Cuerpo de misionero asesinado por tribu en India no debería recuperarse, afirma ONG

Cuerpo de misionero asesinado por tribu en India no debería recuperarse, afirma ONG

Noviembre 27, 2018 - 10:56 a.m. Por:
Agencia EFE
Playas en el archipiélago de Andamán, en el océano Indico, India

La mayoría de andamaneses reside en asentamientos habilitados por el Gobierno de India, del que dependen para obtener comida y refugio. Todavía quedan tribus que viven aisladas y basan su subsistencia en la recolección y la caza.

Foto: Agencia EFE

Un grupo de aborígenes mató a un turista estadounidense que se  aventuró a llegar a una remota isla india en el archipiélago de Andamán, en el Océano Índico y a la que está prohibido acceder para proteger a la comunidad indígena que la habita, informó este martes una fuente oficial.

"La persona es un ciudadano estadounidense y fue visto por última vez el 16 de noviembre por los pescadores que lo acompañaron en su camino a la isla (Centinela Norte)", explicó Jatin Narwal, portavoz de la Policía de Andamán, en la Bahía de Bengala.

Los pescadores que llevaron al estadounidense a la isla informaron a un "amigo local" de la víctima, quien a su vez alertó a las autoridades, precisó la fuente.

La Policía realizó entonces una investigación que determinó que el turista murió a manos de los aborígenes, que son muy hostiles y no tienen contacto con el mundo exterior, si bien por el momento desconocen la manera en la que pereció, aunque según medios locales la víctima falleció por el impacto de flechas poco después de tocar tierra.

"La isla de Centinela Norte es un área prohibida, la entrada en esta isla está restringida bajo la regulación para la Protección de las Tribus Aborígenes, nadie tiene permitido ir allí", dijo el portavoz policial.

La ONG Survival International tiene registro de que en el 2006 aborígenes de Centinela Norte, quienes habitan la isla desde hace 55 mil años, acabaron con la vida de dos pescadores que se aproximaron a su orilla.

La población aborigen en las islas Andamán asciende a 28.077 individuos, según datos de la Comisión Nacional para las Tribus (NCST).

Las islas Andamán y Nicobar, situadas a unos 1.000 kilómetros del subcontinente indio, eran hasta la época colonial escasamente visitadas, por lo que las tribus pudieron mantener intacta su forma de vida.

En la actualidad, la mayoría de andamaneses reside en asentamientos habilitados por el Gobierno indio, del que dependen para obtener comida y refugio, aunque todavía quedan tribus que viven aisladas y basan su subsistencia en la recolección y la caza.

Desistirán de la recuperación del cuerpo

La ONG Survival International pidió este lunes a las autoridades indias que abandonen sus intentos de recuperar el cuerpo, por considerarlo "increíblemente peligroso" para la tribu y los rescatistas.

"Urgimos a las autoridades indias a que abandonen los esfuerzos para recuperar el cuerpo de John Allen Chau", asesinado hace más de una semana en la isla Centinela Norte por aborígenes sin contacto con el exterior, instó en un comunicado el director de la organización, Stephen Corry.

"Cualquier intento de este tipo es increíblemente peligroso para los oficiales indios, pero también para los centinelas, que corren el riesgo de desaparecer si se introduce alguna enfermedad exterior", afirmó el activista.

Corry alertó de que el riesgo de una epidemia "mortal" como la gripe o el sarampión es "muy real" y aumenta con cada contacto con gente de fuera de la isla, al tiempo que recordó que intentos anteriores de adentrarse en territorio centinela hicieron que los aborígenes se defendieran con "fuerza".

Chau, que había visitado Andamán anteriormente en varias ocasiones y descrito por su familia como un misionero cristiano, viajó hasta Centinela Norte acompañado de pescadores y luego se desplazó hasta la orilla en un kayak.

Vea además el video: autoridades mexicanas cercan albergue de migrantes tras fuertes disturbios

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad