Escuchar este artículo

Evo Morales fue ovacionado por miles de personas en Chimoré, tras regresar a Bolivia

Noviembre 11, 2020 - 05:50 p. m. Por:
Agencia AFP
Evo Morales regresó a Bolivia

Con este acto, el líder indígena cierra una caravana de un centenar de vehículos, que atravesaron a gran velocidad 1.200 km por carreteras construidas en su mayoría durante su mandato.

Foto: Agencia AFP

Evo Morales fue ovacionado este miércoles por miles de personas que se concentraron en Chimoré, su bastión cocalero, tres días después de que el expresidente regresara al país y atravesó con una caravana los pueblos más significativos de su vida.

"En un año nunca me sentí abandonado", gritó en este poblado de la zona del Trópico de Cochabamba, al referirse al tiempo que permaneció por fuera de Bolivia, levantando aplausos de todos los presentes.

El expresidente volvió a acusar a Estados Unidos de provocar el "golpe de Estado" en su contra, evocando un interés de Washington en el litio boliviano.

Según los organizadores, el flamante presidente Luis Arce, también del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales, iba a asistir a la celebración, pero el exmandatario explicó que "estaba en pleno proceso de organización de la gestión pública".

Lea además: Crisis política en Perú: ¿quién es el nuevo presidente?

Con este acto, el líder indígena cierra una caravana de un centenar de vehículos, que atravesaron a gran velocidad 1.200 km por carreteras construidas en su mayoría durante su mandato (2006-2019). 

Casi no descansó desde que llegó a Villazón, tras cruzar a pie la frontera con Argentina, donde estuvo exiliado 11 meses.

Este acto tiene un tinte especial para el líder aymara: fue en el Trópico de Cochabamba, exactamente un año atrás, que partió de Bolivia, tras renunciar a la presidencia en medio de protestas por su polémica cuarta reelección.

También es aquí donde donde forjó su liderazgo como líder sindical de los cocaleros.

Evo Morales regresó a Bolivia
"Evo es como nosotros"

Al igual que Chimoré, cada lugar que visitó está cargado de gran simbolismo: Uyuni y el Salar que busca transformar en la capital del litio del planeta; Orinoca, la localidad que lo vio crecer.

Miles de campesinos o mineros, casi todos indígenas, lo esperaron durante horas por los distintos pueblos que atravesó la caravana. Vestidos con trajes tradicionales, blandían la whipala, la bandera de siete colores que representa a las comunidades andinas, y bailaban al compás de la música autóctona de pequeñas orquestas de Bolivia.

Las distintas comunidades le ofrecían platos típicos, desde quinoa a carne de llama. Morales saludaba con abrazos y alzaba niños sin ninguna protección sanitaria ante la pandemia del coronavirus.

La mayoría de ellos repite lo mismo: "Evo es como nosotros".

Con 11,5 millones de habitantes, el 34,6% de los bolivianos vive en pobreza. En un contexto cada vez más crítico por la pandemia, los bolivianos quieren repetir el "milagro económico" bajo el gobierno de Morales, que con Arce como ministro de Economía comandó un crecimiento histórico y una reducción de la pobreza del 60% al 37%.

"Acá está su gente, él sí sabe escuchar a los indígenas", exclamó Elizabeth Arcaide, una mujer de 43 años, que no paró de secarse las lágrimas durante el acto de Orinoca, donde centenares de personas se aglomeraron en una cancha de fútbol, pese al sol abrasador, para recibir al "hijo del pueblo".

Bolivia es de los países latinoamericanos con mayor población indígena: 41% de sus 11,5 millones de habitantes.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS