Erwin Tumiri, sobreviviente al accidente del Chapecoense que volvió a 'vencer' a la muerte en Bolivia

Escuchar este artículo

La historia del sobreviviente al accidente del Chapecoense que volvió a 'vencer' a la muerte

Marzo 03, 2021 - 01:56 p. m. Por:
Agencia AFP y Redacción de El País
Erwin Tumiri, sobreviviente de tragedia de Chapecoense

Imagen de Archivo. Erwin Tumiri fue una de las seis personas que se salvó en el trágico accidente aéreo del club Chapecoense de Brasil, ocurrido en Colombia en noviembre de 2016.

Agencia AFP

Erwin Tumiri, el técnico aeronáutico boliviano que fue uno de los sobrevivientes del desastre aéreo del club brasileño de fútbol Chapecoense en Colombia en 2016, resultó herido en un grave accidente vial que dejó 21 muertos y 30 heridos el martes en Bolivia.

"Salí a gatas [del autobús accidentado], mi rodilla estaba herida, me senté y dije: otra vez, no lo puedo creer", relató Tumiri al diario Los Tiempos, de Cochabamba, sobre el accidente.

El mecánico, de 30 años, permanece internado en un hospital de Cochabamba (centro de Bolivia).

El accidente del autobús se registró hacia la 1:00 a.m. del martes, hora local, en el kilómetro 72 de la carretera entre Cochabamba y Santa Cruz, sector de El Cañadón.

El vehículo afiliado a la empresa Carrasco se embarrancó 70 metros, según dijo a Los Tiempos Jhonny Corrales, subcomandante departamental de la Policía de Cochabamba.

Lea también: Siete estudiantes murieron al caer de un cuarto piso de una universidad en Bolivia

"El bus estaba corriendo, ahí me agarré del asiento delantero, sabía que nos íbamos a accidentar, porque íbamos a gran velocidad", relató el mecánico.

"Yo seguí agarrándome, no me desparramé hasta que llegamos al suelo", agregó.

Tras el accidente llegaron los rescatistas a auxiliar a los heridos, dijo el mecánico. "No estaba inconsciente. Creo que he sido el primero en que me lleven arriba", relató.

"Me siento bendecido. Siempre dando gracias a Dios", aseveró.

Las autoridades investigan las causas del accidente, el más grave de 2021, y no descartan que aumente la cifra de fallecidos.

El vehículo salió de Cochabamba bajo una persistente llovizna, lo que reducía la visibilidad en la carretera, según medios locales.

La última emergencia vial grave ocurrió en Bolivia en septiembre pasado, cuando un bus cayó por un despeñadero, con saldo de 19 muertos y 17 heridos.

Un milagro viviente

Tumiri era parte de la tripulación del avión de la compañía LaMia, con matrícula boliviana, que el 28 de noviembre de 2016 se precipitó cerca de Medellín con el equipo brasileño.

Chapecoense debía disputar su primera final de la Copa Sudamericana ante el Atlético Nacional.

La investigación colombiana concluyó que la nave Avro RJ85 se estrelló por falta de combustible. En el siniestro murieron 71 personas, entre ellas 19 jugadores del club brasileño, así como la mayor parte de su directiva.

"A las 10:30 p.m. teníamos que aterrizar porque ya había llegado el aviso de que teníamos que hacerlo, (nos dijeron) 'abróchense los cinturones, todos a sus puestos'. Ya después de un tiempito solamente sentí un golpe. Para mí ese rato fue como un sueño, como una pesadilla. Quería despertar. Me decía 'me debí dormir'", relató Tumiri en 2017 en entrevista que dio al popular programa de entretenimiento de Don Francisco.

Vea además: España impondrá cuarentena obligatoria a viajeros de Colombia y nueve países más

Contó que estaba en la parte de atrás del avión y cuando se despertó y recuperó la conciencia se levantó boca abajo. Ahí notó que tenía heridas en el brazo, la zona del hombro, la boca y el pecho.

"Para el momento no sentía ningún dolor, creo que era por la adrenalina y todo eso", indicó.

Junto a Tumiri, sobrevivieron tres futbolistas, la azafata boliviana Ximena Suárez y el periodista brasileño Rafael Henzel, quien falleció en marzo de 2019 de un ataque al corazón.

"Solamente sentimos todos el golpe. Después escuché a Ximena, que era la azafata y quien estaba a mi lado izquierdo. Seguía con el asiento y con la parte del baño y todo eso encima. Después de haberla rescatado y llevarla a un lugar seguro, ahí es donde yo me puse de rodillas y ella igual, atrás mío, se puso de rodillas. Ahí es donde dijimos 'gracias Señor, gracias papá Dios por darnos una oportunidad más", sostuvo el técnico en su relato.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS