Escuchar este artículo

Francisco Sagasti, el tercer presidente del Perú en ocho días

Noviembre 18, 2020 - 12:12 a. m. Por:
 Redacción de El País - agencias
Francisco Sagasti

Francisco Sagasti se inició en la política partidaria en 2016, con la creación de Morado, del cual es cofundador. Trabajó en el Banco Mundial como asesor y nació en Lima el 10 de octubre de 1944.

Agencia AFP

El centrista Francisco Sagasti asumió ayer como nuevo mandatario de Perú, el tercero en ocupar el cargo en ocho días de crisis política.

“Juro por la Patria y todos los peruanos que ejerceré el cargo de Presidente”, declaró en una sesión plenaria del Congreso del vecino país el ingeniero de 76 años, que deberá gobernar hasta el 28 de julio de 2021.

A continuación ofreció un discurso en el que pidió “perdón a nombre del Estado” a las familias de los dos manifestantes muertos el pasado sábado, aparentemente a manos de la Policía, en medio de las protestas contra su efímero antecesor en la Presidencia, Manuel Merino.

“No podemos devolverles la vida  a estos jóvenes”, dijo el nuevo Jefe de Estado sobre Inti Sotelo, de 24 años, y Jack Pintado, de 22, cuyos padres estaban presentes en la sesión del Congreso en la que fue investido y agregó que las movilizaciones se realizaron “en ejercicio legítimo del derecho fundamental a la protesta”.

Puede leer: Así es Francisco Sagasti, el nuevo presidente de Perú que buscará 'pasar la página' de la crisis

Merino, quien renunció el domingo, enfrentó masivas protestas en sus cinco días en el poder, después de que el Legislativo destituyera, el pasado el 9 de noviembre, al mandatario Martín Vizcarra por cargos de corrupción.Sagasti, cuyo sucesor deberá ser elegido por los peruanos en los comicios generales del 11 de abril de 2021, aseguró que su Gobierno no será partidista, sino “plural” y que esos comicios se realizarán “sin contratiempos” y serán “absolutamente” limpios.

“A pocos meses del bicentenario, haremos lo posible desde el Gobierno para no solo ganarnos la confianza de la ciudadanía, sino también para devolverle la esperanza. Devolverle esa capacidad de imaginar y pensar un Perú mejor y hacerlo realidad […] Confianza y esperanza son dos cosas que esperamos devolverle a la ciudadanía en los cortos meses que nos quedan”, sentenció el nuevo Mandatario.

Según el periódico El Comercio, de Lima, en otro momento reconoció que la clase política de su país no ha estado a la altura de los desafíos enfrentados: “No hemos sabido escuchar y responder a las legítimas aspiraciones a la gran mayoría de peruanas y peruanos. Debemos remediar esto con un sentido de urgencia dejando de lado los rencores y resentimientos”.

Y al delinear las prioridades de su gestión, Sagasti aseguró que su Gobierno será transparente, que impulsará la educación y que se someterá a cualquier acto de fiscalización.

Dijo, además, que hará lo posible “para reducir los contagios de la pandemia, pero sin afectar la economía”, que se encuentra en recesión tras un confinamiento nacional obligatorio de más de cien días.

E.U. está listo para trabajar con Sagasti, “y apoyar a los peruanos en la preparación de la transición democrática”, dijo el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Michael Kozak.

Tercer presidente

Francisco Sagasti fue elegido el lunes como nuevo jefe del Congreso, en una votación en la que era el único candidato, lo que lo convirtió automáticamente en el tercer presidente en ocho días, un reflejo de la debilidad institucional del país inca.

“Su elección ayuda a construir un momento de estabilidad política y económica, tiene buenas perspectivas”, le dijo a la AFP el analista político Augusto Álvarez Rodrich.

La crisis fue desatada el 9 de noviembre por el propio Legislativo, cuando destituyó en un juicio político relámpago al popular mandatario Martín Vizcarra (centroderecha), bajo cargos de presunta corrupción cuando era gobernador en 2014.

La denuncia contra Vizcarra es investigada por la Fiscalía y la Justicia le prohibió salir de Perú por 18 meses, Al día siguiente tomó las riendas del país Merino, quien era jefe del Parlamento, también de centroderecha, pero miles de indignados ciudadanos, principalmente jóvenes, salieron a las calles a protestar contra lo que tildaron de “golpe de Estado”.

Las protestas, que se prolongaron por cinco días, fueron reprimidas por la Policía, con saldo de dos muertos y más de un centenar de heridos.
La bancada del centrista Partido Morado, de Sagasti, fue la única que votó en bloque contra la destitución de Vizcarra, lo que allanó su camino a la cabeza del segudo Gobierno de transición en una semana.

“Él es una persona técnicamente preparada, cosa que no pasaba con el anterior usurpador. Me genera tranquilidad, mas no estoy satisfecho aún porque todavía dentro del Parlamento existen diputados que deberían salir”, dijo a la AFP Walter Núñez, actor de 30 años.

A su vez, Geraldine Aldave, diseñadora de modas de 22 años, indicó que “todos los jóvenes sentimos que hemos hecho un pequeño logro, pero no es suficiente. Este Presidente tiene que hacer algo para mantener la democracia, pero a partir de abril, de las elecciones, depende de nosotros”.

Pero sin duda una de las reacciones más destacadas fue la del propio Vizcarra, quien tras haber denunciado la falta de “legalidad y legitimidad” de Merino tuiteó: “Cuente con mi apoyo”.

En el Congreso

Mirtha Vásquez, del Partido Frente Amplio, fue elegida el lunes primera vicepresidenta del Congreso en la plancha liderada por Francisco Sagasti, por lo que ayer fue oficializada como nueva cabeza del Parlamento.

De hecho, ayer recibió la banda presidencial por unos momentos para entregársela, luego, al nuevo Mandatario peruano. Previamente se dio lectura al Artículo 115 de la Constitución, que establece la sucesión en el Alto Gobierno, teniendo en cuenta que en el vecino país no hay vicepresidente.

Según El Comercio, antes de ser congresista, Vásquez ya era uno de los rostros conocidos en su región, Cajamarca, por su defensa a los Derechos Humanos y a las personas que se habían visto afectadas por la actividad minera. Una de sus defensas más emblemáticas fue la de Máxima Acuña contra la minera Yanacocha.

”Estamos a disposición en esta oportunidad nueva que nos da la sociedad y, haciendo todos los esfuerzos necesarios, creo que en esta etapa de transición asegurar que estamos en condición para pasar a otro momento”, dijo a los medios.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS