¿Qué significa el triunfo en Barinas para la oposición de Venezuela?, analistas opinan

Enero 12, 2022 - 12:00 a. m. 2022-01-12 Por:
Redacción de El País
Sergio Garrido - Venezuela

Sergio Garrido muestra el documento que lo acredita como gobernador electo de Barinas, la cual le fue entregada por la Oficina Regional Electoral de ese estado venezolano.

AFP

"Lo que sucedió en Barinas es una muestra de que el camino a la transición en Venezuela debe ser electoral. A pesar de que el régimen juega con toda una dinámica de ventaja contra la oposición y a pesar de que tiene toda una estructura para mantenerse en el poder, requiere de cierta dinámica de legitimidad electoral y eso se ha probado en los últimos años".

Así analiza Ronald Rodríguez, vocero del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, las implicaciones de la elección del opositor Sergio Garrido como nuevo gobernador del estado donde naciera el fallecido expresidente Hugo Chávez.

El investigador agrega que la elección de Nicolás Maduro y de la Asamblea Nacional sin esa legitimidad le ha quitado capacidad internacional y ha permitido catalogar el régimen del vecino país como dictatorial, por lo que hacer comicios es importante para él, solo que en este caso, a pesar de todos los ventajismos que quisieron implementar, resultaron perdedores.

“Pero uno de los factores a destacar es que este proceso no viene desde las cúpulas de los partidos de oposición, sino que pareciera ser una rebelión de las bases políticas. Es decir, como si el ciudadano ya estuviera hastiado del régimen y empujara a los actores opositores a participar para recuperar el poder, justamente en el bastión del nepotismo chavista en mayúsculas”, explica el politólogo Rodríguez.

Lea además: Confirman que 10 personas habrían muerto tras desprendimiento de rocas en lago de Brasil

Con él coincide el internacionalista Mauricio Jaramillo, quien resalta que la del domingo pasado en Barinas, donde Garrido, con el 51,39 % de los votos derrotó a una de las cartas fuertes del chavismo, el exvicepresidente y excanciller Jorge Arreaza, quien sumó el 45,9 %, es la tercera victoria de la oposición en la era chavista.

La primera se registró en el 2007, cuando todavía estaba vivo Chávez y sus opositores le ganaron una consulta popular y la segunda tuvo lugar en las legislativas de diciembre de 2015. “Ambos fueron puntos de inflexión que marcaron un avance importante de la oposición, sobre todo la de 2015, que marcó el control de la Asamblea, pero luego la oposición cometió errores y se completó el giro autoritario”, indica.

Jaramillo anota igualmente que aunque el régimen mantiene la mayoría de las gobernaciones, 19, y la oposición apenas suma 4, por la forma en que se desarrollaron los comicios, incluido el hecho de que fueron suspendidos de manera irregular en noviembre, “el triunfo es importante y simbólico”.

Lea también: El Papa Francisco defendió la vacunación y condenó las noticias sin fundamento sobre el covid

Ganadores y perdedores

“Lo primero que tiene que hacer la oposición es unirse de nuevo, está muy fraccionada. Segundo, administrar bien esta victoria, que no le pase lo de 2015: se emborrachó de poder y trató de sacar a Maduro muy rápido. Y, en tercer lugar, tiene que buscar la manera de volver a la mesa de negociación en México. Si la oposición consigue demostrar que tiene poder, va a seguir ganando legitimidad”, dice Jaramillo.

Ambos analistas señalan que si bien el líder del partido Voluntad Popular Leopoldo López y el autoproclamado presidente interino Juan Guaidó “se montaron en la ola del triunfo”, la realidad es que ellos atacaron la participación de la oposición en las elecciones regionales de noviembre.
En cambio, el excandidato presidencial Henrique Capriles siempre invitó a ir a las urnas, por lo que se lo considera un ganador de la jornada, aunque Garrido no es de su partido.

“Ahora, creo que el tiro le salió muy mal al régimen venezolano, que queriendo demostrar que podía ganar y buscándose incluso un buen candidato, como Arreaza, no logró revertir la situación en ese estado y, por el contrario, generó una cohesión en favor del aspirante opositor”, anota Rodríguez.

Para él, en los comicios de Barinas se registró lo que está pasando en Venezuela en pequeña escala y reitera que, a futuro, habrá una oposición “menos dependiente de los liderazgos personalistas y muchísimo más atenta a las necesidades las bases políticas”.

“Los hemos logrado el objetivo, por ahora....”, escribió en su cuenta de Twitter el lunes el exvicepresidente y excanciller Jorge Arreaza, al reconocer su derrota en el estado de Barinas.

Celebración

Sergio Garrido fue recibido el pasado lunes con aplausos en la catedral del estado natal del fallecido expresidente Hugo Chávez y gobernado por su familia por más de dos décadas, tras su contundente elección como gobernador.

”Barinas despertó”, dijo el sacerdote en una iglesia repleta. “Oremos por nuestro gobernador Sergio Garrido, que fue David frente a un Goliat”, agregó.

”El pueblo de Barinas se levantó, y (...) entendió que a través del voto podemos lograr cambios”, dijo, a su vez, el nuevo mandatario perteneciente al Partido Acción Democrática. Hasta ahora no se había destacado en la política nacional.

Tres (3) meses de acceso ilimitado por $4.700. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS