Freya, la joven morsa que causa sensación en Noruega por dormir en los botes

Julio 28, 2022 - 03:06 p. m. 2022-07-28 Por:
Agencia AFP
Freya, morsa en Noruega

Una joven morsa es la sensación del verano en Noruega por subirse a los botes a tomar siestas.

AFP

Freya, una joven morsa es la sensación del verano en Noruega, donde juguetea en la entrada al mar en Oslo dañando algunos barcos con sus cerca de 600 kilos.

Freya, ya observada en el Reino Unido, los Países Bajos, Dinamarca y Suecia, decidió pasar parte del verano en Noruega, donde primero adquirió notoriedad al subirse a embarcaciones de paseo en Kragerø, idílica aldea costera del sur, antes de hacer lo mismo en las aguas de la capital desde el 17 de julio.

Le puede interesar: La Nasa revela su plan para traer a la Tierra las muestras marcianas en 2033

La presencia de mamíferos que viven normalmente en latitudes más septentrionales del Ártico despertó la curiosidad de la población local, y suscitó la atención de la prensa.

El periódico Verdens Gang decidió incluso transmitir en directo, en su sitio internet, algunos momentos de la vida de Freya.
Entre dos grandes siestas, Freya fue filmada cazando un pato, atacando a un cisne o, en la mayoría de los casos, dormitando en embarcaciones que se hunden bajo su peso.

"Los daños materiales son una lástima, pero es lo que ocurre con la presencia de animales salvajes", explicó un responsable de la dirección de Pesca, Rolf Harald Jensen, al canal TV2, mostrando al mismo tiempo una desafortunada embarcación neumática víctima del peso del animal.

Después de haber considerado la posibilidad de trasladar a Freya o incluso de sacrificarla si representaba un peligro para la población, las autoridades noruegas decidieron dejar que la naturaleza siguiera su curso. "Ella está bien, se alimenta, descansa y parece estar en buen estado", explicó la dirección de Pesca en un comunicado el lunes.

Sin embargo, las autoridades insisten en la necesidad de mantener la distancia y desaconsejan enérgicamente ir a nadar o hacer kayak cerca de Freya "que no es necesariamente tan pacífica como se puede creer cuando descansa".

"Una morsa normalmente no representa un peligro para los seres humanos, siempre y cuando nos mantengamos a una distancia segura. Pero si es perturbada por los humanos y no puede descansar lo suficiente, puede sentirse amenazada y atacar", señalan.

La morsa es una especie protegida, se alimenta principalmente de invertebrados como moluscos, camarones, cangrejos y peces pequeños. Su peso promedio en la edad adulta es de alrededor de una tonelada para un macho y de 700 kilos para una hembra.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS