos conciudadanos. Y para rematar, el covid sigue con toda su furia. En medio de esta dura realidad, es fácil olvidar que el mundo sigue. Sigue, para que encontremos cómo darle la vuelta a esta situación, para que sembremos esperanza y nuevas realidades.

Es notable lo que viene pasando en el mundo, muchos países están pasando la página del covid. En Estados Unidos e Israel, entre otros, la vida ya recobró en buena medida su cotidianidad pre-pandemia gracias al rápido avance de la vacunación. Evidentemente falta mucho y aunque muchas naciones aún sufren, ya se vislumbra normalidad. Se espera por lo tanto que lo que queda del 2021 y el venidero 2022 serán años de recuperación económica acelerada lo cual será un bálsamo para el mundo. Aunque de manera lenta, en Colombia la vacunación también avanza. Por favor todos a vacunarnos ya y tan pronto sea nuestro turno; la reactivación del país depende de ello.

La semana pasada se llevó a cabo una de las cumbres más trascendentales en muchos años del Grupo de los Siete (G7), gracias al nuevo liderazgo político en Estados Unidos. El G7 reúne a las siete democracias capitalistas más ricas del planeta -Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido-, ellas representan casi el 45% del PIB mundial.

Lo más notable de la cumbre fue el anuncio de un plan para invertir decididamente en construir infraestructura en países de ingresos bajos y medios para impulsar su desarrollo, la equidad e integrarlos a la economía global; aunque también para contrarrestar la iniciativa de la Franja y la Ruta que lanzó China en 2013 con ese mismo fin. Es importante que la diplomacia colombiana se mueva de manera expedita, aprovechando nuestra relación especial con dichos países, para que el nuestro sea uno de los más beneficiados de esta gigantesca inversión. El retraso de Colombia en materia de infraestructura es notable y será difícil alcanzar nuestro potencial de desarrollo social y económico si no nos ponemos al día cuanto antes.

Finalmente, y a pesar de lo oscuro que se puede ver todo, el pronóstico económico del país es favorable para observadores internacionales. En mayo, la Ocde proyectó que la economía colombiana crecerá casi un 8% en 2021, a pesar del covid y los paros. Buena parte de esto es la recuperación del bajonazo tan duro que fue el 2020, pero administrando bien el cambio de fortuna podremos, ojalá, mantener buenas tasas de crecimiento para los años subsiguientes. Será clave apostarle a revitalizar y robustecer a las Mipymes que tanto empleo generan y que tanto han sufrido. La generación de más empleo es fundamental para lograr la inclusión social que tantos reclaman -jóvenes y mayores, mujeres y hombres- y que tanto necesitamos para desarrollarnos como sociedad, como región y como nación.

Por más oscura que parezca la noche y por más caliente que se sienta el fuego, no perdamos nunca la calma ni el sentido de propósito, y recordemos que la vida sigue, que el mundo sigue y que siempre, si tenemos buenos y acertados fines, encontraremos la salida para emprender un rumbo mejor.

Sigue en Twitter @alejoeder

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS