Perú elige Presidente entre dos temores

Perú elige Presidente entre dos temores

Junio 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Efrén César Vidal, corresponsal en Lima
Perú elige Presidente entre dos temores

Combo de fotografías de los candidatos a ocupar la presidencia de Perú, Ollanta Humala (i) y Keiko Fujimori (d).

Keiko Fujimori y Ollanta Humala se disputan la confianza del país. Analistas hablan sobre los perfiles de cada uno de los dos aspirantes a la presidencia de ese país y detallan sus falencias.

Confusión y temor es lo que se percibe entre los peruanos que hoy acudirán a las urnas para elegir su nuevo presidentre entre Keiko Fujimori, por la agrupación Fuerza 2011, y Ollanta Humala, por Gana Perú. Y es que después de un mes de campaña hacia la segunda vuelta, la línea divisoria entre los peruanos no logró desdibujarse. Según las encuestadoras hay un empate técnico entre ambos aspirantes y sin duda una polarización del país, pues la mitad de los electores aún no deciden quién de ellos podrá representar el mal menor, ante el miedo que generan sus propuestas de gobierno.Lo que tampoco ha permitido esclarecer esta carrera presidencial, tan llena de incertidumbres, son los antecedentes sombríos tanto de Keiko como de Ollanta. En ello coinciden los analistas y expertos de la política peruana que ven en el pasado controvertido el punto de medición para ocupar el primer cargo público del país. Humala genera resquemores por sus viejos vínculos con el presidente venezolano Hugo Chávez, las acusaciones de haber cometido crímenes cuando comandó una base militar en la selva peruana durante la guerra contra Sendero Luminoso y sus ideas nacionalistas.“Ollanta Humala propone un cambio radical a todo lo que venimos haciendo en el Perú y que vienen haciendo países que tienen éxito como Colombia, Chile y México. Es absolutamente natural que genere mucho temor”, expresó a El País el analista político Pablo Bustamante.Pero la sombra mayor que cae sobre el candidato proviene de la guerra que enfrentó a los peruanos en la década de los noventa, cuando Humala era comandante de una pequeña base del Ejército en el remoto poblado selvático de Madre Mía.Al ahora político se le acusa de haber ordenado torturas y desapariciones de pobladores y, luego, de haber sobornado a los supuestos testigos de esos casos para desaparecer las pruebas.En el caso de Keiko, el sólo hecho de ser hija del ex presidente preso, Alberto Fujimori, ha bastado para que sea considerada como una amenaza para la democracia y la estabilidad del país.Para Bustamante, el miedo por Keiko se remonta a “las historias trágicas de la parte mala del gobierno de su padre (Alberto Fujimori), que se las han tirado encima para acabarla políticamente, pero no porque ella represente nada de eso”.‘Se vota en contra del otro’Es tanto el temor por los mensajes populistas de los candidatos, que no lograron ganar la confianza de los peruanos, que algunos analistas no dudan en afirmar que los electores no saldrán hoy a votar a favor de un candidato, sino en contra del otro.Así lo considera, por ejemplo, el consultor en Comunicaciones, Roberto Winsberg, quien dijo que “la población vota desde los años 1980, no por el candidato a conciencia, sino vota en contra del otro candidato”.Y todo porque el temor persiste. Winsberg aseguró a El País que Ollanta Humala muestra “una actitud militarista, para muchos prepotente, y está rodeado de un entorno que no pertenece a su grupo, vale decir antropólogos, estudiosos, personajes de la vida cultural, social, pero que no necesariamente han estado vinculados a su movimiento”.“Para muchos, Ollanta es el ‘lobo disfrazado de cordero’, que ha ido moderando sus propuestas de Gobierno para disipar los temores que suscita. Se teme que en caso llegue al poder se olvide de sus colaboradores inmediatos, y en algunos casos reconocidos intelectuales, y predomine el tema militar”, enfatizó.El analista político Milton Pastor señaló que el temor por Ollanta se debe a su plan de gobierno inicial, donde “no habla de estatizar sino de nacionalizar”.Eso, según el analista, genera un rechazo por parte de los peruanos respecto al rumbo que tendrá la redistribución del ingreso, así como del manejo de la economía planificada.De acuerdo con Pastor, en ese modelo nacionalista también se podrían ver perjudicados los medios de comunicación. “El temor de la población está orientado por parte de los medios de comunicación que a su vez presumen que Ollanta restringiría la libertad de prensa, al igual que le daría un manejo estatista de la economía, con un mayor control del Estado sobre los medios de producción, aunque es un poco alejado de la realidad”, dijo.Detalló que “en el caso de Keiko, el temor es prácticamente respecto al partido de su padre (Alberto Fujimori), así como a su gobierno vinculado al tema de la corrupción, al predominio del Ejecutivo sobre el Judicial y el Legislativo. Un gobierno vinculado hacia un modelo autocrático de manejo del Estado”.Ola de respaldosLa pasada semana, en una presentación conjunta, Keiko Fujimori recibió el respaldo de ex postulantes a la Presidencia de la República en Perú: Pedro Pablo Kuczynski, Luis Castañeda Lossio, entre otros personajes destacados de la política y economía peruana como Hernando de Soto, Mercedes Aráoz (frustrada candidata presidencial del Partido Aprista Peruano), Alfredo Ferrero, ex ministro de Comercio Exterior durante el gobierno de Alejandro Toledo. Sin embargo, el ex mandatario apoyará a Ollanta Humala, al igual que el novelista Mario Vargas Llosa.“Cuando hay millones de votantes, de tan distinto nivel, de tan distintas regiones, ninguna persona, por sí sola es determinante, aun cuando sea una persona tan famosa y prestigiosa como Mario Vargas Llosa”, expresó a El País el analista Agustín Figueroa.Pero los expertos resaltan que no necesariamente los que votaron por esos candidatos votarán ahora por la opción que ellos respaldan.Por eso, la indecisión y la incertidumbre cunden. El analista Agustín Figueroa dijo que “las encuestas no están reflejando cuántas personas se niegan a contestar. Si ese porcentaje es muy alto, hay una distorsión en la encuesta probabilística. Además, hay mucha gente que aparece en la encuesta como que ha definido su voto, pero en realidad no lo ha definido. Y hay algunos que se presentan como indecisos porque no quieren decir por quién van a votar”.“Los peruanos debemos poner nuestros ojos sobre quiénes son los que acompañarían al nuevo presidente. En el caso de Humala es previsible que muchos de los refuerzos que ha recibido de otros partidos se enrolen a su gabinete, pero Fujimori no quiere decir quiénes serán los integrantes de su equipo hasta que salga elegida”, expresó Agustín Figueroa, quien añadió que “como ellos no están plenamente capacitados, dependen de sus equipos”.Para el analista Milton Pastor, entre dos posibilidades que despiertan cada uno de ellos, su cuota de pánico y temor en la población, la opción menos riesgosa para el Perú es la de Ollanta Humala debido a que la presencia de algunos tecnócratas importantes en su nuevo equipo, en alguna medida lo aleja de esa posibilidad autoritaria autocrática con el que se le ha relacionado.Sobre Keiko Fujimori dijo que “sigue rodeada de la misma gente que cerró los ojos y no denunció en su momento los excesos de la autocracia fujimorista, caso de Jaime Yoshiyama y Rafael Rey, quienes integran su plancha presidencial”.Lo cierto es que los peruanos saldrán hoy a definir el destino de su país. El miedo y la desconfianza los tendrán que depositar en las urnas y sólo el resultado oficial de los comicios les anunciará el nuevo rumbo que tendrá el Perú.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad